Socías en Para qué si ya ganamos: “En marzo, apenas comience el año parlamentario, estaremos votando la ley de Rezonificación”

26/Nov/20

En la edición del programa de radio de La Soriano del jueves 19 de noviembre dialogamos con Manuel Socías, legislador porteño por el Frente de Todos que impulsó el proyecto de ley de rezonificación, que fue aprobado en su primera lectura.

Sobre el proyecto y su tratamiento legislativo, Socías explicó que “todos los proyectos que suponen un cambio en la norma urbana, que permiten construir algo que antes no estaba permitido por la Constitución de la Ciudad necesitan dos votaciones. Lo que hicimos es hacer la primera votación”. Ahora habrá que avanzar hacia una audiencia publica y después se realiza una segunda lectura que es la sanción definitiva de la ley, remarcó.

Según anticipó, la audiencia publica podría ser en el verano y la segunda aprobación al poco tiempo. “Los tiempos hay que contarlos diferentes porque en el verano no hay actividad parlamentaria, en realidad lo que deberíamos contar es que el 15 de diciembre se terminan las sesiones ordinarias y se retoman el 1 de marzo. Desde el punto de vista parlamentario casi no hay meses en el medio”. Socías enfatizó que “aprovecharemos para hacer la audiencia pública en verano y en marzo estaremos votando apenas empiece el año parlamentario”.

Consultado acerca de qué es una audiencia pública obligatoria pero no vinculante, Manuel explicó que el objetivo es escuchar a todas y todos los que participan de la decisión pero que “no es vinculante porque lo que allí se diga no tiene efectos sobre el texto de la ley”.

De cara a la audiencia pública y luego a la segunda votación, Socías realzó que se votará con la misma composición de la Legislatura. “Tuvimos esta mayoría abrumadora que se va a repetir en la segunda lectura. No va a haber problemas”, sostuvo.

Sobre su sentido discurso en la Legislatura, Socías contó que es “muy amigo hace muchos años” de Matías Lammens por lo que conoce la causa. “Los últimos meses me metí más profundamente e hice bien propia la causa porque conocí lo que significa desde el punto de vista sentimental el tema de la vuelta a Boedo para todos los hinchas de CASLA. Me involucré afectivamente”.

En Para qué si ya ganamos consideramos que Socías ya es parte de la historia de San Lorenzo. Sobre esto, manifestó que “es un poco exagerado pero los hinchas de Casla son así… exagerados. Tienen la sensibilidad a flor de piel, sobre todo con lo vinculado a la vuelta a Boedo”. Luego, agregó: “Para hacer justos, yo lo que estoy haciendo es una contribución menor. Todos los legisladores conocen el tema, todos tienen gente que insiste para que traten la ley, todos tienen gente que le reclaman que voten a favor. Es una causa tan colectiva que yo soy un granito de arena en el último tramo y dando una mano para que parlamentariamente pudiera avanzar”.

Contó Socías que mantuvo varias reuniones con un grupo de socias y socios que conformaron la Mesa de la Vuelta a Boedo y “la verdad que es como estar en una gran familia, todos empujando el carro para el mismo lado. Transmite mucho amor y es muy conmovedor”.

El legislador sostuvo durante la entrevista que la Ley de Rezonificación viene a “corregir una injusticia que se hizo con San Lorenzo” y señaló que CASLA es “probablemente el club del barrio más grande de la Argentina y sin dudas de la Ciudad de Buenos Aires. San Lorenzo tiene un compromiso con su entorno. Por eso, la vuelta es una buena noticia para Boedo, el ADN de San Lorenzo es comprometerse con la comunidad, como pasó en el Bajo Flores y pasará en Boedo como era antes de la dictadura”.

Valoró además que el trabajo de San Lorenzo como club de barrio, social y deportivo “es algo que hay que estimular. La Ciudad tiene que tener una política más agresiva para acompañar a los clubes que tienen esta vocación, para ayudarlos, para asistirlos económicamente”.

-Como hincha de River, ¿recibiste alguna recriminación por colaborar en una causa sanlorencista?
-Recibí muchas chicanas de colegas pero con buena onda porque la gente también tiene la camiseta. Cuando uno se compromete con la causa no se pone la camiseta, yo respeto las chicanas de hinchas de River que me dicen que me cambié de club. Nadie me recriminó en serio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *