Un vuelo sin color

12/Feb/22

Arrancó el campeonato, Copa de la liga, Liga de la copa, campeonato de la copa o Copa campeonato andá a saber cómo se llama esta vez. Después de un 2021 oscuro el Ciclón renovaba ilusiones, esas que te mantienen a flote en el medio de un mar, esas que te iluminan en una noche negra, que te dan algo de calor cuando el frío congela todo o, en mi caso, te hacen encontrar una puerta en medio de un incendio. La llegada de Pedro Troglio parece haber generado un aire distinto, si bien el mercado de pases fue de discreto para abajo en el verano se vio un equipo ordenado, con rigor defensivo y con ganas de revertir la imagen.

El rival fue el Banfield de Dabove. Un equipo dinámico, rápido, metedor, corredor, de cortar con foul y que basa su fútbol en embarullar el juego sin dar 3 pases seguidos por abajo (colectivero style). En el primer tiempo el local fue más, se plantó en campo azulgrana, dominó el trámite del partido y generó una sensación de superioridad. San Lorenzo por su parte jugó un primer tiempo chato donde el medio nunca encontró la pelota. El tándem Gordillo y Nico Fernández tuvo un rendimiento pobre, si bien el colombiano no es una luminaria con la pelota y su fuerte es cortar el juego, no logró imponerse en ese ítem y el zurdo está empezando en un puesto nuevo donde tendrá que aprender algunas cosas más a la hora del entramado organizativo de las jugadas. Por los costados Cerutti sigue siendo un jugador de discretísimo rendimiento y Centurión mostró algunos destellos que se vieron opacados por un bajo nivel físico notorio. Arriba Bareiro y Uvita se destacaron por la lucha, por las ganas y poco más. Lo mejor del primer tiempo azulgrana estuvo en la línea de fondo con un Zapata cada vez mejor, que ordena y hace que sus compañeros jueguen mejor. Pese al dominio de Banfield realmente nunca logró inquietar con continuidad y en la que logró romper la línea final apareció el eterno Torrico para mantener el 0.

El segundo tiempo fue otra cosa. San Lorenzo fue superior y hasta pudo ganarlo. El azulgrana creció a partir de la mejora en el rendimiento del tándem en el eje central del terreno. Yeison empezó a llegar a tiempo a casi todas, Nico Fernández logró hacerse amigo de la pelota y de su nuevo puesto; y en consecuencia el equipo se adelantó en la cancha. Sin lograr claridad para el último pase, el equipo apretó bastante, logró recuperar muy rápido tras pérdida y claramente ejerció el dominio del partido. Pese a esto no pudo ganarlo, faltó un poco más de frescura en el último cuarto de la cancha, una cabeza que piense distinto, que encuentre un resquicio por donde jugar, alguien que identifique que costura de la defensa rival está más floja para atacarla hasta romperla, el que con un pincel le ponga un color al lienzo. Está claro que lo más difícil en el fútbol es encontrar quien cumpla ese rol y San Lorenzo no lo tiene; quizás con el tiempo, el funcionamiento colectivo genere movimientos que abran callejones para llegar con mayor peligro ofensivo. Pedro buscó en el banco la solución a este dilema de la claridad del último pase y mandó a la cancha primero a  Martegani y luego a Ortigoza. El juvenil fue a jugar de mediapunta y no se halló en el partido, mientras que el ídolo entró para re-organizar el armado pero esto no sucedió. Con el ingreso de Ortigoza el Ciclón perdió el medio nuevamente y Banfield volvió a venirse en el final. Fue un aburrido empate 0-0, con características somníferas, intenso pero feo, difícil de mirar.

El podio azulgrana fue Zapata, Torrico y Yeison Gordillo. Lo que habla del partido sin la necesidad de explayarse mucho más. También es cierto que en un primer tiempo como el de ayer el año pasado nos íbamos seguro un gol o dos abajo, hay una notoria mejoría en el aspecto defensivo que ayer se mostró como una continuidad de lo visto en el verano, ojalá se sostenga y se mejore para empezar a construir con algunas certezas un equipo mejor, un equipo que gane más de lo que pierda, de atrás para adelante parece ser la idea de Troglio y… el fútbol es así; ya está (casi) todo inventado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *