Derrota en la Superfinal

13/Dic/21

Las Santitas no pudieron en la Superfinal frente a Boca, cayeron derrotadas por 4-2 y así despidieron un año que será recordado por el título de la primera mitad del mismo.

En la cancha de Platense se enfrentaban las campeonas del año; San Lorenzo que se coronó en el Apertura y Boca recientemente consagrado en el torneo Clausura. Las bosteras llegaban un poco mejor con un título reciente y en el pico del rendimiento, mientras que las nuestras llegaban un poco emparchadas. Un conjunto azulgrana un tanto golpeado luego de la eliminación en la Copa Libertadores y de las semifinales del torneo frente a UAI.

Nico Basualdo determinó que las once que fueron a buscar el título anual fueran: Vanina Correa; Cecilia López, Gisel Vidal, Sindy Ramírez, Florencia Coronel; Naila Imbachi, Maricel Pereyra; Sabina Coronel, Valentina Tesio, Débora Molina y Eliana Medina. Mientras que Boca salió con: Laurino Oliveros; Julieta Cruz, Florencia Quiñones, Myriam Mayorga; Eliana Stabile; Clarisa Huber, Lorena Benítez, Camila Gómez Ares; Carolina Troncoso, Andrea Ojeda y Yamila Rodríguez dirigidas por Estaban Pizzi y Pablo Jérez.

El duelo arrancó con cierta paridad, con San Lorenzo intentando más lucha que juego mientras que Boca parecía más claro desde el juego. En 24’ tras una buena jugada y centro atrás de Gómez Ares, Rodríguez entró sola con el arco vacio para inaugurar el marcador. A partir del gol que abrió el marcador Las Santitas cayeron un poco en rendimiento; pese a buscarlo con garra y corazón no lograron generar superioridades tácticas para poner a alguien mano a mano con Oliveros exceptuando un buen centro que conectó Chamy yéndose cerca. Mientras Boca contaba con ciertos espacios que iba a explotar muy bien. Cuando se iba el primer tiempo y el partido entraba en el terreno de que en los siguientes 45 podía pasar cualquier cosa, llegó el segundo de Boca. Yamila Rodríguez metió una buena bocha desde la izquierda que Vanina Correa no salió bien al choque, con Huber que se la llevó y marcó el segundo.

En el arranque del segundo tiempo Eli Medina metió un golazo de otro partido, tras una buena bocha larga la 10 ganó en velocidad y vio a la arquera adelantada, la tocó por arriba del cuerpo y la mandó a guardar para darle una vida, una ilusión a las azulgranas. Pero a los 15´Gómez Ares contestó golazo con golazo y desde la medialuna la clavó en un ángulo ante la vista de la arquera que mucho no podía hacer. El panorama era negativo con unas Santitas que habían hecho un partido parejo hasta el 1-0 y cuando tenían que aguantar les cayó el segundo, y a eso le sumamos que cuando se volvieron a meter en partido y acortaron distancias enseguida les contestaron con un bombazo que aparte fue balde de agua fría. No quedaba otra que ir a buscar de vuelta para ver si llegaba algún guiño de la suerte pero esta vez no pudo ser. Iba 31’ cuando la defensa de San Lorenzo quedó muy mal parada y Yamila Rodríguez puso el 4to entrando sola a definir contra Vanina Correa. Hubo algún gesto de la 11 de Boca a la tribuna, algún empujón, alguna recriminación. Una estupidez hacer gestos en un partido en el que incluso en las tribunas primó cierto respeto, una cosa medio sin códigos que capaz en el barrio termina con una patada bien pegada en la siguiente jugada pero bueno acá hay cierto nivel de profesionalismo y esas cosas no pasan… Cuando terminaba Sindy puso el 4-2 definitivo de cabeza.

Se terminó el año para un equipo que hizo historia y logró quedarse con el título en el apertura y luego tuvo una fase de grupos arrolladora pero los golpes, las lesiones y las mermas lógicas del rendimiento hicieron que llegaran al final del año con las reservas del tanque y eso se notó en el sprint final.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *