La Coordinadora de Hinchas volvió a decirle no a las Sociedades Anónimas Deportivas

24/Abr/18

En un concurrido acto con la presencia de hinchas y socios de más de treinta clubes de todo el país y de todas las categorías, se reunió una vez más la Coordinadora de Hinchas del fútbol argentino. Con la presencia en el panel de Hernán Aisenberg, miembro de la agrupación “Boca es Pueblo”, Vanina Sánchez, de la agrupación “15 de agosto” de Argentinos Juniors y el periodista Alejandro Wall y la adhesión de clubes de fútbol, agrupaciones partidarias, partidos políticos y organizaciones sociales, el evento manifestó la oposición rotunda a un eventual proyecto de ley para permitir el ingreso de capitales privados en la gestión de los clubes de fútbol.

En este sentido se expresó Alejando Wall al abrir el panel, mostrando un sinnúmero de casos de gestión fraudulenta o sencillamente fallida de clubes-empresas a lo largo del mundo. Desde el caso del Parma hasta el Valencia; desde los negocios turbios y el desastre financiero de Blaquiceleste S.A. en la gestión de Racing a la desaparición de la Fiorentina; los ejemplos de fracasos empresariales en el fútbol demuestran que el ingreso de la lógica de la ganancia en la administración de los clubes no sólo vacía el alma de las instituciones, sino que las lleva a la crisis y a su desaparición.

A su turno, los representantes de las agrupaciones agregaron la necesidad de defender la participación de los socios y socias en la vida política y económica de los clubes. Aquello que hace a nuestro fútbol tan particular (la pasión de nosotros, los hinchas) es también la fuente y la garantía del crecimiento de nuestras instituciones. Se remarcó, además, el compromiso de sostener el rol social, cultural y deportivo de nuestras asociaciones civiles sin fines de lucro. Gracias a ello, en nuestros polideportivos miles de chicos y adolescentes practican deportes y actividades amateurs que llenan de vida los espacios y otorgan un lugar de contención social s los jóvenes.

La Soriano se hizo presente en el acto, sumándose a la pelea de los hinchas por la defensa de sus clubes y adhiriendo al documento final que, entre otras cosas, sostiene que “los clubes no una marca identitaria de nuestro país. Son un sello de agua que nos acompaña a cada lugar al que vamos. Nuestros colores, nuestros escudos, nuestras banderas, nuestras historias de vida se construyen en un tablón, en una cancha, en un potrero, en un galpón, en una pileta, en una colonia, en un baile, en un carnaval, en un corso”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *