Debut y aplausos

14/Feb/21

8 minutos le duró a San Lorenzo toda la novela del verano nefasto del 2020/21. Ni llegamos a los 10 minutos de juego y el goleador Pittón y el discutido Di Santo vacunaron de forma temprana a Arsenal, y a varios nos bastó, para olvidarnos del escándalo de Piatti, la ida de Soso, los 15 mil de los Romero y otras fábulas de las que (como se dice en el viejo diccionario machirulo del fútbol) nos dejó el “cabaret” del vestuario azulgrana. El San Lorenzo de Dabove tuvo una ráfaga de 30 minutos de buen juego, donde volvimos a tener mitad de cancha y los refuerzos jugaron como si conocieran a sus compañeros desde hace mucho tiempo. Los hermanos Romero mientras tanto miraban el partido desde el banco, por una decisión que, al parecer, fue más para disciplinar que por cuestiones futbolísticas. Luego Arsenal descontó y el partido terminó sufrido, algo a lo que los cuervos estamos acostumbrados. Así en su debut en esta Copa de la Liga San Lorenzo venció a Arsenal por 2 a 1, en un buen debut que nos devolvió la sonrisa ante tanta oscuridad, y que le permitió al técnico Dabove sumar algunos puntos dentro de tanto escepticismo que rodea el entorno azulgrana.
Hay cosas de la nueva normalidad que cada vez se hacen menos tolerables. Una de ellas es ver los estadios vacíos. Que diferente hubiera sido la noche, si el Nuevo Gasómetro estaba lleno de gente en su debut en esta Liga. ¿Qué hubiera pasado cuando se nombraran a los Romero en el banco de suplentes en las tribunas locales? ¿Algún canto o griterío se hubiera escuchado en referencia a los escándalos del fin de año? O una vez más se confirmaría que twitter es solo una burbuja fuera de la realidad mundana. Por suerte para muchos, nunca lo sabremos. Pero si hay algo que da el fútbol es revancha y esa revancha hace olvidar bastante el pasado. Pero por ahora, San Lorenzo puede volver a sonreír. Y esa sonrisa es picarona, porque tiene de fondo una fuerte decisión del técnico local. Ya que en los once iniciales, hubo sorpresas. San Lorenzo salió a la cancha con sus tres nuevas incorporaciones en el equipo titular, Braghieri, Elías y Melano fueron desde el inicio, y para sorpresa de muchos, ningún Romero estuvo en el campo de juego. Por otro lado, el técnico bancó a otro discutido, dejó a Di Santo y su elección tuvo premio.
Los primeros 8 minutos del conjunto local fueron de alto vuelo. En la primera jugada de peligro, el Torito Rodríguez recuperó una pelota vital en el círculo central, se la toco rápido a Uvita Fernández que habilitó al debutante Elías y ejecutó un centro rasante que fue enviado rápidamente al córner por la defensa de Arsenal. La segunda jugada de ese córner abrió el marcador. La defensa de Arsenal despejó el envío en altura, pero Elías anticipó el despeje dejándole la pelota de espaldas al arco a Gattoni, quién con un gran gesto técnico habilitó a Uvita adentro del área. Éste con la potencia que lo caracteriza, ejecutó un centro rasante para que el goleador Pittón ponga debajo de arco el uno a cero. En cuatro minutos San Lorenzo ganaba por empuje el partido. Pero eso no fue todo. Un Ramírez enchufado empezó a hacerse cargo de la pelota, y con empuje llevó a San Lorenzo hasta la puerta del área rival. A los ocho minutos, una serie de rebotes que controló San Lorenzo con mucha gente en ataque, terminó en una apertura para Peruzzi que había quedado sobre el costado derecho y que le permitió meter un centro perfecto para que Di Santo cabecee con elegancia europea y se saque la mufa que lo acompaña desde que llegó al Ciclón. San Lorenzo 2-Arsenal 0.
Con dos llegadas con mucha gente y aprovechando los rebotes el ciclón se puso en ventaja rápido y le permitió pensar de otra manera el partido. Di Santo confiado empezó a ser un faro para los pelotazos largos. Tanto era así, que consiguió una falta cerca del área que Ramírez aprovechó para ejecutarlo y buscar el ángulo derecho de Navarro, que voló justo y envió la pelota al córner. A los pocos minutos de nuevo Di Santo retrocedió bien y cabeceó en mitad de la cancha para abrirle la pelota a Uvita Fernández, que luego de acomodarse en el área metió un remate que se fue cerca del palo de Navarro.
San Lorenzo en esta primera etapa fue el claro dominador del encuentro, no dejando salir fácil a Arsenal, presionando alto y conteniendo en el medio no sólo con los tres mediocampistas, sino también con un gran despliegue de los puntas. Entre sus puntos más altos en esta etapa de juego, hay que nombrar a un Ramírez enchufado con la pelota (aunque en algunas oportunidades le costó largarla antes de perderla) y a un Jalil Elías corriendo mucho y con precisión en los pases. San Lorenzo además, no se complicaba con la pelota en el fondo. Salió varias veces a buscar el pelotazo largo y a encontrar jugadas simples que lo posicionen rápido en el campo rival. A los 22 minutos, Di Santo tuvo otra oportunidad de gol, cuando luego de un mal despeje de Navarro, aprovechó rápido la jugada y pegándole desde el piso saco un remate que se fue cerca del travesaño. El experimentado nueve también tuvo un buen primer tiempo, que no desentonó con los otros dos compañeros de adelante, con un Melano que corrió mucho pero estuvo un poco impreciso y un Uvita Fernández que cumplió y metió como siempre.
Ya a los 27 minutos Arsenal se despertó y San Lorenzo empezó a perder la pelota. En una de esas, tuvo un tiro libre peligroso que Monetti sacó al córner. Y con los córners empezó a ser un poco más protagonista. Varias veces hicieron una jugada parecida, la jugaron corta, y la tiraron al área al segundo palo. El primer intento de estos se fue cerca. Pero el segundo no. De nuevo jugaron el córner por izquierda para atrás, para que Emiliano Papa se la vuelva a dar a Castro y para que este meta un centro en el segundo palo y Navas ponga el 2 a 1 a los 30 minutos del primer tiempo.
Luego de esto San Lorenzo volvió a tener un poco más la pelota, pero no arriesgó mucho y empezó a estar impreciso. Ramírez perdió la pelota dos veces en mitad de cancha y regaló dos contras que por suerte no terminaron en nada. Los tres de arriba ya no bajaban tanto y se quedaron plantados en una línea de tres que se despegó de Ramírez y Elías, quedando un equipo muy separado. Aun así, hubo algunos corners y tiro libres que no se ejecutaron bien pero que dieron tiempo para que termine el primer tiempo y Arsenal desaproveche las pocas jugadas que tuvo a su favor.
El segundo tiempo, fue más parejo y de ida y vuelta. Al principio San Lorenzo tuvo mejor la pelota, recuperaba bastante en mitad de cancha y hacía circular la pelota entre los suyos. Una de las mas claras, fue una buena corrida de Melano toda por el costado derecho que termino en un centro atrás que no pudo aprovechar Uvita en la primera jugada, pero que en la segunda, si le permitió acomodarse y meter un buen remate que tapó Navarro.
Pero el ida y vuelta no paraba. Y hay que agradecer que Gattoni por algo le cayó bien al arbitro Espinoza, que no le cobró varias faltas. A los 8 minutos, Arsenal casi empata el partido, cuando luego de un centro pasado, colocaron una pelota filtrada para Navas, quien alcanzó a tocar la pelota por encima de la salida rápida de Monetti, pero la misma cruzó toda el área chica y fue despejada por el Torito Rodríguez.
San Lorenzo se paró con Melano (que recuperó varias pelotas) y Uvita un poco más atrás de Di Santo, casi con un 4-1-2-2-1. Y con el equipo así plantado a Arsenal le empezó a costar salir, pero cuando San Lorenzo se desarmaba, Arsenal encontraba huecos para filtrarse por los costados. Ramírez se hacía por momentos dueño de la pelota y en menos de dos minutos hizo amonestar a Navas y a Emiliano Méndez por dos faltas en la mitad de la cancha. Di Santo se perdió el tercer gol, luego de que en un mal despeje de Arsenal tras un tiro libre del Ciclón, la pelota le quedó servida entrando al área por la derecha. Y aunque cargó con fuerza para meter un remate cruzado, el tiro le salió al medio del arco, donde estaba Navarro que cerró justo las piernas y la envío al corner.
La calidad de Ramírez aparecía en mitad de cancha, para jugar y el empuje de Uvita para conseguir entre otras cosas un córner pícaro, que si hubiera habido hinchada local sin lugar a duda hubiera bajado una ovación. La última jugada de Ramírez fue un remate potente en la media luna del área que sacó Navarro al córner, luego de eso una molestia en el muslo derecho lo dejó un rato en el piso. Y en la jugada siguiente Dabove lo sacó para que entre Menossi. En la misma acción entró Ángel Romero por Melano, de buen partido. Finalmente, uno de los titulares “indiscutidos” volvía al campo de juego. No sabemos qué hubiera pasado si el público local estaba en el estadio. Pero la poca parcialidad solo aplaudió la salida de Ramírez mientras Ángel entró en silencio al campo del Bidegain.
A los pocos minutos Di Santo, con poco talento técnico, intentó desbordar por derecha y no sólo fracasó, sino que además se lesionó. Permitiendo que entre Alexander Díaz y al mismo tiempo el técnico aprovechó para ingresar el otro paraguayo, cambiando a Óscar Romero por Uvita Fernández. Dabove aprovechó que todavía se pueden hacer 5 cambios para tener un ataque fresco. Aunque los cambios tal vez desordenaron un poco al equipo ya que Arsenal tuvo por un rato largo la pelota.
El técnico de Arsenal Rondina (de gran show durante toda la noche) fue por más y aprovechó también los 5 cambios para darle aire a su equipo que tuvo algunas jugadas claras, pero que no parecía encontrarle la vuelta a la defensa de San Lorenzo.
A los 38 minutos el “Yacaré” Herrera volvió a pisar un campo de juego luego de la lesión que lo dejó afuera durante todo el 2020. El juvenil ingresó por Gino Peruzzi, quien sufrió una molestia y tuvo que salir del campo de juego. Sobre el final del partido San Lorenzo no logró encontrar la pelota. Ni Ángel ni Óscar entraron bien, se los vió desordenados y no quedaba en claro quien estaba de punta y quien estaba más atrasado para tener la pelota. Alexander fue el único que entró un poco mejor, pero sin claridad. Aun así, en el minuto 46 entre los tres lograron recuperar una pelota y con varias imprecisiones llegaron al área rival, pero Ángel nunca logro acomodarse y malgastó la jugada sin ni siquiera pegarle al arco.
El final fue de mucho nerviosismo. Arsenal empujaba con poco, pero el Ciclón no respondía. En el minuto 47 el árbitro nos perdonó la vida y no cobró una jugada polémica en el borde del área. La misma siguió y Herrera comandó una contra en donde habilitó a Alexander Diaz, que en vez de definir por arriba, remató fuerte al medio para que Navarro saque la pelota al córner y salga corriendo desesperado a reclamarle al árbitro la falta no cobrada y ganarse una amarilla infantil.
El partido terminó con un gran grito de desahogo por parte de los jugadores y de los pocos espectadores locales. San Lorenzo ganó por que tuvo unos primeros 30’ minutos excelentes. Luego de eso, le costó mucho, pero aun así hizo un muy buen partido si tenemos en cuenta que es el debut y que el técnico busca cambiar el chip de un plantel que viene con varios inconvenientes. A favor del técnico, pudo mostrar que no hay jugadores imprescindibles y que los refuerzos que trajo pueden cumplir. Ahora falta seguir dándole funcionamiento al equipo, sumar a los Romero al esquema y seguir sumando puntos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *