Tecno-duque.

4/Jul/22

El Ciclón visitó a Barracas Central en Floresta por la 6ta fecha del Torneo de la Liga Profesional del Fútbol. El partido estuvo lleno de ribetes y polémicas arbitrales. Lo que faltó en ambos equipos fue un poco de amor por la pelota. No fue solo potestad de San Lorenzo que se fue derrotado, ni de Barracas que se fue triunfador. La realidad es que el choque fue complicado de ver para quienes tenemos intereses pasionales en el mismo… Imagínate para el neutral a la hora de la siesta un domingo…

Errores de juventud.

El primer tiempo fue bastante parejo, arrancó mejor el local, luego San Lorenzo se asentó en el juego y logró emparejar el mismo pero cometió errores infantiles que derivaron en los dos goles de su adversario. Por empezar Barracas supo explotar muy bien un hueco que quedo en la espalda de Mercau y al costado de James; basando sus ataques en la búsqueda de ese hueco. Fue bastante notoria la insistencia del local en este ítem. Así fue como llegó el primero. Sepúlveda entró por ese hueco a buscar un pivoteo de Tapia, ganó en velocidad y sacó un remate fuerte pero al medio del arco que le pasó entre las piernas a la floja respuesta de Batalla.

El partido era de arrebatos individuales por ambos lados. San Lorenzo sacaba lo mejor de la velocidad y el empuje de Giay y Leguizamón. El empate de Adam Bareiro llegó tras una buena combinación de Barrios que pusó a correr a Legui que cambió de banda y ganó en velocidad, fue hasta el fondo y metió un centro atrás para que el paraguayo la conecte al gol. El empate era merecido, justo y traducía bien lo sucedido en el cotejo.

La alegría nos iba a durar poquísimo. Tras un centro y una serie de despejes fallidos la pelota le cayó a Bandiera en el medio del área grande a espaldas de Luján y controló habilitado por Gattoni que no salió, no le hizo falta, no le tiró el cuerpo y definió para poner el segundo. De otra combinación Barrios-Bareiro-Legui casi viene el segundo empate que Gagliardo le arrebató al juvenil. San Lorenzo pagaba carísimo los errores defensivos. Para entender lo que viene habría que volver atrás al PENALAZO que le hicieron a Bareiro en la primera mitad y se convirtió en un anticipo de lo que vendría. Así el panóptico tecnológico entraba en escena funcionando por omisión.

La polémica.

En el segundo tiempo ingresó Martegani pero San Lorenzo no logró ganar juego asociado, cambió la postura desde la actitud pero nunca encontró pases, ni sociedades. Arremetió y mereció de alguna manera llevarse algo pero entre el arbitraje y lo caro que le salieron las distracciones del primer tiempo, no pudo.

Otra vez Barracas explotaba el hueco que describimos en el primer tiempo y llegaba el tercero en los pies de Bandiera. El VAR lo anuló por offside aunque se tomó su tiempo porque el local ganaba, debe ser difícil trazar la raya y poner pausa en el momento justo, tal vez los árbitros necesiten un curso de programación. El elemento tecnológico quedo en deuda con su amo, aunque ya nos debía una del penal del primer tiempo que se ve que justo, justo, justo se les pixeló la imagen y no pudieron llamar al horrible Jorge Baliño.

El Ciclón intentó entrar con centros pero se chocó una y otra vez con la defensa local… Primero hubo un gol bien anulado a Leguizamón. Adam Bareiro se tomó dos segundos más para largar una pelota que pedía pase de primera (aún con la posibilidad de pifiar) y el juvenil quedó en offside, aunque había definido muy bien. Pero luego viene lo difícil de entender. Tras una bocha cruzada de Barrios fue Martegani quien metió de zurda un centro con rosca muy bueno al segundo palo para que James viniendo de atrás empuje al empate, pero el tecnócrata arbitral en su cabina de ¿Ezeiza? ¿Floresta? se volvió a tomar su tiempo para buscar algo con que anular el gol. Se ve que lo encontró aunque todavía después de verla muchas veces no termino de entender qué. Así empezó Terminator creo, no sé porque hace como 20 años que no la veo. En ambas situaciones el arbitraje se tomó 5 minutos por reloj para definir y luego adicionó 8… En la última el perrito Barrios se metió área y sacó un remate cruzado que quedó a medio camino entre el centro y el remate a portería.

Conclusión

Al Ciclón le falta jerarquía. Le sobra ímpetu y empuje pero le falta experiencia y mejores intérpretes. El mercado de pases ha sido prácticamente nulo, sabiendo que el plantel es joven y cuenta con algunas promesas que necesitan ser potenciadas por la voz de la jerarquía, la experiencia y la vigencia futbolera de 4 ó 5 jugadores que puedan aportar un salto. Con las apariciones de los pibes y los goles de Bareiro (que no es de mi agrado pero la está embocando). Pero nadie quiere venir. Por algo será.

En una de esas el penal no fue y el gol estuvo bien anulado, no sé lo dudo… Todas las divididas eran para ellos. Pero capaz estoy re caliente. La verdad no tengo idea.

 Y si encima te enrostran tu poco peso en AFA ante el equipo del Patrón. Hay presencia del club siquiera en las reuniones o no aparecen en la foto por el ángulo de la cámara. Incluso así San Lorenzo mereció algo más pero no pudo ser ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *