Último bondi

27/May/21

Se fue nomás un semestre olvidable, el conjunto azulgrana viajó a Chile en medio de un brote de Covid y terminó jugando un buen partido. Se trajo de su visita trasandina la victoria con goleada por 3 -0 incluída y buena participación de varios juveniles que no venían teniendo lugar como Fernández, Sabella, Sequeira y la aparición de Hausch (que jugó bien el ratito que le tocó pese a errar un gol insólito). Los tantos los anotaron Uvita Fernández en dos ocasiones durante el tiempo inicial y cerró la cuenta Luis Sequeira en la etapa final. Así, San Lorenzo culmina su participación en las competencias en un semestre que lo tuvo eliminado de cuanta copa disputó.
El conjunto de Romagnoli volvía a apostar por el 5-3-2, esquema que plantó la semana pasada en Paraguay aunque esta vez sin los hermanos Romero (que se encuentran ya entrenando con su selección). El Pipi apostó al ingreso de Coloccini en el fondo, la continuidad de Flores y Gattoni en el centro de la defensa, por afuera mantuvo a Salazar y la continuidad de Nicolás Férnandez. En el eje central Gordillo para aportar marca, el ingreso de Sabella para distribuir y la aparición de Luis Sequeira por la izquierda pero con mayores libertades. En la delantera Uvita Fernández y Julián Palacios quien se movió por todo el frente de ataque haciendo las veces de enganche pero partiendo como delantero. Por su lado Huachipato necesitaba ganar para esperar un resultado de Central que le diera la chance de pasar. San Lorenzo con la ñata contra el vidrio mirando de afuera la definición del pasaje a octavos.
El Ciclón parecía cómodo en el partido, sin ejercer un dominio asfixiante manejaba mejor la pelota, presionaba bien a partir de que la segunda línea donde la manejaba el medio rival, apostando a recuperar y tratar de abrir la cancha. El local cargaba con la obligación y eso le jugaba en contra. Parece algo muy de esta época de estadios vacíos en que los locales sienten la obligación de ganar y los visitantes aprovechan para jugar sin la presión de las hinchadas rivales y con la psiquis de los locales. Habría que estudiarlo porque viene pasando en las copas, en los torneos, en el ámbito local, sudamericano y también europeo; los visitantes ganan mucho. San Lorenzo lo padeció en el torneo local en partidos como Central Córdoba, Aldosivi, Huachipato y 12 de Octubre, aunque cuando los puntos importaban no consiguió ser un visitante del todo incómodo porque no dio la talla en partidos claves pero sí ganó bastante en esa condición. Parece que mientras que ser visitante le da un plus a un equipo por la falta de presión, al Ciclón eso no le pasaba cuando todavía se podía subir a algún bondi que lo llevara a la clasificación. Sin ninguna presión redondeó dos buenos partidos ante rivales que sí jugaban por algo. Los dos partidos fueron distintos porque en Paraguay se manejó más la pelota mientras que en Chile se recurrió más a la contra y la efectividad.
Cuando iban 9 minutos iba a llegar el primero. Desde un córner Sabella ejecutó un lindo centro a la puerta del área chica cerca de la altura del primer palo cuando Gattoni la desvió y apareció Uvita (en offside, hay que decirlo) para empujarla a la red. Siga, siga y 1-0. Cuando iban 31, Flores apareció en posición de lanzador, cruzó el medio y puso a correr a Palacios que controló, se frenó, vió la entrada de Uvita, le tiró una bocha venenosa que le complicaba el panorama al defensor que corría para atrás, al arquero que no sabía si salir o quedarse y arremetió Fernández que de cacheteda con la zurda la metió sobre el cuerpo del arquero. Golazo para que grite Romagnoli con su pinta de profesor de educación física de secundaria y 2-0. Así se iba el primer tiempo.
El segundo tiempo empezó parecido al primero, cuando iban 8 Sabella frenó, tocó para atrás y volvió a empezar, Gattoni se desprendió del fondo y pasó al ataque sacándose a uno de encima con el control de zurda (que pareció más defectuoso que adrede) y en posición de enganche puso un lindo estiletazo de derecha para la subida de Luis Sequeira que picaba al área por izquierda, el juvenil en dos toques (primero el buen control para orientarla y luego el remate) la puso al primer palo con la cara interna del pie, vencer al arquero y poner el tercero. Ya casi al final San Lorenzo iba a encontrar otra buena jugada de contra con Salazar, Melano y Hausch que iba a errar increíblemente el cuarto. No quedaba más. Párrafo aparte cuando el partido se moría salió Fabricio Coloccini quien se va de la institución, el de rulos fue un grandísimo jugador de fútbol, central de jerarquía, campeón en 2001 y que supo rendir en la época del Pampa; personalmente creo que no supo irse a tiempo lo que no quita que fue un excelente futbolista con una carrera para aplaudir de pie.
Final de un semestre oscuro, final de ciclo para varios jugadores y cambios que tendrán que llegar en las próximas semanas porque para agosto falta un montón pero hay que tratar de llegar ahí con algunas certezas. Tener un proyecto futbolístico, definir una idea, una línea de juego, no gastar en puestos que puedan ocupar juveniles o jugadores que ya están en la institución y solo erogar dinero si implica un salto de calidad. Tener un horizonte al que apuntar sino seguiremos llegando tarde al bondi y viendo como todos se van mientras nosotros tenemos que esperar el próximo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *