Debut y aplausos

14/Feb/21

8 minutos le duró a San Lorenzo toda la novela del verano nefasto del 2020/21. Ni llegamos a los 10 minutos de juego y el goleador Pittón y el discutido Di Santo vacunaron de forma temprana a Arsenal, y a varios nos bastó, para olvidarnos del escándalo de Piatti, la ida de Soso, los 15 mil de los Romero y otras fábulas de las que (como se dice en el viejo diccionario machirulo del fútbol) nos dejó el “cabaret” del vestuario azulgrana. El San Lorenzo de Dabove tuvo una ráfaga de 30 minutos de buen juego, donde volvimos a tener mitad de cancha y los refuerzos jugaron como si conocieran a sus compañeros desde hace mucho tiempo. Los hermanos Romero mientras tanto miraban el partido desde el banco, por una decisión que, al parecer, fue más para disciplinar que por cuestiones futbolísticas. Luego Arsenal descontó y el partido terminó sufrido, algo a lo que los cuervos estamos acostumbrados. Así en su debut en esta Copa de la Liga San Lorenzo venció a Arsenal por 2 a 1, en un buen debut que nos devolvió la sonrisa ante tanta oscuridad, y que le permitió al técnico Dabove sumar algunos puntos dentro de tanto escepticismo que rodea el entorno azulgrana.
Hay cosas de la nueva normalidad que cada vez se hacen menos tolerables. Una de ellas es ver los estadios vacíos. Que diferente hubiera sido la noche, si el Nuevo Gasómetro estaba lleno de gente en su debut en esta Liga. ¿Qué hubiera pasado cuando se nombraran a los Romero en el banco de suplentes en las tribunas locales? ¿Algún canto o griterío se hubiera escuchado en referencia a los escándalos del fin de año? O una vez más se confirmaría que twitter es solo una burbuja fuera de la realidad mundana. Por suerte para muchos, nunca lo sabremos. Pero si hay algo que da el fútbol es revancha y esa revancha hace olvidar bastante el pasado. Pero por ahora, San Lorenzo puede volver a sonreír. Y esa sonrisa es picarona, porque tiene de fondo una fuerte decisión del técnico local. Ya que en los once iniciales, hubo sorpresas. San Lorenzo salió a la cancha con sus tres nuevas incorporaciones en el equipo titular, Braghieri, Elías y Melano fueron desde el inicio, y para sorpresa de muchos, ningún Romero estuvo en el campo de juego. Por otro lado, el técnico bancó a otro discutido, dejó a Di Santo y su elección tuvo premio.
Los primeros 8 minutos del conjunto local fueron de alto vuelo. En la primera jugada de peligro, el Torito Rodríguez recuperó una pelota vital en el círculo central, se la toco rápido a Uvita Fernández que habilitó al debutante Elías y ejecutó un centro rasante que fue enviado rápidamente al córner por la defensa de Arsenal. La segunda jugada de ese córner abrió el marcador. La defensa de Arsenal despejó el envío en altura, pero Elías anticipó el despeje dejándole la pelota de espaldas al arco a Gattoni, quién con un gran gesto técnico habilitó a Uvita adentro del área. Éste con la potencia que lo caracteriza, ejecutó un centro rasante para que el goleador Pittón ponga debajo de arco el uno a cero. En cuatro minutos San Lorenzo ganaba por empuje el partido. Pero eso no fue todo. Un Ramírez enchufado empezó a hacerse cargo de la pelota, y con empuje llevó a San Lorenzo hasta la puerta del área rival. A los ocho minutos, una serie de rebotes que controló San Lorenzo con mucha gente en ataque, terminó en una apertura para Peruzzi que había quedado sobre el costado derecho y que le permitió meter un centro perfecto para que Di Santo cabecee con elegancia europea y se saque la mufa que lo acompaña desde que llegó al Ciclón. San Lorenzo 2-Arsenal 0.
Con dos llegadas con mucha gente y aprovechando los rebotes el ciclón se puso en ventaja rápido y le permitió pensar de otra manera el partido. Di Santo confiado empezó a ser un faro para los pelotazos largos. Tanto era así, que consiguió una falta cerca del área que Ramírez aprovechó para ejecutarlo y buscar el ángulo derecho de Navarro, que voló justo y envió la pelota al córner. A los pocos minutos de nuevo Di Santo retrocedió bien y cabeceó en mitad de la cancha para abrirle la pelota a Uvita Fernández, que luego de acomodarse en el área metió un remate que se fue cerca del palo de Navarro.
San Lorenzo en esta primera etapa fue el claro dominador del encuentro, no dejando salir fácil a Arsenal, presionando alto y conteniendo en el medio no sólo con los tres mediocampistas, sino también con un gran despliegue de los puntas. Entre sus puntos más altos en esta etapa de juego, hay que nombrar a un Ramírez enchufado con la pelota (aunque en algunas oportunidades le costó largarla antes de perderla) y a un Jalil Elías corriendo mucho y con precisión en los pases. San Lorenzo además, no se complicaba con la pelota en el fondo. Salió varias veces a buscar el pelotazo largo y a encontrar jugadas simples que lo posicionen rápido en el campo rival. A los 22 minutos, Di Santo tuvo otra oportunidad de gol, cuando luego de un mal despeje de Navarro, aprovechó rápido la jugada y pegándole desde el piso saco un remate que se fue cerca del travesaño. El experimentado nueve también tuvo un buen primer tiempo, que no desentonó con los otros dos compañeros de adelante, con un Melano que corrió mucho pero estuvo un poco impreciso y un Uvita Fernández que cumplió y metió como siempre.
Ya a los 27 minutos Arsenal se despertó y San Lorenzo empezó a perder la pelota. En una de esas, tuvo un tiro libre peligroso que Monetti sacó al córner. Y con los córners empezó a ser un poco más protagonista. Varias veces hicieron una jugada parecida, la jugaron corta, y la tiraron al área al segundo palo. El primer intento de estos se fue cerca. Pero el segundo no. De nuevo jugaron el córner por izquierda para atrás, para que Emiliano Papa se la vuelva a dar a Castro y para que este meta un centro en el segundo palo y Navas ponga el 2 a 1 a los 30 minutos del primer tiempo.
Luego de esto San Lorenzo volvió a tener un poco más la pelota, pero no arriesgó mucho y empezó a estar impreciso. Ramírez perdió la pelota dos veces en mitad de cancha y regaló dos contras que por suerte no terminaron en nada. Los tres de arriba ya no bajaban tanto y se quedaron plantados en una línea de tres que se despegó de Ramírez y Elías, quedando un equipo muy separado. Aun así, hubo algunos corners y tiro libres que no se ejecutaron bien pero que dieron tiempo para que termine el primer tiempo y Arsenal desaproveche las pocas jugadas que tuvo a su favor.
El segundo tiempo, fue más parejo y de ida y vuelta. Al principio San Lorenzo tuvo mejor la pelota, recuperaba bastante en mitad de cancha y hacía circular la pelota entre los suyos. Una de las mas claras, fue una buena corrida de Melano toda por el costado derecho que termino en un centro atrás que no pudo aprovechar Uvita en la primera jugada, pero que en la segunda, si le permitió acomodarse y meter un buen remate que tapó Navarro.
Pero el ida y vuelta no paraba. Y hay que agradecer que Gattoni por algo le cayó bien al arbitro Espinoza, que no le cobró varias faltas. A los 8 minutos, Arsenal casi empata el partido, cuando luego de un centro pasado, colocaron una pelota filtrada para Navas, quien alcanzó a tocar la pelota por encima de la salida rápida de Monetti, pero la misma cruzó toda el área chica y fue despejada por el Torito Rodríguez.
San Lorenzo se paró con Melano (que recuperó varias pelotas) y Uvita un poco más atrás de Di Santo, casi con un 4-1-2-2-1. Y con el equipo así plantado a Arsenal le empezó a costar salir, pero cuando San Lorenzo se desarmaba, Arsenal encontraba huecos para filtrarse por los costados. Ramírez se hacía por momentos dueño de la pelota y en menos de dos minutos hizo amonestar a Navas y a Emiliano Méndez por dos faltas en la mitad de la cancha. Di Santo se perdió el tercer gol, luego de que en un mal despeje de Arsenal tras un tiro libre del Ciclón, la pelota le quedó servida entrando al área por la derecha. Y aunque cargó con fuerza para meter un remate cruzado, el tiro le salió al medio del arco, donde estaba Navarro que cerró justo las piernas y la envío al corner.
La calidad de Ramírez aparecía en mitad de cancha, para jugar y el empuje de Uvita para conseguir entre otras cosas un córner pícaro, que si hubiera habido hinchada local sin lugar a duda hubiera bajado una ovación. La última jugada de Ramírez fue un remate potente en la media luna del área que sacó Navarro al córner, luego de eso una molestia en el muslo derecho lo dejó un rato en el piso. Y en la jugada siguiente Dabove lo sacó para que entre Menossi. En la misma acción entró Ángel Romero por Melano, de buen partido. Finalmente, uno de los titulares “indiscutidos” volvía al campo de juego. No sabemos qué hubiera pasado si el público local estaba en el estadio. Pero la poca parcialidad solo aplaudió la salida de Ramírez mientras Ángel entró en silencio al campo del Bidegain.
A los pocos minutos Di Santo, con poco talento técnico, intentó desbordar por derecha y no sólo fracasó, sino que además se lesionó. Permitiendo que entre Alexander Díaz y al mismo tiempo el técnico aprovechó para ingresar el otro paraguayo, cambiando a Óscar Romero por Uvita Fernández. Dabove aprovechó que todavía se pueden hacer 5 cambios para tener un ataque fresco. Aunque los cambios tal vez desordenaron un poco al equipo ya que Arsenal tuvo por un rato largo la pelota.
El técnico de Arsenal Rondina (de gran show durante toda la noche) fue por más y aprovechó también los 5 cambios para darle aire a su equipo que tuvo algunas jugadas claras, pero que no parecía encontrarle la vuelta a la defensa de San Lorenzo.
A los 38 minutos el “Yacaré” Herrera volvió a pisar un campo de juego luego de la lesión que lo dejó afuera durante todo el 2020. El juvenil ingresó por Gino Peruzzi, quien sufrió una molestia y tuvo que salir del campo de juego. Sobre el final del partido San Lorenzo no logró encontrar la pelota. Ni Ángel ni Óscar entraron bien, se los vió desordenados y no quedaba en claro quien estaba de punta y quien estaba más atrasado para tener la pelota. Alexander fue el único que entró un poco mejor, pero sin claridad. Aun así, en el minuto 46 entre los tres lograron recuperar una pelota y con varias imprecisiones llegaron al área rival, pero Ángel nunca logro acomodarse y malgastó la jugada sin ni siquiera pegarle al arco.
El final fue de mucho nerviosismo. Arsenal empujaba con poco, pero el Ciclón no respondía. En el minuto 47 el árbitro nos perdonó la vida y no cobró una jugada polémica en el borde del área. La misma siguió y Herrera comandó una contra en donde habilitó a Alexander Diaz, que en vez de definir por arriba, remató fuerte al medio para que Navarro saque la pelota al córner y salga corriendo desesperado a reclamarle al árbitro la falta no cobrada y ganarse una amarilla infantil.
El partido terminó con un gran grito de desahogo por parte de los jugadores y de los pocos espectadores locales. San Lorenzo ganó por que tuvo unos primeros 30’ minutos excelentes. Luego de eso, le costó mucho, pero aun así hizo un muy buen partido si tenemos en cuenta que es el debut y que el técnico busca cambiar el chip de un plantel que viene con varios inconvenientes. A favor del técnico, pudo mostrar que no hay jugadores imprescindibles y que los refuerzos que trajo pueden cumplir. Ahora falta seguir dándole funcionamiento al equipo, sumar a los Romero al esquema y seguir sumando puntos.

La crónica de Nahuel March que estuvo en el estadio viendo el buen inicio del equipo de Dabove

Continuar leyendo

La previa del partido contra Atlético Tucumán

29/Dic/20

Si el clima lo permite y las inundaciones en San Miguel de Tucumán no afectan el desarrollo del juego, San Lorenzo se medirá este martes 21.30 hs ante Atlético Tucumán por la tercera fecha de la Zona Campeonato B de la Copa Diego Maradona.

San Lorenzo llega con pocas chances de ganar su grupo, luego de conseguir sólo un punto de los dos encuentros que disputó de local. Para los especuladores que nos gusta hacer números imaginarios e ilusionarnos de tener chances de llegar a la final del torneo, el Ciclón deberá ganar sus tres partidos de forma consecutiva y esperar a que Banfield no sume ningún punto frente a Talleres de Córdoba. Y que luego, el conjunto cordobés no le gane a Colón. Sí, como te lo cuento, más difícil que verlo trabajar al domador de reposeras.

Pero antes de todo eso, el conjunto de Mariano Soso deberá volver a encontrar el funcionamiento del equipo y conducirlo por el camino de la victoria. Para eso, el técnico aprovechó esta semana larga de trabajo para buscar alternativas en la defensa y en el juego ofensivo. Por suerte, para los que no lo bancamos como titular, el reconocido Di Santo se encuentra distanciado del plantel por ser COVID positivo, lo que haría ingresar en su lugar al joven Alexander Díaz. Por otra parte, si bien el entrenador buscó durante la semana afianzar la defensa y probó formar con una línea de 5 en el fondo (en donde incluyó al veterano Coloccini), lo cierto es que el otro cambio probable del Ciclón será la inclusión de Alexis Sabella para reemplazar a Lucas Menossi. De esta manera San Lorenzo formará con un 4-3-3, que puede variar cuando la pelota empiece a rodar, pero que busca tener mayor velocidad en la línea de los tres de adelante y un poco más de marca en el medio, dejando a Menossi en el banco (que no logró hacer pie en los últimos dos partidos). San Lorenzo formará entonces con F. Monetti; V. Salazar, F. Gattoni, A. Donatti, B. Pittón; A. Sabella, D. Rodríguez, J. Ramírez; Á. Romero, A. Díaz, Ó. Romero.

Si bien en el historial San Lorenzo lleva una diferencia de 2 partidos, sólo jugamos contra Atl Tucumán 11 veces, San Lorenzo ganó 5 veces, Atl Tucumán ganó 3 veces y empatamos 3. Y de los últimos cuatro partidos el Ciclón sólo ganó uno (2-0 en la Superliga 2017/18). Por otra parte, Atlético llega con un punto también a este partido y tiene la misma exigencia que San Lorenzo de ganar todo lo que queda para llegar a la final de la copa, luego de perder con Banfield y empatar frente a Talleres (los dos que lideran la tabla del grupo).

El Ciclón de Soso, que parecía pintar para disputar el torneo, se juega su última chance en esta Copa Maradona. Luego de ser superado por Talleres y de no aprovechar las condiciones climáticas del primer tiempo frente a Colón (con el viento a favor), San Lorenzo, de no conseguir los tres puntos, pasará de ser tapa a fracaso. Pero si hay algo que sabemos los hinchas del Ciclón, es que cada tanto, los milagros existen. Será cuestión de que los Romeros se amiguen con la pelota, que la defensa vuelva a funcionar como un relojito y que tal vez, Alexander tenga la oportunidad de mostrarse como el nueve que hace tanto nos falta. Luego, le podremos pedir algún milagro más a Francisco y seguir especulando. Aunque, por el bien de lo que mostró este equipo de Soso al principio, sería importante ganar y si no se da esta copa, por lo menos sentar las bases para un equipo competitivo en el próximo torneo.

San Lorenzo se presentará hoy a las 21.30 hs en Tucumán con la obligación de traer los tres puntos y seguir teniendo alguna chance para entrar en la final

Continuar leyendo

Noche para el olvido

13/Dic/20

San Lorenzo perdió como local frente a Talleres de Córdoba por 2-0, en su debut en la Zona Campeonato de la Copa Diego A. Maradona. El Ciclón tuvo una noche para el olvido, en donde la defensa (con varios suplentes) no fue capaz de controlar la feroz presión que mantuvo durante todo el partido el conjunto cordobés. En lo ofensivo, San Lorenzo estuvo impreciso y sin puntería y no solo malogró situaciones, sino que además erró un penal mal ejecutado por Ángel Romero. En esta oportunidad el equipo de Soso dejó muchas dudas, por sus imprecisiones y su resto físico. Aun así, esto recién empieza y el Ciclón tiene mucho para dar.


Luego de varias bajas durante la semana, San Lorenzo formó con una defensa alternativa en donde Rojas, “Cachila” Arias y Salazar, ocuparon los lugares de los lesionados Pittón, Donatti y Peruzzi. Tal vez ahí tendremos que buscar cómo mejorar esa defensa de recambio, ya que se la vió lenta en los retrocesos y sin capacidad de salida con la pelota. La otra sorpresa en el comienzo del juego, fue la inclusión de Di Santo en los once iniciales, acompañando en la delantera a Ángel Romero. Esa debutante dupla tuvo a los 3 minutos una demostración de lo poco que iban a poder hacer juntos. Ramírez abrió la pelota por la izquierda para Ángel Romero entrando al área, quien colocó un centro que Di Santo no terminó de controlar con justeza y quedó en una jugada sin peligro.


San Lorenzo sufrió una vez más frente a un equipo de presión alta. Ante esto, volvió a recurrir al pelotazo que ya le permitió abrir el arco en otras oportunidades. En este caso al comienzo del encuentro, Ángel Romero aprovechó un muy buen pelotazo de “Cachila” Arias, para correr detrás de su defensor y encarar solo al arquero Marcos Díaz, quien tapó de manera muy rápida el mano a mano, evitando abrir el marcador. A partir de ese momento el partido entró en una dinámica de ida y vuelta, en donde claramente no fuimos beneficiados. Ya que la reacción de Talleres fue inmediata y luego de un muy buen centro por izquierda, Monetti demostró que es el arquero titular y evitó con un gran reflejo un remate potente y cruzado, sacando la pelota para un costado. Un remate con la suficiente potencia que dejo al número 23 con cierta molestia en el codo derecho durante gran parte de primer tiempo.


El partido en ese momento entró en un terreno de disputa física, y los cruces no tardaron en llegar. Primero fue un fuerte topetazo de Gabriel Rojas que no fue sancionado por el árbitro y luego el jugador Navarro de Talleres, cruzó en el piso a Menossi y se ganó la tarjeta amarilla. Talleres seguía presionando con fuerza la salida de San Lorenzo, y esto comenzó a complicar la posesión de balón por parte del equipo azulgrana. En una de esas presiones, Monetti pifió un pase atrás de Arias, y se la dejó regalada a Retegui, quien remató rápido al arco, pero el arquero de San Lorenzo llego a recuperarse y así evitar el gol.


Pero la defensa de San Lorenzo no se encontraba firme y a los 18 minutos del primer tiempo, con un pelotazo por el costado izquierdo, Talleres desacomodo muy rápido a la dupla central del conjunto azulgrana para terminar abriendo el marcador. El primer gol de Talleres estuvo plagado de errores del conjunto local. Primero fue “Cachila” quien no despejó con claridad una pelota llovida sobre el costado y terminó asistiendo a Retegui, quien colocó un centro al medio del área y que Salazar se llevó por delante y terminó empujando a la red para colocar el 1-0 a favor del conjunto cordobés. Además, Gattoni falló en el cabezazo previo al gol en contra del lateral, lo que termina mostrando un desacople defensivo aberrante.


Con el resultado en contra, San Lorenzo comenzó a tener un poco mas la pelota, pero con muy poca claridad para romper el mediocampo de Talleres. Aun así, los Romeros comenzaron a tocar, y de esta manera, Óscar se la abrió por izquierda a su hermano, quien luego de sacarse a un hombre de encima, metió un centro atrás que Menossi por ser muy derecho intento pegarle de tres dedos, lo que terminó siendo fácil para el despeje. Una secuencia parecida terminó con otro centro de Ángel por ese mismo costado, que una vez más encontró a Menossi muy encerrado y cuando intentó darse vuelta terminó solo consiguiendo un córner. Así, el primer tiempo terminaba, aunque antes de eso Tallares se iba a llevar otra amarilla, luego de que Pochettino cruce con fuerza a Ramírez para evitar una contra. San Lorenzo tuvo un primer tiempo en donde pagó caro los errores defensivos. Además, los jugadores ofensivos como Ángel, Óscar, Di Santo, Ramírez y Menossi no pudieron hacerle frente a la velocidad de los jugadores contrarios, y no sólo erraron pases, sino que además les costó controlar el balón cada vez que tuvieron que recibir.


En el comienzo del segundo tiempo el planteo siguió siendo conveniente para la “T”. La presión de San Lorenzo no lograba hacer efecto. Soso, al mejor estilo Marcelo Bielsa, caminaba sin parar la línea de cal del perímetro cercano al banco de los suplentes buscando alguna respuesta. Pero a los 6 minutos del complemento la cosa iba a empeorar. Con un tiro libre muy bien ejecutado por Talleres, que aprovechó a una defensa de San Lorenzo desconcentrada y quieta, que permitió que Valoyes coloque el borde interno del pie derecho y consiga así el segundo gol. Otro baldazo de agua fría.


Recién a los 12 minutos San Lorenzo tuvo su primera respuesta, cuando Ángel Romero intentó buscar en el centro del área a Di Santo y el desvío casi se mete en el arco de Marcos Díaz. En la espera de ese córner, Mariano Soso hizo entrar a Alexander Diaz por Ramírez, para buscar más efectividad en el ataque. Y al poco tiempo San Lorenzo tuvo una de las más claras cuando Óscar aprovechó un tiro libre en el borde del área y buscó con mucho picante el palo derecho de Díaz, pero por muy poco se fue afuera.


El encuentro fue cada vez más trabado. San Lorenzo tuvo una nueva jugada de peligro, cuando por otro tiro libre la pelota entró en el área y fue y vino varias veces hasta que el último remate cruzó todo el arco y fue despejado por un jugador de Talleres. San Lorenzo con más empuje que claridad, buscó con mayor fuerza el descuento. En el minuto 23 Óscar buscó a los dos delanteros de San Lorenzo con una pelota cortada por detrás de los defensores, que Di Santo con displicencia quiso tirarla por arriba del arquero, y permitió que se luzca nuevamente el ex Huracán. Minutos después, un nuevo desborde de Alexander Díaz dejó solo a Ángel Romero en el segundo palo, pero este controló con poca precisión y terminó dejando la jugada sin efecto.


Buscando nuevas alternativas, Mariano Soso envió a la cancha a Peralta Bauer y a Piatti, por Di Santo (de presente lamentable) y de Óscar Romero (de desempeño muy bajo también, en la mayoría de los controles de la pelota y en los pases). Talleres con un despliegue físico para destacar siguió jugando con la misma intensidad en todas sus líneas como desde el primer minuto. Algo que no pasaba con San Lorenzo ni con los tres cambios en cancha.


Pero recién fue con otro despeje desde el fondo que la oportunidad de empatar iba a aparecer, cuando Peralta Bauer controló perfectamente la pelota y sacó un remate venenoso, frente al cual el defensor de Talleres solo atinó a poner la mano para evitar el remate. A los 40 minutos del segundo tiempo el árbitro sin dudar marcó penal, jugada que abría la posibilidad de descontar en los pies de Ángel Romero. Pero la noche no era la soñada para el jugador de la Selección Paraguaya y luego de repiquetear y esperar que se tire el arquero, tiró la pelota afuera por abajo y pegada al palo derecho. La noche no parecía mejorar de ninguna manera.


A partir de ahí San Lorenzo fue poco y nada. El partido terminó con Talleres mucho mejor, con posesión de pelota y sin correr riesgos. El viento comenzó a soplar con mayor fuerza en el Nuevo Gasometro y las caras largas de los jugadores del Ciclón se hicieron más notorias. El equipo de Soso no tuvo la efectividad de los partidos anteriores, en donde en los primeros tiempos de cada encuentro pudo ponerse arriba en el marcador sin tener tal vez tantas oportunidades. En este caso, San Lorenzo desperdició algunas claras y regaló un gol que pagó muy caro. Llama la atención sobre todo el tema físico, en un San Lorenzo que sigue sumando bajas por lesiones y que no pudo ganarle en velocidad a ningún jugador de Talleres durante el encuentro. Aun así, un tropezón no es caída, y todavía quedan 4 partidos en donde San Lorenzo puede volver a mostrar lo mejor que hizo en la primera etapa de esta copa. Esperemos que con mayor continuidad de los titulares y sin nuevas bajas, se pueda volver a encontrar el sistema de juego que entre el DT y los jugadores habían logrado en los partidos anteriores.

“El Ciclón tuvo una noche para el olvido, en donde la defensa no fue capaz de controlar la feroz presión que mantuvo durante todo el partido el conjunto cordobés.”. La crónica de Nahuel March de la caída del Ciclón contra la T

Continuar leyendo

Un demonio paraguayo

23/Nov/20

El San Lorenzo de Soso volvió a ganar mostrando gran solidez defensiva y contundencia en el ataque. Ángel Romero regresó de su selección en modo fuego y no sólo fue la figura de la cancha, sino que además tuvo una asistencia y un gol. De esta manera y como local, el Ciclón venció a Argentinos Jrs por 2-0 y sigue invicto y puntero en su grupo de la Copa de la Liga Profesional.

A pesar del excelente partido ante Aldosivi, el técnico de San Lorenzo, Mariano Soso, no volvió a repetir los mismos once para el encuentro del domingo a la noche, sino que ante la vuelta de los hermanos Romero, ambos volvieron al equipo titular. De esta manera, Óscar y Ángel remplazaron a las figuras del anterior encuentro, Piatti y Alexander Díaz, teniendo la difícil misión de cumplir con la misma eficacia que tuvieron sus colegas. Y por suerte, para alegría de todo el pueblo Azulgrana, así fue.

El encuentro no empezó fácil. Al igual que en la Paternal, Argentinos Jrs planteó un esquema de presión alta, que tuvo como objetivo que San Lorenzo no pudiera salir fácil desde abajo. Para colmo Peruzzi, que el partido pasado había sorprendido con varias salidas a gambetas y a pases en profundidad, no pudo en esta oportunidad hacer uso de ninguno de esos recursos. Además, los Romero tampoco podían recibir cómodos de espaldas en la mitad de la cancha.

Si bien el partido se mantuvo trabado, al equipo de Dabove esa presión la mantuvo con intensidad los primeros minutos, y luego le costó ser agresivo en sus respuestas. Por su parte el Ciclón no se quedó. Si hay algo que viene demostrando el equipo de Soso es que ante esas situaciones adversas no se encierra en esquemas dogmáticos (como venían haciendo otros técnicos que pasaron por nuestra institución), sino que busca respuestas con diferentes esquemas.

La primera manera de empezar a romper al rival fue con pelotazos a espalda de los centrales buscando alguna corrida de los delanteros. Fue precisamente Óscar Romero quién a los 5 minutos, tomó la pelota apenas pasando mitad de cancha, y buscó con un pase en profundidad dejar solo a Peralta Bauer, pero el arquero del Bicho se apresuró a salir del área y despejó sin problemas.

San Lorenzo además, empezó a encontrarle la vuelta a los pases a tres cuartos de cancha, que buscaban en salida a un Menossi y un Ramírez más retrasados, y que con paredes saliendo desde ahí empezaron a asociarse con los Romero y Peralta Bauer. Ese comienzo de toques cortos, tendría su primera jugada fructífera, cuando por izquierda Pittón, Ramírez, Óscar y Peralta Bauer, hicieron varios pases a dos toques, y terminaron con una habilitación al mismo Ramírez, que entró solo por la izquierda del área, pero su remate se fue alto y desviado.

El Ciclón si bien por momentos perdía la pelota, empezó a combinar esas dos alternativas para abrir el camino de la victoria. Primero con otro pelotazo a espalda de los defensores, que en la segunda pelota a Ramírez le convirtieron una falta muy cerca del área, y a continuación Óscar Romero aprovechó el tiro libre y por poco no encontró la cabeza de Gattoni. Y en segundo lugar con las paredes cortas por la banda izquierda, que muy bien seguían combinando entre Ramírez, Menossi y Óscar Romero. De esa manera a los 27 minutos del primer tiempo, San Lorenzo tuvo la más clara, cuando Ramírez buscó muy bien a Pittón que entró por el borde izquierdo del área y el 3 arremetió con un centro rasante que Peralta Bauer logró encaminar hacia el arco, pero el arquero rival tapó lo que hubiera sido el primer gol.

El equipo azulgrana comenzó a hacerse mejor de la pelota, pero el premio tardó en llegar. Fue recién terminando el primer tiempo, a los 44 minutos, cuando los dos mejores jugadores de San Lorenzo se encontraron. Fue Ramírez quien trasladó la pelota desde mitad de cancha, y se la abrió a Ángel Romero, que acarició la pelota como lo hacen los cracks y colocó un centro en la cabeza de su hermano Óscar que solo tuvo que empujarla al arco de Argentinos Jrs. Centro de Ángel, cabezazo de Óscar, un gol made in Paraguay, de esta manera San Lorenzo se puso 1-0.

El gol fue el fruto de un primer tiempo trabado. A fuerza de gambetas y pases cortos en el medio, San Lorenzo fue dejando que los Romero tengan tiempo y espacio y puedan jugar a lo que mejor saben. Para eso, Ramírez fue una pieza fundamental, y por detrás Menossi hizo un trabajo parecido, rompiendo líneas en el medio, pero con menos precisión en los pases. Cabe destacar antes de marcar el final del primer tiempo, que si bien Argentinos Jrs tuvo algunas jugadas de peligro, la defensa del Ciclón siempre volvió junta, compacta y con un Gattoni y Donatti impasables en todos los centros o mano a mano que tuvieron.

El segundo tiempo de San Lorenzo fue de manual. Arrancó un poco más atrasado, buscando con pelotas largas a Ángel Romero por izquierda, para que este, con cambios de frente encuentre rápido a un recién ingresado Di Santo ( que entró al retirarse Peralta Bauer de flojo primer tiempo).  A los 10 minutos del segundo tiempo, a uno de los mejores de la cancha Ramírez, le cometieron una falta entrando al área por él costado izquierdo. De ese tiro libre, Ángel Romero colocó un tiro libre aún más mágico y lindo que el que había realizado frente al Pincha en el exacto mismo lugar de la cancha. Aunque esté fue aún más inatajable, ya que entró tocando el travesaño en donde literalmente duermen las arañas. Así Angel Romero ponía el 2-0 y seguía con la buena racha que sostuvo de la fase de eliminatorias con su selección, donde también convirtió dos goles.

Argentinos Jrs con el dos a cero abajo, comenzó a buscar con más jugadores sobre el campo rival. Pero este San Lorenzo no es fácil. Una vez más, se lo vió muy sólido atrás y también en el medio con un Torito Rodriguez recuperando todo lo que pasaba por la mitad de la cancha. De esta manera, se paró de contragolpe y tuvo varias. Primero una corrida de Di Santo que aprovechó un mal despeje en mitad de cancha, e intentó buscar a Ángel Romero en el área, pero la defensa de Argentinos cortó justo cuando el paraguayo entraba como una locomotora por el fondo. Después una combinación entre Di Santo y ambos Romero, terminó con un rebote que le quedó servido a Ángel entrando al área, quien remató de sobrepique con potencia pero con poca dirección, lo que termino siendo fácil para el arquero rival.

En el minuto 31 cuando vimos a Piatti parado en la línea de cal, algunos nos ilusionamos con la posibilidad de ver finalmente a los dos Romero junto a una de las figuras del partido anterior en Mar del Plata. Pero finalmente el reemplazo fue 10×10 y Nacho entró por Óscar para seguir dándole dinamismo a la contra.

Sobre el final San Lorenzo se mostró. Ramírez consolidó el partidazo que venía haciendo aprovechando los espacios para gambetear y generar peligro. De igual manera Rodríguez, trabó fuerte cada una de las pelotas que cruzaron la mitad de la cancha, sin importar que no hubiera hinchada para aplaudir de pie el gran sacrificio que realizó todo el partido.

Párrafo aparte merece Ángel Romero, que antes de irse de la cancha no solo siguió amagando todo lo que se le cruzó, sino que cuando tuvo otro tiro libre por izquierda, pero mucho más cercano al córner y que parecía solo ser útil para un centro, buscó esta vez el ángulo derecho del arquero en una pelota cruzada y difícil que el 12 de Argentinos Jrs tuvo que echar al córner. El número 11 tuvo un partido vertiginoso, que dejó sin respiro a la defensa del Bicho y se convirtió en la figura. Sobre el final, el jugador de la selección paraguaya dejó su lugar a Alexander Diaz, quien pasó a jugar de doble nueve con Di Santo, pero un poco más retrasado por la derecha, como jugo Ángel en el segundo tiempo.

Así San Lorenzo cosechó una nueva victoria de un equipo que vuelve a gustar y se lo ve sin fisuras. Una vez más, a pesar de los nombres, el planteo parece convencer a todos los jugadores que ocupan algún lugar en la cancha. Y no sólo eso, sino que el técnico parece conseguir que cada uno de los jugadores explote lo mejor de sí. El nivel de Ramírez, Ángel , Menossi y el Torito Rodríguez, habla de rescatar a jugadores que todavía no habían mostrado todo su potencial en San Lorenzo y hoy lo están empezando a hacer. Lo mismo en defensa con Gino Peruzzi, Gattoni, Donatti, y Pittón, que en este partido volvió a mejorar su nivel. El equipo de Soso marcha puntero y se encuentra prácticamente clasificado. Además en la semana se consiguió la primera lectura para la rezonificación que necesitamos para volver a construir el estadio en Boedo. Quién te dice, capaz al final este 2020 no termina tan mal.

“Ante esas situaciones adversas no se encierra en esquemas dogmáticos”. La crónica de Nahuel March de la victoria ante Argentinos

Continuar leyendo

Felices los 4

14/Nov/20

En un clima típico de la costa argentina, San Lorenzo tuvo un día perfecto en “La Feliz”. Hacía mucho tiempo el Ciclón no lograba las famosas tres G del partido perfecto, Ganó, Gustó y Goleó. Todo eso con un equipo que parecía “muletto”, pero demostró tener mucho para pelear. Así, con goles de Gattoni, Piatti, Peralta Bauer y Alexander Díaz, San Lorenzo goleó a Aldosivi por 4 a 1 y alcanzó de esta manera la punta de la zona 5.

En la previa el partido parecía ser mucho más trabado. Se enfrentaban los dos punteros de la zona y Aldosivi venía de sacar tres puntos en el difícil metegol de La Paternal. Por otra parte, este torneo tan extraño (en donde se juega hasta con fecha FIFA), no permitió que los hermanos Romero pudieran estar en el encuentro por estar jugando con su selección. Pero eso no fue todo, el técnico había elegido reemplazar a los hermanos paraguayos por el juvenil Matías Palacios y en la delantera con Andrés Herrera. Pero el COVID positivo de Matías Palacios y el aislamiento de su hermano hicieron que el técnico finalmente pusiera en cancha a Piatti y a Alexander Díaz. De manera sorprendente, al San Lorenzo de Soso le alcanzaron 30 minutos para definir el partido en Mar Del Plata. No sólo fueron 4 goles, sino que hay que rescatar lo bien que se movieron los cuatro de adelante. Dos son los que ya venían jugando, que volvieron a cumplir y tuvieron un gran papel en esa ráfaga efectiva de los primeros treinta minutos. Hablamos de Ramírez, que arrancó muy desequilibrante y terminó con varias imprecisiones, y de Peralta Bauer que marcó su segundo gol en primera y pareció entenderse de memoria con Alexander Díaz y Gino Peruzzi por la banda derecha.

Los otros dos eran los suplentes de los suplentes y terminaron siendo las figuras del partido. Por un lado, la siempre promesa Alexander Díaz tuvo su partido perfecto, desequilibró arriba consiguiendo varias faltas determinantes (la que permite el primer gol y las dos amarillas que terminaron expulsando a Mario López a los 20 del segundo tiempo), un casi-gol/ asistencia en el tercero y finalmente su primer gol en primera que selló la goleada. El “tanquecito”, de contextura física parecido al Gamer “Kun” Agüero, tuvo un desempeño ejemplar que ilusiona y mucho. Por otra parte, el “viejito” Ignacio Piatti jugó en los niveles de aquel del 2013/2014, siendo determinante en los primeros tres goles cuervos. Primero, colocó un excelente centro de tiro libre que el juvenil Gattoni aprovechó para poner el 1-0 y así convertir su primer gol en primera. Aprovechando ese envión, Ignacio tomó la pelota por la izquierda, enganchó en dos oportunidades y realizó un remate que le faltó buscar ángulo pero que tuvo la suficiente fuerza como para que el arquero rival tenga que tirar la pelota al córner. Luego, el mismo Piatti, tras un lateral muy rápido y bien sacado por Peruzzi que habilitó a Peralta Bauer adentro del área, aprovechó una serie de rebotes y clavó abajo del palo izquierdo del arquero el segundo gol del Ciclón. Como si fuera poco, a los 28 minutos del primer tiempo, el número 28, Piatti, tomó la pelota por la derecha y realizó un pase largo en profundidad con el veneno suficiente como para provocar un desajuste entre el arquero de Aldosivi y sus defensores, lo cual terminó con la pelota servida al ya hambriento Alexander Díaz, que intentó colocarla por arriba del defensor Schunke y terminó pegando en el travesaño con la justa fortuna de servir en el rebote al joven Peralta Bauer para que convierta el tercer gol.

De esta manera, ejerciendo una buena presión sobre la defensa de Aldosivi y estando precisos en los pases y las gambetas, los cuatro de adelante fueron determinantes para comenzar a sentenciar una goleada que hace mucho tiempo San Lorenzo no tenía.

El resto del equipo acompañó muy bien, la dupla central de los “tanos” Gattoni- Donatti parece entenderse y hasta el momento no muestran grandes fisuras. Por otra parte, el 4 de nuestro equipo, el tan discutido Gino Peruzzi tuvo un buen partido. Llegó hasta el fondo con muy buen pie en varias oportunidades y estuvo a punto de dar una asistencia de gol a Díaz apenas comenzado el partido a los 3 minutos, en una buena jugada que armaron con Peralta Bauer por su costado de la cancha.

En el medio, el Torito Rodríguez y Lucas Menossi, tuvieron un partido muy parejo. Ambos recuperaron rápido el balón e hicieron jugar. Pero Menossi tuvo su frutilla del postre, cuando apenas empezado el segundo tiempo, logró entrar al área con pelota dominada por el costado derecho y asistió con un pase atrás a la figura del partido Alexander Díaz, quien anotó el cuarto y último gol con el que se sacó la mufa de no tener todavía goles en primera. Luego del cuarto gol, Aldosivi logró descontar con un tiro libre que Monetti no pudo sacar luego del fuerte cabezazo abajo y a la derecha de Emanuel Iñíguez. Una vez más, Monetti no logra conseguir la simpatía de los hinchas del Ciclón al volver a ser cómplice de un gol contrario.

Sobre el final, la expulsión del jugador de Aldosivi, la típica lluvia torrencial marplatense y los 5 cambios que realizó el técnico Mariano Soso fueron guardando el partido en un cajón hermoso con los tres puntos y la cima de la zona.

Ni puntito inteligente ni derrota injusta, San Lorenzo ganó, goleó y genera expectativas. No sólo por la victoria, sino porque parece encontrar lo que el técnico busca: un sistema de juego que se mantenga más allá de los nombres. “Tenemos muchas variantes y eso es bueno” dijo una de las figuras Ignacio Piatti cuando termino el partido y eso nos genera casi la misma ilusión que la vacuna rusa Sputnik V. Aunque, al igual que con la pandemia, todavía falte mucho.

“Ni puntito inteligente ni derrota injusta, San Lorenzo ganó, goleó y genera expectativas.” La crónica de Nahuel March de la goleada a Aldosivi. 

Continuar leyendo

“La intención es ser un equipo corto y compacto e imponer condiciones”

28/Oct/20

Con modalidad virtual y durante una hora, Mariano Soso, el (no tan) nuevo entrenador de San Lorenzo, dió su primera conferencia de prensa en el club. La situación de la pandemia por el COVID-19 produjo un parate del futbol por más de siete meses, lo que hizo que durante todo ese tiempo el técnico recién asumido en el Ciclón no tuviera comunicación oficial con la prensa.

Los problemas técnicos por la modalidad a distancia, dificultaron el principio de la conferencia, que con el correr del diálogo fue mejorando y le permitió a su vez a Soso descontracturarse. Entre las 36 preguntas que realizaron el amplio arco de periodistas presentes, el DT de San Lorenzo habló de todo, las lesiones, el conflicto entre los Romero y Herrera, los déficits defensivos, la capitanía, el proyecto de los juveniles y el debut del equipo en forma oficial el próximo sábado.

Una de las primeras sorpresas fue con respecto a quien será el capitán en los partidos donde no estén Torrico o Coloccini. El DT confirmó que “el capitán será Diego (Torito) Rodríguez”, a pesar del rumor que corrió sobre que ese lugar sería ocupado por Bruno Pitton. Por otra parte, el técnico descartó que Ángel Romero haya tenido “mala intención” en lastimar a Andrés Herrera, en la jugada que lo dejo fracturado durante un entrenamiento. Por otra parte, aseguró que la situación de la lesión “permitió fortalecer los vínculos dentro del grupo” y que la sanción que recibió el jugador de la selección paraguaya fue tomada de conjunto con la Secretaria Técnica, pero la decisión no tuvo que ver con la intención del jugador, sino con que la “acción fue desmedida”. Más allá de eso, destacó el buen nivel de Ángel Romero, con sus “múltiples recursos” y enfatizó en “lo parejo que es el grupo en cuanto al nivel y la sana competencia”.

Con respecto a las varias lesiones que viene teniendo el plantel, el técnico lo relacionó directamente al “tiempo de parate” producto de la pandemia. A su vez, advirtió que con su llegada “se modificó lo metodológico” y que “la planificación de eso me tiene como responsable a mi” y en ese sentido ve un “presente auspicioso”. Por eso descartó que, aunque durante los amistosos el equipo tuvo sus mejores momentos en los primeros minutos, eso no tiene que ver con un problema físico, sino con seguir trabajando para “sostener los buenos tramos de juego”.

A la hora de hablar con respecto al juego, Soso dejó en claro que su intención es armar un “equipo corto y compacto e imponer condiciones”, en donde las alturas de presión que realice el equipo sobre el contrario van a depender de “como se descomponga al rival y como respondemos nosotros”. A su vez, habló de que la “intención será recuperar el balón en el menor tiempo posible”. Y su propósito es trabajar para que ese “modelo de juego”, se sostenga más allá que cambien jugadores o esquemas. Aun así, confirmó que “en esta etapa hemos podido construir, en gran parte, aspectos que tienen que ver con lo defensivo, con la elaboración del juego y de finalización de jugadas. Siento que somos un equipo en construcción. Si bien nos reconocemos en una etapa sólida, somos conscientes que estamos en pleno desarrollo. Va a ser gradual, paulatino”.

Por otra parte, destacó el buen trabajo en juveniles que el club viene realizando, donde “San Lorenzo invirtió recursos al fútbol formativo” y que su tarea tendrá que ver con “consolidar a esos jugadores muy preparados para esta exigencia”. El DT destacó el nivel de los juveniles Federico Gattoni y Matías Palacios. Soso entiende que es el momento para hacerlo, y que es lo charlado como proyecto con la dirigencia del club.

Por último, el Director Técnico no confirmó los once iniciales que enfrentarán a Argentinos Jrs. este sábado 18.45hs, aunque destacó que “la intención es ser un equipo corto, compacto e imponer condiciones. Vamos a ir a jugar en un reducto más que complejo. Sabemos que es un rival que viene jugando hace mucho tiempo juntos y tiene un modelo de juego muy consolidado. Intentaremos llevar la iniciativa. Imagino un partido friccionado”.

Por pantallas y con protocolo así fue la primer conferencia de prensa del nuevo DT de San Lorenzo, Mariano Soso. El sábado veremos por fin, cual es el fruto del trabajo que estuvo realizando.

El DT Mariano Soso charló por primera vez en conferencia de prensa y dejó varios conceptos de cara a lo que se viene

Continuar leyendo

Vuelta a los entrenamientos

10/Ago/20

Exactamente hace 150 días, se terminaba el partido en Paraná y Oscar Romero clavaba de atrás de mitad de cancha un verdadero golazo. Aquel, sería el último partido de nuestro amado San Lorenzo antes que la pandemia del coronavirus obligara a suspender el fútbol argentino, el pasado 17 de marzo. Pero este lunes, a una semana de cumplirse los cinco meses del parate, varios clubes pusieron primera e iniciaron nuevamente las tareas en campo con muchas normas sanitarias.

El regreso a los entrenamientos de San Lorenzo contó con la presencia de 29 jugadores, pero con la ausencia esperada de algunos futbolistas como Franco Di Santo, Gabriel Gudiño, Alexis Castro y Diego Rodríguez, (quienes cumplen con la cuarentena obligatoria tras llegar del exterior), Jonathan Herrera, (aislado porque su pareja dio positivo en un test de coronavirus), y los hermanos Romero (quienes luego de terminar los entrenamientos con su selección Nacional, llegarían este fin de semana a nuestro país).

La primer buena noticia es que al completar los exámenes médicos, tanto hisopados de viernes y sábados, como serológicos en el día lunes, ninguno de los jugadores cuervos dio positivo. Así, el plantel del ciclón se encuentra libre de coronavirus y puede entrenarse con “normalidad”.

En realidad, nueva “normalidad” de entrenamiento, que encontró al equipo que conduce Mariano Soso trabajando en siete grupos (burbujas), que se dividieron en tres turnos matutinos y cinco bloques horarios, donde las tareas se enfocaron principalmente en fuerza y resistencia.

Los jugadores se distribuyeron de la siguiente forma:  

Burbuja 1: Fabricio Coloccini, Gino Peruzzi, Bruno Pittón, Ignacio Piatti, Francisco Flores 

Burbuja 2: Luis Sequeira, Mariano Peralta Bauer, Alejandro Donatti. Lucas Menossi, Juan Ramírez.

Burbuja 3: Sebastián Torrico, Francisco Rivadeneira, Nicolás “Uvita” Fernández (recientemente recuperado) 

Burbuja 4: Federico Gattoni, Julián Palacios. Matías Palacios. Ramón Arias, Alexis Sabella

Burbuja 5: Santiago Vergini, Nicolás Fernández, Agustín Hausch, Víctor Salazar (quien recibió el alta médica recientemente), Andrés Herrera, Gastón Hernández 

Burbuja 6:  Fernando Monetti, Lautaro López, Alexander Díaz

Burbuja 7: Gabriel Rojas, Gonzalo Berterame, Ezequiel Cerutti (grupo de jugadores que probablemente no sigan en el club).

Si bien no existe un horizonte claro con respecto a cuándo será el inicio del torneo local, por lo pronto, “la puesta a punto” comenzó en el fútbol argentino y es una buena noticia. Sobre todo, para nuestro club, que, con el delay mas largo de la historia, espera el debut del nuevo DT Soso. Ya quedo atrás la remontada del tridente Acosta-Romagnoli- Tocalli que logró (hasta el momento) la clasificación a la próxima copa Sudamericana. Hoy San Lorenzo busca iniciar un proyecto a largo plazo de la mano de Mariano Soso, y por eso, la vuelta a los entrenamientos resulta fundamental.

Esperemos que las medidas sanitarias sigan cumpliéndose sin inconvenientes y que los jugadores puedan intensificar el ritmo de entrenamiento, para llegar óptimos al tan esperado nuevo debut.  

El Ciclón vuelve a entrenarse en el predio de AFA bajo la conducción de Soso.

Continuar leyendo

¿La política es mala palabra en San Lorenzo?

4/Jun/20

Hace unos días, un medio digital reconocido por el entorno cuervo publicó una entrevista a los referentes de esta organización de hinchas. Con el título “Hacer política es la única manera de hacer más grande a San Lorenzo”, el medio Mundo Azulgrana publicó dicha entrevista a La Soriano y despertó dentro de las redes sociales algunos debates efusivos, de esos que hacen más pasajera la cuarentena. Con sorpresa para los menos optimistas, las reacciones en las redes fueron positivas e incluso hubo varios halagos.

Pero como siempre, los usuarios desbocados contra “la política y los políticos” se sumaron a construir esa “idea común” de la política como algo negativo, con frases trilladas como: “Política a otro lado… cualquiera sea… ésto es San Lorenzo!!! Ni unos ni otros…”; “Vayan a laburar, San Lorenzo no tiene color político”; “¡La única manera de hacer grande a un club, es trabajando y siendo honestos, no haciendo política!”.

Para aquellos que tenemos una visión diferente sobre la política responder estos comentarios en las redes sociales resulta tedioso. Sobre todo, alrededor de un tema complejo como el fútbol. Aunque es particular si uno habla de San Lorenzo: un club que tiene en su historia varios sucesos en donde, para bien o para mal, la política es protagonista. Y es que más allá de sus gestas deportivas, que lo consagran en los más alto del fútbol argentino, existen grandes hitos cruzados por cuestiones políticas que son fundantes de la identidad azulgrana.

Es posible pensar en la identidad azulgrana ¿sin tener en cuenta la venta de los terrenos del Viejo Gasómetro y su posterior batalla incansable para volver al barrio que nos vio nacer? ¿O las malas decisiones dirigenciales que regalaron la primera edición de la Copa Libertadores y nos condenaron al descenso? ¿O existe otro caso, en donde un equipo de fútbol festeja su día del hincha por la fecha en la que se evitó que el club se convirtiera en una Sociedad Anonima?.

Y es que todos estos hechos, así como los himnos que tiene una nación, son los que cuentan nuestras canciones. Y es que para muchos capaz sea extraño, pero las canciones de nuestro club no cuentan de partidos emocionantes o campeonatos heroicos. Sino que muestran la historia de un club y de una hincha, que hizo y hace mucho, para defender su institución y sus orígenes. Y en todas, la política tiene un rol fundamental.

Vayamos a la primera, una de las más famosas por propios y ajenos, es la lucha incansable por volver a levantar el estadio cuervo en los terrenos de Av. La Plata. La historia dice que en los ’60, San Lorenzo recibió las tierras del Parque Almirante Brown en el Bajo Flores, y la idea de una Ciudad Deportiva y de un estadio de cemento prendió en algunos directivos del club. Ante esto, el Viejo Gasómetro no tuvo por años ampliación ni remodelaciones. Y el golpe de gracia ocurrió en 1979: la última dictadura militar intimó al club con la apertura de la calle Avellino Díaz, que cortaba la cancha en dos partes desde la entrada principal de Avenida La Plata. También proyectaban construir viviendas populares. Ese fue el final. El 2 de diciembre de ese año San Lorenzo y Boca jugaron el último partido en el viejo Gasómetro. Aburrieron, no hubo goles y Hugo Gatti le contuvo un penal a Hugo Coscia. La cancha se terminó de desmantelar en 1982, sin que ninguna de las obras pautadas se llevara a cabo. Para que luego, la cadena de supermercados francesa Carrefour adquiriera el terreno y montara allí un enorme negocio.

El rol de la política está claro, en este caso es negativo. Una dirigencia más cercana al dinero y alejada del barrio y del rol social de club, se unió a un gobierno dictatorial antipopular que optó por el negocio de una multinacional extranjera. La falta de participación activa por parte de los socios durante esos años, nos condenó a vagar por estadios ajenos, transitando un descenso y varios años de malaria institucional y deportiva. Pero también en los años 60´ existe otro suceso que condicionaría la historia del club.

La deuda pendiente que tenía nuestro club hasta el 2014, era la de ganar la mítica Libertadores de América. Lo paradigmático de esto, es que San Lorenzo fue el primer club argentino en jugar esa copa en el año 1960. Como campeón del torneo de 1959, el equipo de Boedo se ganó el derecho a participar de la primera “Copa de Campeones de América”, de la que participó junto a seis equipos: Bahía (Brasil), Jorge Wilstermann (Bolivia), Universidad de Chile (Chile), Millonarios (Colombia), Olimpia (Paraguay) y Peñarol (Uruguay). Quiso el fixture que el rival en semifinales fuera Peñarol, una de las potencias del continente. La llave fue muy pareja, al punto tal de que igualaron 1 a 1 en Uruguay y en el desquite, jugado seis días después, tampoco se sacaron ventajas. El 0 a 0 derivó en un desempate. El reglamento establecía que se definía en un tercer partido en campo neutral, en este caso en Santiago de Chile. Sin embargo, Peñarol propuso que se jugase en el estadio Centenario de Montevideo. Aquí fue donde los dirigentes del conjunto charrúa tuvieron la lucidez de notar la importancia que la competición iba a tener a futuro. Pero Alberto Bove, entonces presidente de San Lorenzo, aceptó la oferta, y a cambio de 50.000 pesos el partido se disputó en el estadio Centenario, como en la ida. La historia es conocida, y el primer campeón finalmente fue Peñarol.

Decisiones políticas construyeron en gran parte la historia del club, en casos como estos, de manera erróneas, en otros tantos, como por ejemplo en las acciones de Pedro Bideghain, lo fortalecieron. Aunque también existe otra política, la política de la participación, del empuje y de la lucha. Y esa es también fundante de la historia azulgrana.

El día del hincha de San Lorenzo se originó hace casi 20 años atrás y no se eligió por motivos deportivos. En aquella jornada del 30 de noviembre de 2000, cientos de socios que se movilizaron al Nuevo Gasómetro impidieron que el club fuera gerenciado por la empresa suiza de marketing deportivo, International Sport and Leisure (ISL). La Comisión Directiva estaba a punto de cerrar el acuerdo que le otorgaba a ISL los derechos de TV, merchandising, publicidad estática, indumentaria e internet del club por diez años, con una prórroga a una década más. Además, existía una cláusula de confidencialidad que no le permitía a los socios del Ciclón acceder a lo que se estaba por firmar. En ese contexto, los socios marcharon hasta Bajo Flores con el lema “San Lorenzo no se vende” y ejercieron presión en una noche en la que no faltaron piedrazos, gases lacrimógenos, heridos y detenidos. Con todo, el por entonces presidente Fernando Miele (que junto a sus vocales firmó esa noche el acuerdo), debió ceder al pedido de los hinchas y de parte de la dirigencia opositora que, tras presentar un recurso de amparo, consiguió que se declaré ilegitima la concesión. Meses más tarde, en mayo de 2001, la empresa suiza quebró.

Esa movilización, esa participación, es la misma que en los últimos años logro que una empresa multinacional entregará los terrenos de Av. La Plata, haciendo cada vez más cercana la idea de volver a Boedo. Los bloqueos al supermercado, las movilizaciones a Plaza de Mayo y a la Legislatura, fueron fundamentales para esto.

Como vemos la política esta presente desde hace más de un siglo en nuestro club y seguirá estando. “La política es la herramienta más poderosa que tiene el humano”, dice un amigo con el que jugaba al futbol antes del COVID-19. Es la posibilidad de disputar un tipo de institución (aunque muchas veces parezca algo imposible). Y en el caso de San Lorenzo es la posibilidad de construir un proyecto de club participativo, que priorice lo deportivo y social por sobre los negocios. Por eso seguiremos haciendo política, para hacer más grande a San Lorenzo.

Continuar leyendo

Un clásico reñido

22/Feb/20

Este sábado 22 de Febrero a las 17:35 hs el Ciclón enfrentará de local a Racing Club por la fecha 21 de la Superliga, con el arbitraje de Silvio Trucco. Luego de la derrota en Córdoba, y con algunos inconvenientes en el vestuario, San Lorenzo deberá volver a hacerse fuerte de local para acercarse a los puestos de Copa Libertadores con un rival directo.

Todo parece indicar que tras cuatro fechas, el DT Diego Monarriz vuelve a utilizar la línea de 5 defensores, táctica que le permitió en su interinato ganar partidos importantes como el de Argentinos Jrs o River, y lo afianzó como técnico. El intento de parar un 4-4-2 o 4-3-1-2, dejó en su haber un empate, dos derrotas y una victoria muy sufrida, que no parece haber convencido ni al técnico ni a los hinchas cuervos.

Si bien es difícil definir una identidad de juego azulgrana, la idea de un San Lorenzo que dispute un torneo con tan poco protagonismo dentro de la cancha, como el que se vio en los últimos partidos, resulta muy complejo. Mientras que en los “tablones” y en las redes sociales, se pide un mayor juego “ofensivo”, la respuesta del técnico parece ser la contraria.

Los dibujos tácticos y los dogmas futbolísticos, no siempre tienen los resultados esperados, los últimos entrenadores que pasaron por nuestro club lo confirman. Por eso, más allá de los dibujos, debemos ver en la cancha como funciona la vuelta del juvenil Herrera, que su proyección como lateral es sin lugar a duda mucho mayor que la que viene ofreciendo Peruzzi.

Si bien el equipo no parece todavía encontrarse, una buena noticia para el pueblo azulgrana es la vuelta a los once iniciales de Adolfo Gaich y la incorporación de Ignacio Piatti al banco de suplentes (que lo compartirá con Oscar Romero). Los debates sobre las tácticas y los planteos de juego, van a tener que seguir durante todo este 2020, o por lo menos hasta que los resultados acompañen.

“En las buenas y en las malas hasta el fin” Mañana el público azulgrana llenará el nuevo gasómetro en búsqueda de un nuevo triunfo frente a un clásico con un historial más que reñido (solo dos partidos a favor tiene Racing en el historial). Esperemos que en la cancha se contagien de este empuje.

San Lorenzo disputará el clásico ante Racing por la fecha 21 de la Superliga

Continuar leyendo