En La Soriano Radio entrevistamos al Beto Acosta. Al aire de FM Boedo, entre otras cosas, valoró que el título de la Copa América del 94 se valoriza más con el tiempo. “Pasó muchísimo tiempo, en Ecuador, que ganamos el último título con Argentina, con un equipo bárbaro, y la verdad es que cuesta creer que haya pasado tanto, tantos jugadores, de renombre. A veces podemos recurrir a la mala suerte, a decir no sé, por centímetros que la pelota no entró. Pero bueno, la verdad es que siento que se le da muchísimo valor a las cosas cuando pasa mucho tiempo”.

 

Recordó luego que cuando llegó en 1988 a San Lorenzo, estaba el Bambino como DT. “Yo llego en Copa Libertadores, cuando el equipo de los Camboyanos clasifica y llegamos ahí un plantel de muchos jugadores. Recuerdo cuando Chilavert y Siviski se iban y venían Pipo y Goyco a San Lorenzo, y después se termina yendo Chila y vino Pipo pero no Goyco, esa llegada de grandes jugadores como Coloccini, Ferreyra, llegué yo en su momento, Castagneto y Rifourcat. Toda una banda con la que pudimos llegar a Semifinal de la Libertadores”, enfatizó.

 

Consultado sobre qué le faltó al plantel que encaró la Libertadores de 1992 y el gran partido con Newells en Parque Independencia, Acosta consideró: “la verdad es que arrancamos como el mejor Barcelona de Guardiola. Arrancamos con ese 6-0 a Newells que venía de arrasar todo, después contra Colo Colo. Ganamos los 3 partidos seguidos, con goleadas…un equipo bárbaro. Y bueno, con lesiones se fue desinflando”.

 

Agregó luego que “ya en la otra etapa que pudimos clasificar bien nos costó. Yo creo que se cayó muchísimo el equipo. Estábamos para más. Pero yo creo que una de esas semifinales del 88 fue algo que también perdimos un poco por los buenos equipos que había también. Pero la vi más cerca en esa etapa, nos faltó poco”.

 

En La Soriano Radio recordamos que en uno de esos partidos fue Diego Maradona y que de repente la cancha lo empezó a vitorear como si hubiera ido a ver al equipo esa noche. “Puede ser, no recuerdo. En el año 92, cuando jugábamos en cancha de Vélez, la verdad es que yo recuerdo eso. Impresionante. A veces veo imágenes de esa Copa Libertadores y ves el estadio lleno… no no, increíble. Cuando jugamos contra Newells, impresionante lo que te generaba la gente de San Lorenzo. No recuerdo si el Diego fue a la cancha o no”.

 

Con respecto a su paso por el Ciclón, el Beto señaló que “la primera llegada fue muy linda, por lo que generaba llegar de Unión de Santa Fe a un club grande como San Lorenzo”. La segunda etapa, subrayó, “me tocó ser goleador pero la última etapa fue lo que a uno lo marca. Yo llegué con 34 años, todos pensaban que venía una cosa acabada, lo que normalmente se dice que vienen a robar”.

 

Pero “fue mi mejor etapa, con goles maravillosos, no tanto de esa fuerza de las primeras etapas, pero con goles de calidad y coronarlo con dos títulos internacionales, como la Mercosur y después la Sudamericana con un gran Pipi Romagnoli, un gran equipo también, con Insúa como técnico”, destacó.

 

Y manifestó que “fue algo lindo y después coronarlo con el gol 300 de mi carrera, en el último partido. La cuarta etapa fue lo más lindo”.

 

Acosta dijo en La Soriano Radio que “siempre fui muy agradecido al club” y realzó: “Yo me hice hincha de San Lorenzo por todo lo que viví adentro de la cancha, por la pasión de la gente”.

 

Además, aseguró: “sé que la gente se enojó en su momento pero lo supe dar vuelta con goles, con cariño. Le tengo un gran amor al club. Hay un respeto muy grande con la gente de San Lorenzo”.

 

Le preguntamos al Beto qué siente al seguir jugando con el club en el Senior. “Me pasa algo extraño también. No voy todos los partidos. Ya tengo 53 años, me cuesta. Juego con algunos que tienen 47, 48 años, corren mucho, pero me divierte la posibilidad de poder compartir con amigos, compañeros. Yo voy a pasarla bien”.

 

Asimismo, indicó que “ellos a lo mejor alentaron desde alguna platea y desde las populares gritaban goles míos. Me motiva mucho poder correr media hora, 40 minutos, ponerme la camiseta de San Lorenzo otra vez. Es un placer la verdad”.

 

Por último, hablamos con Acosta sobre la actualidad del equipo.Lo de la Copa Libertadores fue fuerte. Quedamos afuera con un plantel bastante largo de nombres. Y ahora es como que el equipo perdió el funcionamiento”.

 

Valoró que “el último partido, el 4-1 fue un cachetazo pero ojalá podamos darlo vuelta”.

 

 

Si, estamos haciendo una encuesta en las redes sobre los mejores goles y hay 3 de ellos que son del 2003. Estabas para algún añito más?

 

Yo siempre digo que se me había acabado la carrera. Yo creo que se me precipitó 6 meses antes, en el partido de despedida…porque era el primer partido de despedida que le hacían a un jugador de San Lorenzo. Y cuando hablamos con Rafa Savino, me dieron todo para que realmente yo hiciera lo que quisiera. Y Pipo, siendo técnico, me dijo que me había cavado mi fosa solo anticipando mi propio retiro…después cuando pasa el tiempo uno dice “podría haber seguido…, con el nivel que estaba…”pero bueno, es algo muy personal, no solamente para mi, sino para toda la familia, pero bueno. Podía pasar cualquier cosa.

Beto te hago una pregunta. Estábamos hablando del retiro, del partido de despedida a cancha llena, del gol de mitad de cancha de Francescoli.

Y el Pipa Estévez que fue escondido…un loco, si. Había un tipo disfrazado que andaba jodiendo a todo el mundo,un gran amigo del fútbol el Pipa.

Como especialista del área…para vos quién tiene que ser el 9 del equipo?

Alguien que meta goles…Pizzi tiene grandes jugadores, Gaich, el Tanque Díaz, son grandes jugadores, hay que llevarlos de a poco, estos chicos necesitan 20, 25 partidos en primera para que realmente se aplomen, para que sepan lo que es la Primera División, es muy difícil jugar en primera en el fútbol argentino. Gaich es consciente de lo que está pasando. Tienen que ser inteligentes y esperar su momento. Después bueno, Blandi no hay dudas de que es un goleador implacable, tiene mucha experiencia. Lamentablemente sus lesiones lo han llevado a perder un poco el eje del gol, que es importante. Pero él es bueno. Y el chico Bareiro se nota que tiene muy buen juego, pero bueno, es un nueve y tiene que hacer goles. Y después bueno, pasan cosas como el penal, son cosas que a veces las llevamos en la cabeza pero bueno, yo creo que ojalá ahora puedan contra Huracán. El 9 siempre tiene que hacer goles. A veces cuando no entra nos ponemos fastidiosos pero bueno.