Una linda épica

9/Mar/20

El San Lorenzo de Tocalli de pronto es una máquina de hacer goles. Hizo 7 en dos partidos, logró dos veces levantar el resultado y otra vez pudo sostenerlo hasta el final cuando el rival te bombardea y te apremia. 

Antes del partido hubo espacio para visibilizar la lucha de las mujeres trabajadoras con un hermoso y simbólico abrazo entre deportistas mujeres de ambas instituciones con los dos planteles profesionales. El cielo parecía emocionarse y todo indicaba que viviríamos una memorable tarde noche. 

Los fanáticos del fútbol aspiracional habrán disfrutado de Lanús ayer. Un equipo serio, con tiempo de trabajo y un nivel de exitismo razonable. Ayer tiraron paredes, venían los laterales desde atrás, te encaraba el 5, Sand devolvía de taco. Era una fiesta. Lástima que nos hicieron un gol de córner y un gol de penal, pero ese detalle lo dejaremos para después.

San Lorenzo repitió esquema. Volvió la tortuga ninja Donatti y Bareiro. Torito por Menossi. 

Durante la primera mitad de aquel primer acto San Lorenzo planteó un partido inteligente y acorde a sus posibilidades. Consiguió sacar un contraataque rápido a los 14 minutos cuando Lanús lo tenía agobiado de buenos méritos y tiros pifiados. Bochazo largo de Herrera para Ángel. El mellizo titular envió un lindo centro para que el bueno de Adam controle y descargue hacia atrás, la pausa justa de Piatti, con gambeta fallida y el bombazo de Torito. Primer acierto de nuestro experimentado doble interino. Gol de Rodríguez. La cancha explotó en un abrazo. Volvía a llover en el Bidegain: no estábamos seguros si cuando llovía ganábamos pero me gustó pensar en eso. Que ahora viene Soso y a mi no me gusta para nada esa idea: el magnánimo enviará sus diluvios que atiborren a nuestros rivales. 

Cuando la fortuna parecía estar de nuestro lado y de la forma más opa posible nos empataron el partido, sobre el final del primer tiempo. Con un córner donde un grandote de 2 metros que no quiero nombrar cabeceó a 20 cms de la línea de gol frente a la estática presencia de Torrico. San Lorenzo se vió superado por momentos, pero con la simpleza de Piatti como bandera logró tener varias chances de gol. Espero que Nacho les enseñe a los mellizos a jugar más simple. Mejorarían mucho, cuando se ven el uno al otro y lo hacen, da gusto verlos jugar. 

Cada equipo con sus armas, Lanús con toneladas de progresismo y San Lorenzo con su sincera frontalidad. 

Seamos justos: con Racing, con Newells y con Talleres no habremos sido el Barcelona que nos merecemos, pero perdimos por goles de bartola. Al descanso empatados. A los pocos minutos del complemento penal para Lanús tras otro centro sin mucha salida del cóndor. Sand y gol. Serán equipazos que juegan el fútbol que le gusta a la gente, pero terminan ganando con goles de córner y de penal. Iban 5 minutos. 

Bareiro jugó un gran partido. Cabeceó todos los saques de arco de Torrico y tuvo su desahogo cuando embocó un cabezazo enviado desde la esquina por el titular de los Romero. Mientras festejábamos entró Oscarcito y Ramírez por Piatti y Palacios.  Fueron muy buenos 8 minutos de San Lorenzo hasta que una estúpida distracción en la salida permitió otro gol de Sand. 18 minutos y Lanús ganaba 3 a 2. 

San Lorenzo puso lo que tenía que poner. Tocalli acertó en los cambios. Entró Menossi por Poblete. Hay que ser inteligente en la vida: si vos pones todo lo mejor que tenés de entrada nunca tendrás la posibilidad de mover el barco si hay tormenta. Con la categoría de los mellizos, el empuje de los laterales, la simpleza de Menossi y la dinámica del incomprendido Ramírez, San Lorenzo encontró el empate en los pies del renacido Bareiro y luego la victoria en la derecha llena de fuego sagrado ya habituada a hacer goles para ganar de Herrera. Fue un 4 a 3 épico y delirante. Algunos se habrán ido a la casa preocupados porque nos hicieron precio o llenos de magia granate. Otros nos fuimos contentos con la muestra de carácter y con este tarro que comienza a aflorar. San Lorenzo ganó un partidazo divertido y espectacular. En el fútbol, como en la vida, mejor que parecer es ser.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *