Meses: mayo 2019

Leandro Santoro: "Sin rezonificación no hay restitución completa"

Antes de llegar al despacho de Leandro Santoro, legislador porteño por Unidad Ciudadana, nos perdemos en los pasillos de la legislatura. Damos unas vueltas por el bellísimo edificio hasta que finalmente damos con las oficinas del dirigente. Mientas esperamos (y mientras lo entrevistamos), lo vemos contestar varios llamados, pedirle asesoramiento a colaboradores.  Algunos medios televisivos le piden entrevistas. Se nota que su agenda es apretada. Sin embargo, se toma unos minutos para hablar de San Lorenzo. Mientras circulan unos verdes cebados por un termo azulgrana, la vuelta a Boedo ya se palpita...

 

¿Cuál es tu primer recuerdo en relación a San Lorenzo?

Mi Papa es hincha de Talleres de Remedios de Escalada. Mi viejos se separaron con lo cual no acarreo ese mandato familiar. Yo me movía por el barrio, soy de Boedo, Caballito, nací ahí. Yo me hice de San Lorenzo más por los pibes del barrio. Una cosa muy loca es que la primera vez que fui a ver a San Lorenzo a la cancha, de local, fui a la cancha de huracán. Se los contaba a los pibes de la subcomisión del hincha la vez pasada y les decía: cuando sos chico no lo terminás de comprender. ¡En la cancha del archirrival!  No se entendía, una cosa que parecía una cargada, un cuento de Fontanarrosa. Ese es el primer recuerdo que tengo. Y después obviamente muchachos que iban a la cancha y que uno conocía del barrio y la mística de irse al descenso, de perder la cancha. Me acuerdo, además colaborando cuando el garca de Miele empezó con todo el tema de la edificación en Bajo Flores me acuerdo de ir un partido con una sola popular, la pre-inaguración.

Tal vez mi vinculación con San Lorenzo tenga que ver más con lo ideológico y con lo racional que con lo paternal o con la transferencia familiar. Primero, por la identidad barrial fundamentalmente. Segundo, porque era una hinchada que le había hecho frente a la dictadura, que tenía esa mística política. Yo milité muchos años en el radicalismo y San Lorenzo estaba muy vinculado al radicalismo. Pensá en Pedro Bidegain. Pero el radicalismo popular, el Irigoyenismo; no el de ahora…

Entonces fue una cosa que se fue dando de una manera más racional, fue una decisión personal más que una suerte de mandato familiar. Esa canción “Nos fuimos al descenso nos vendieron la cancha”. Esa canción, esa mística frente a la adversidad, es la historia de mi vida.

 

¿Cómo llevaste adelante este proyecto? ¿Cómo se dio el acercamiento a la sub-comisión?

 

 Yo conozco a Adolfo Res desde el 2001, laburé con él. Me lo presentó un amigo hincha de Huracán. Me dijo: “vos tenés que laburar con este tipo”. Adolfo es un loco. Me contaba del proyecto de la vuelta a Boedo y yo decía: “Vos estás enfermo, es imposible”. Y él me decía “no, ya tenemos un catalán que nos hizo la maqueta”. Y después me decía cosas que me parecían tan hermosas...  Querían armar un supermercado en paralelo con precios más bajos para boicotear a Carrefour (risas). Me decía “vamos a vender al costo para que se jodan”. O iba y decía que había ratas en las góndolas del supermercado para boicotear a Carrefour económicamente. Un loco total. La verdad es que yo lo veía tan convencido a Adolfo, que además tiene una personalidad tan especial…  Yo nunca me imaginé que fuera posible pero cuando lo vi a Tinelli en el programa haciéndose cargo de ese tema y lo vi a Adolfo en el programa, yo dije ¡Ah la mierda!

Y después obviamente las movilizaciones fueron fundamentales.  Todo fue como un cuento de un libro. La verdad que es maravilloso y desde ahí mi compromiso con eso.

A partir de ahora el proyecto está presentado. Contale a los hinchas cómo sigue el camino

Es un tema eso. La Comisión Directiva del club decidió presentarlo en noviembre del año pasado por mesa de entrada. Yo lo levanto en marzo para que tengamos 2 años de tratamiento parlamentario porque si lo levantábamos antes contaba como un año y las sesiones, por la Constitución de la ciudad, son hasta el 10 de diciembre. Tomamos la decisión de levantarlo el 1ro de marzo y yo creo que acá hay que ser muy inteligente en el manejo de los tiempos políticos porque ésta es una ley que sale solamente con el apoyo del oficialismo, si el PRO no esta de acuerdo no sale.

Muy bien, yo lo que pude sondear informalmente es que no está en las prioridades del PRO que se trate el tema en un año electoral. La intención entonces es tratar de generar un lobby positivo sobre los diputados y las diputadas de la comisión de planeamiento para que vayan teniendo en cuenta la necesidad y los reclamos de la gente de San Lorenzo, para que éste tema se trate cuanto antes. Y además yo creo que con el tema de la posesión de los terrenos el 1ro de julio eso le va a dar un impulso importante y va a pasar a ser lo más importante de nuestra agenda el tema de la rezonificación de la cancha, de la ley. Probablemente para esa fecha nosotros vayamos a tener que hacer algún tipo de convocatoria para pedirle a las autoridades del gobierno de la ciudad ¿Por qué a las autoridades? Porque es un tema que yo creo que el bloque de diputados va a resolver de acuerdo a las directivas que le mande el Jefe de Gobierno. No creo que sea un tema más que se pueda resolver sin que ellos puedan consultar a Larreta. Entonces creo que es importante obviamente hablar con los diputados porque son los que en definitiva tienen que levantar la mano. Creo que también es muy importante que el club institucionalmente hable con las autoridades del gobierno de la ciudad para que habiliten la posibilidad del tratamiento de esta ley porque los diputados del bloque oficialista van a consultar a su jefatura política natural qué hacen con este tema. Y eso debería empezar ya porque necesitamos que se trate en la comisión, que se apruebe en la comisión, que vaya a recinto, que se apruebe en el recinto.

Esta es una ley de doble lectura, o sea que después hay una audiencia pública, después vuelve a lo comisión, después al recinto y recién después es ley. Entonces por eso para mí era tan importante garantizar que hayan dos años de tratamiento parlamentario. No sea cosa que en todo este quilombo en algún momento se trabe en algún punto y el proyecto se cae. Esta es la situación.

En la segunda reunión de este año de la comisión de planeamiento vino la gente de la subcomisión del hincha y la gente del club. Se les entregó una carpeta a todos los diputados y lo que tengo entendido es que va a haber comisiones de hinchas y dirigentes y de las fuerzas vivas del club que le van a pedir reuniones a los distintos diputados de la comisión para contarles personalmente de qué se trata el proyecto, algo que es muy habitual en la legislatura. Los distintos grupos de vecinos interesados en que un tema se trate le piden audiencia a los diputados y, a partir de eso, habrá que ver cómo responde la presidenta de la Comisión para incorporar ese tema. Pero insisto: creo que ahí va a ser más importante un llamado de Larreta que habilite que todo este efecto dominó se empiece a dar.

 

 

¿En un año electoral, ves probable que haya avances?

Si no hacemos nada, no. Si no hacemos nada, no. Por eso yo siempre le digo a la gente de San Lorenzo que nos preparemos para movilizarnos. Ojalá que me equivoque. No lo sé tampoco. Capaz que las autoridades del club hablan con Larreta y él habilita, les da la orden a sus diputados y la cosa sale mas fácil de lo que yo intuyo. Porque es una intuición, esto lo quiero aclarar, no es que tengo la información. Tengo la intuición porque es un proyecto que todos sabemos que va a generar debate y polémica y es previsible que la gestión de la ciudad trate que esta situación no se dé. Por eso los hinchas de San Lorenzo vamos a tener que anticiparnos a esta situación e iniciar los canales orgánicos de diálogo de menor a mayor en términos de la intensidad de la militancia. No hace falta movilizar 100 mil personas de arranque, alcanza con tratar de comentarle y convencer a los diputados que integran la comisión. Después habrá que insitucionalmente actuar: el club con las autoridades del gobierno de la ciudad. Después algún tipo de pedido nuevamente en la comisión para que se trate y, a medida que se van agotando las instancias, por ahí hace falta algún tipo de presencia, aprovechando lo que va a significar la gran vigila del 30 de junio. No hay que adelantarse a los pasos, porque además yo no tengo la información de que los tipos nos quieran bloquear el proyecto. Por lo cual tal vez, como les decía, es una intuición.

 

El proyecto incluye no solamente la vuelta del estadio, sino también otras instituciones educativas y culturales que van a rejuvenecer al barrio, a darle vida, incluso a mejorar la seguridad.  En ese sentido no vuelve solamente el fútbol, con San Lorenzo vuelven un montón de cosas.

 

Está claro. Yo vivo en el barrio. La verdad, la zona se viene abajo. Cuando Carrefour se inauguró era un paseo de los sábados, iban a comprar todos con autos, era un quilombo.  Hoy la zona está muy venida a menos. El concepto de hipermercado está desactualizado en todo el mundo.  Y no es que estamos derribando el museo del Prado para poner una cancha de fútbol. Es una multinacional que además no tiene interés en seguir invirtiendo en la Argentina, en actualizarse. Es un terreno enorme que está en una zona oscura, desatendida por el gobierno de la ciudad. Está sucia, es insegura. Carrefour ya se fue. Ahora es la cancha, la escuela, lugares para hacer deporte o un emprendimiento inmobiliario. Y eso ya sabemos lo que genera. Se inundan las calles porque el terreno tiene menos capacidad de absorción, los servicios públicos terminan colapsando. Te cortan más la luz de lo que te la cortaban antes porque el mismo sistema tiene que atender a muchísima más gente. Estamos seguramente hablando de torres que van a significar un gasto enorme de energía, agua, cloaca, todo lo que ya sabemos por lo cual Caballito colapsó. Entonces la alternativa es o tener un lugar que además de que se jueguen partidos sea un centro político, social y cultural de encuentro, donde se discutan los problemas del barrio como históricamente fue San Lorenzo; o tener un emprendimiento inmobiliario para que colapsen todos los servicios del barrio.

 

Volvió a discutirse el tema de las Sociedades Anónimas Deportivas (SAD) y justo estamos hablando de San Lorenzo y su rol social que no solamente incluye al fútbol. Hace unas semanas también se dio una modificación en el decreto 1212/03 que le quitaba algunas exenciones impositivas a los clubes en relación a los aportes patronales y ahora el gobierno está otra vez avanzando sobre eso. ¿Qué opinión tenés?

  

Macri tiene la idea de las SAD desde hace muchos años en su cabeza. Y una de las cosas que más tranquilidad me da a mí es que el futbol argentino en su conjunto, y San Lorenzo en particular, siempre se manifestaron en contra. Desde la famosa represión de ISL en el 2000 donde yo estuve, que se armó un quilombo bárbaro. Hasta hoy siempre San Lorenzo ratificó institucionalmente su vocación de seguir siendo un club de los socios. Así que en ese sentido no creo que Macri avance. Si fuese por Macri también vendería todo, privatizarían aerolíneas… Ellos atrás de cada cosa pública ven un negocio. Pero me parece que hay consciencia en la sociedad argentina y, en el fútbol en particular, de que los clubes son algo más que una entidad deportiva para un negocio potencial. Es una identidad, yo creo que eso es tan fuerte que hace que sea muy difícil que se apliquen las SAD.

 

En relación a esto que decías de la necesidad que van a tener los legisladores de tener una directiva más a nivel general para poder votar. En eso hay una diferencia grande en relación a la ley de restitución, fue una ley distinta esa a ésta que estamos queriendo que se apruebe.  

 

Claro, para que la restitución que votó la legislatura sea completa necesitamos que nos devuelvan el terreno con la zonificación que tenía. En segundo lugar, el gobierno de la ciudad reconoció por lo menos en dos oportunidades -porque ya se votaron en dos oportunidades (la de la plaza y la de la restitución)- que San Lorenzo tenía razón y que sus derechos se habían vistos afectados por la intervención de la dictadura. Y en tercer lugar, es cierto que es una ley mas compleja, tan cierto como que cuando pedimos que nos den la plaza y que nos den la ley de restitución histórica se sabía que lo que nosotros queríamos hacer era un estadio. Polideportivo ya tenemos, y no se trata solamente de hacer un estadio deportivo sino de devolverle al barrio lo que históricamente tuvo. Era un lugar donde se hacían los carnavales, que tocaba Serrat, que se encontraba el bowling, el patinaje artístico. La ciudad no tiene eso en el sur de la ciudad y yo creo que además que desde la perspectiva social que San Lorenzo encara las cosas no va a ser solamente algo que van a disfrutar los hinchas y socios de San Lorenzo, sino todas las personas que vivan en el sur. O sea tiene una finalidad social indiscutible

 

¿Como ves al club en general?

 

Primero el hecho de haber ganado la primera copa libertadores, en lo futbolístico, descomprimió mucho al hincha. En segundo lugar, lo del básquet también es un orgullo para todos porque San Lorenzo no es solamente el fútbol. Está muy marcado desde siempre en la identidad del club. En tercer lugar, creo que hay una cosa muy fuerte de identidad con San Lorenzo que no sé si todos los clubes lo tienen. Identidad barrial, de pertenencia. Es un club que tiene mucha identidad histórica y hay una mística que está muy presente en la actualidad. Eso me parece que es una de las cosas más lindas que tiene el club. Todos son como portadores de una herencia que le transmitieron sus mayores y todos tienen y sienten la obligación de cuidarla. Esto hace que San Lorenzo tenga una identidad particular. No es River y Boca. No quiero hablar mal, pero hay una cosa más de familia. La familia azulgrana. Y una de las cosas más lindas que tiene esto es que yo encontré un patrón denominador entre todos los que quieren la vuelta a Boedo y es que quieren llevar a sus hijas e hijos a la misma popular donde los llevaban sus viejos. Entonces esa cosa de pertenencia tan fuerte transforma el proyecto en algo distinto y transforma la identidad del club algo distinto. Y la verdad que tengo que decir que Matías y Marcelo son muy conscientes que eso es así. Yo la verdad cuando apareció Tinelli no tenía una muy buena impresión del tipo y me imagine que iba a ser algo muy parecido a lo que hizo Macri en boca. Y no fue así, creo que se respetó mucho la identidad del club, los valores del club… después en lo futbolístico no opino, o sea todos vimos lo que hizo Almiron. Estamos preocupados… pero no voy a opinar porque no me quiero meter en la interna partidaria del club. Y también hay que decir hasta las fuerzas de la oposición son muy razonables. En San Lorenzo no tenemos los quilombos que tenemos en otras instituciones. Vos te das cuenta que no pueden hablar unos con otros. Acá hay quilombos como en todos lados pero con una cuota de racionalidad que en otros clubes no se ven.

 

Ping Pong

 

Matias Lammens: Yo lo quiero a Matías, me parece que es una gran persona y dirigente.

 

Marcelo Tinelli: A pesar de los prejuicios que tenía tengo que decir que me parece un tipo muy humano.

 

Pipi: Un genio, todos lo queremos.

 

Papa Francisco: Me encanta, lo fui a ver y tengo una foto con él. Le hable de San Lorenzo. Me parece genial como personaje, es genial que sea hincha de San Lorenzo. La anécdota esa de Basile que le cuenta a Miele que cuando entra el cura que le rompía los huevos y era yeta, me parece genial. Lo amo al Papa

 

Rodriguez Larreta: Necesitamos que nos ayude.


Opaco

Otro momento mágico de argentinidad hizo que el partido se demorara una hora por problemas relacionados al vestuario. Argentinos Juniors trajo la negra, dijo que iba a traer la blanca. San Lorenzo ya no usa el clásico y tradicional pantalón y medias blancas (producto de vicisitudes de marketing y la necesidad de inventar modelos destinados a un casi desaparecido consumo interno) y entre negociaciones y la mar en coche se picó el partido.

El primer tiempo fue una auténtica guerra. Hubo amonestados por todos lados. Por lo demás, lo de siempre. San Lorenzo teniendo el balón de acá para allá proponiendo un partido de 21 hombres metidos en campo rival que siempre termina con Coloccini o Senesi de lanzadores y la incapacidad generalizada de preocupar a los rivales. Ninguna llegada de nuestro lado y dos muy claras para la visita. Un mano a mano que el blondo delantero desperdicio lanzando el balón al palo y una atajada mágica de Monetti en la última bola del inicial. Poco para destacar en un partido parejísimo y muy disputado en cada pelota. Violentado por el circo de las cábalas y la idiotez.

Clima feo y pronóstico reservado. Lluvia, dia gris y nerviosismo.

Almirón sacó a Botta y puso a Alexander Díaz quien aportó más que 9 de los 10 refuerzos que trajeron. Por lo menos no juega asustado. Encara como una fiera y se bancó a los dos grandotes esos que juegan en la zaga central del bicho. Argentinos tuvo otra carambola loca desde un despeje que dejó mano a mano al hijo del funcionario del Pro y ex jugador de Boca Mac Allister, quien tuvo tanto tiempo para pensar que la tiró afuera. Dos veces nos tuvieron para knoquearnos y nos perdonaron.

Las tensiones mal encausadas, la frustración del afuera, la incertidumbre electoral y el riesgo país. La pava empezó a hervir en la norte y por todos lados se oían reclamos para el DT, para los jugadores, para los dirigentes. Nunca vi una persona mejorar porque la putean: la falta de respuesta del equipo, las poquísimas victorias del ciclo y el apagado poder de fuego incineraban la mente de desesperadas personas. La histeria del deporte en su máxima expresión. Todo ese tuco se disipó cuando tras un córner el chico Herrera capturó un rebote, envolvió el diario del lunes que hablaba de tragedia, fracaso y depresión y envolvió la pelota con un extraño y magnífico efecto que se metió de emboquillada por sobre la cabeza del arquero. San Lorenzo ganaba 1 a 0, forzaba los penales y el visitante parecía golpeado.

Fiel a su espíritu exitista el hincha de fútbol cambió su perspectiva y comenzó a celebrar, olvidando toda la indignación del mundo exterior. La calesita de las emociones nacionales siempre tiene una vueltita más.

Tiro libre para el bicho: desde la casa más o menos. Todos esos hombres horribles que tanto habían castigado a nuestros jugadores fueron a buscarlo. Increíblemente cabeceó solo el más feo y pelado de ellos, de apellido Quintana. Se tiró el rubio, palo, rebote para el sin cuello Hauche, zapatazo y gol. Yo me muero como viví.

El fanático volvió a insultar a todo el mundo. A los dirigentes, a Moyanito, al DT, a los colombianos, a Dios y la Virgen. Alguno se acordó de Gaich y de por qué no está ni en el banco. Otros reprochaban haber dejado a Insaurralde y a Pereyra sin mundial juvenil. Los silbidos se escucharon fuerte y terminaron por no poder opacar nada, puesto que no había nada por opacar. San Lorenzo es opaco.

La serie fue muy cerrada, contra el último de la tabla y se perdió. Empate en uno y a viajar a Brasil. Si le ganamos acá, les podemos ganar allá. Tampoco son el Santos de Pelé.