La previa vs AAAJ

21/Nov/20

Este domingo 22 de noviembre a las 21:30hs San Lorenzo recibe en el Pedro Bidegain a Argentinos Juniors por la 4ta fecha en la zona 5 de la Copa de la Liga Profesional de Fútbol. El Ciclón viene puntero del grupo y buscará acercarse de manera definitiva a la clasificación a la Zona Campeonato. Una victoria marcaría llegar a los 10 puntos y por lo tanto a meter un pie y medio en la siguiente fase. Argentinos viene de su primera victoria frente a Estudiantes en La Plata, fue 1 a 0 con gol de Batallini. Las autoridades del encuentro serán Andrés Merlos como árbitro principal, Juan Pablo Belatti y Gabriel Chade como asistentes; y Roberto Echeverría hará las veces de cuarto árbitro.

El historial marca 124 partidos disputados con 62 victorias, 33 empates y 29 derrotas. Tenemos algunos partidos icónicos como aquel donde perdimos 1-0 en 1981 y marcó la página más triste de nuestra historia que posteriormente se convertiría en la demostración de amor y fidelidad más grande de una hinchada en la historia del futbol (no sólo de acá, sino del mundo). El último encuentro es del año pasado por 3-0 categórico con un partidazo de Gaich (golazo de cabeza incluido) y Ángel Romero. En cuanto al árbitro nos dirigió en 13 oportunidades con 9 victorias, 3 empates y 1 derrota.

Es un partido para convertir el buen arranque en una buena racha, tomar confianza, quedar al borde de la clasificación y seguir sumando. El equipo de Mariano Soso iría con: Monetti; Peruzzi, Gattoni, Donatti, Pittón; Menossi, Rodríguez, Ramírez; Oscar; Peralta Bauer y Ángel. La única duda surge de una indisposición gástrica que tiene el Torito y su titularidad dependerá de su evolución, aunque la misma no sería un inconveniente para que juegue.

Podemos analizar un poco que pasó el sábado pasado en la goleada a Aldosivi (cuanta falta nos hacía ganar de esta manera). El Ciclón nunca negoció el esfuerzo a la hora de recuperar la pelota, eso parece irse afinando y ganando confianza para ejecutar la presión en zonas cada vez más altas, aunque el equipo es bastante pragmático y no tiene problema en retroceder, armar dos líneas de 4 y cortar los carriles de pase. Siempre escribo que los números no son importantes a la hora del funcionamiento del equipo, lo sostengo pero no deja de ser una referencia para entender, aunque si el fútbol fuera solo parar jugadores en la cancha y cuántos por línea más que fútbol sería batalla naval. Por momentos el equipo se para con dos líneas de 4 a la hora del retroceso y deja su dibujo inicial que es un 4-3-1-2 para pasar a un 4-4-2 o 4-2-3-1, es decir, el esquema es flexible; de hecho, por momentos para una línea de 4 y otra de 3 más adelante y libera a los de arriba para molestar en la salida y orientar al rival a la zona donde el Ciclón se siente más cómodo para recuperar. Por momentos ejerce una presión alta cuando ve que a su rival le cuesta salir o está desorientado. En este sentido, el Ciclón presionó alto cuando notó que Aldosivi estaba desorientado, así vinieron dos goles. El primero que quiero resaltar es el de Peralta Bauer con una muy buena presión de Alexander “el 33” Díaz que fue la figura de la cancha, eso generó un error que se supo aprovechar para estirar la ventaja que ya era de dos goles. También quiero destacar el segundo gol porque pese a no nacer de una presión asfixiante cuando llega el pase atrás San Lorenzo tenía 7 jugadores en las inmediaciones del área de Aldosivi lo que marca una gran voracidad ofensiva y un posicionamiento hecho para no dejar salir al rival, tanto es así que todos los rebotes que hubo en la jugada fueron a parar a uno de camiseta blanca con detalles azulgrana hasta que Piatti la clavó abajo.

San Lorenzo fue ancho con un buen partido de los laterales donde se destacó más la participación de Peruzzi (siempre te banqué, bueno, ya hago chistes internos que nadie entiende como Vignolo y Benedetto). A partir del toque y de tratar de llegar al fondo vimos una constante que salió bien varias veces, ir hasta el fondo para buscar el desborde y meter el centro atrás para el que llega de frente. Esa jugada es letal, no vengo a descubrir nada pero hace rato no la intentábamos con convicción y frecuencia.

Más que interesante fueron los roles que tuvieron Menossi, Piatti y Ramírez. El primero tuvo un buen partido con buena distribución y presencia en el medio, no siempre desde la pelota, sino también desde la ayuda al Torito Rodríguez para darle al equipo equilibrio. También supo aparecer por sorpresa en ataque, en la posición del enganche dando pie a que el resto de sus compañeros interprete el movimiento como un desorden ofensivo (generalmente trabajado) y sacar a los rivales de sus marcas fijas generando movimientos, pasillos, callejones y espacios para aprovechar en precisión y velocidad. Menossi suele ser mucho más cuando no carga con la mochila de ser protagonista de la tenencia sino cuando aparece por zonas donde no se lo espera, tanto es así que el centro del gol de Díaz lo tira él; que llega tocando y pasando hasta el fondo para meter la estocada atrás. Nacho Piatti nos recordó a unos años felices no tan lejanos pero en otro rol, fue el conductor de ese primer tiempo y sigue siendo ese jugador vertical con hambre de gol que siempre pisa el área, ya no está para hacer la banda como en aquellas noches gloriosas de Copa Libertadores 2014 pero sigue siendo una alternativa interesante con muchísima jerarquía. Por otro lado, Ramírez tiene la capacidad de jugar tanto por dentro como por fuera, puede ser parte de la estructura defensiva cubriendo la banda y también puede aparecer por el centro del ataque rompiendo líneas con la gambeta. De hecho faltando diez u once minutos para el final del primer tiempo y a unos 5 metros del círculo central se sacó de encima un hombre con la gambeta y tardó en dar el pase buscando una segunda gambeta que no consiguió. Es un jugador que me encanta (lo pido más o menos desde que jugaba en Argentinos Juniors) y si elige mejor cuando gambetear y cuando tocar y pasar va a ser fundamental para generar superioridad numérica en ataque. Me queda un jugador a destacar y ese es el Torito, que viene siendo fundamental a la hora de la faceta defensiva del equipo.

Hoy los analistas en pos de vender una idea de “fútbol moderno” nos dicen que la recuperación de la pelota no depende de trabajos individuales sino de un movimiento colectivo. Esto es cierto pero en el afán de embanderarse en la lógica del “progreso futbolero” se olvidan que el orden defensivo depende en buena medida de las características de los jugadores y que no es lo mismo que el 5 sea Mercier a que sea Paulo Silas, las características de ambos los hacen ideales para los puestos en los que se desempeñan. Existe en buena medida una “especialización” de algunos jugadores en aspectos distintos del juego, negarlo sería una terquedad y el Torito es un jugador que equilibra el juego, le da un plus en la recuperación y en la presión que no sería posible sin el laburo de sus compañeros y viceversa.

El partido no va a ser fácil, si bien Argentinos no viene jugando bien es un rival siempre complicado y San Lorenzo es un equipo en levantada que sigue estando en formación. Va a ser importante aprovechar los espacios, intentar que la racha de Peralta Bauer continúe y ver cómo llegan los hermanos Korioto de sus partidos por eliminatorias (más polémicos en la prensa y en el sentir de la maquinaria mediática que en el sentir del hincha de San Lorenzo). El partido en cancha del bicho fue muy trabado, San Lorenzo casi no encontró espacios para jugar y cuando los tuvo se notó que era el primer partido después de 8 meses; van a ser importantes los espacios que se puedan encontrar dado que el campo de juego del NG es mucho más grande que el del metegol de La Paternal, y a partir de esos espacios intentar jugar y saber que la victoria nos acerca muchísimo al primer objetivo pero un empate también nos deja bien parados, quienes deben hacer el gasto y salir a buscar el partido son ellos porque comparten el segundo puesto con Aldosivi, eso debería dejar huecos que se debe saber aprovechar para lastimar.

Que en la noche del domingo ruede la pelota en el verde césped del Bidegain y por supuesto ¡Qué gane San Lorenzo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *