AD10S

26/Nov/20

¿Esto está pasando? ¿Es real? ¿En verdad se murió el Diego? Parece irreal, una aberración, una falla de la matrix. Es inverosímil casi como las millones de vidas que vivió en sólo 60 años. Escribo esto un poco seco de lágrimas, sin un hilo conductor. Es una ¿catársis? ¿reflexión? En realidad suelto palabras, las hago ideas, las tiro al aire, las paro de pecho y las devuelvo al papel. Casi como si escribir esto se tratara de jugar al fulbo.

Se me ocurre pensar en la historia que una a Maradona y San Lorenzo, pero es una historia de deseos truncos. Hay un cariño ahí medio inexplicable con él que es parte de nuestra identidad pero es raro porque nunca jugó acá, tampoco nos dirigió y es hincha de otro cuadro. Pero la realidad es que ese sentimiento está ahí y no lo invento yo. Existe y hasta es recíproco, Diego también nos quería. Nos ha ido a ver, ha declarado cosas lindas de nuestra hinchada. Las veces que nos fue a ver (algunas en partidos importantes y otras no tanto) la cancha se caía abajo al anoticiarse de su presencia. Hay anécdota e historias que lo demuestran; aquella vez del saludo y la reverencia, alguna vez dijo que somos la hinchada más ingeniosa y que le hubiera gustado jugar acá. Pudo haber pasado en el 80 y el 93 (no sé si tengo bien las fechas porque me falla la memoria y me puse como regla “no vale googlear”). Dicen que en una oportunidad se fue a dormir siendo jugador de San Lorenzo y en la mañana siguiente unos cambios en el contrato que hizo Miele terminaron en que el pase se cayera. Que picardía habernos privado de ver al más grande embanderado con la camiseta más linda y la 10 en la espalda. Hace poco scrolleando en Twitter encontré un video inédito en el que relata una anécdota que tiene al Gasómetro como protagonista. Cuenta que cuando volvían de entrenar siempre pasaba con el 15 por Tierra Santa, se bajaba con un amigo y esperaba que abrieran la puerta en los segundos tiempos, ahí nomás pasaba se colgaba del alambrado y veía jugar al Ciclón (creo que lo subieron de una cuenta llamada retro casla, perdón ya saben me propuse no googlear).

Maradona es más que un jugador de fútbol, es un ¿símbolo? ¿una leyenda? ¿un ídolo? La verdad es algo imposible de explicar y mucho más fácil de sentir (como las cosas que valen la pena de verdad, como el amor por San Lorenzo). Esta pandemia nos arrebató la posibilidad de recibirlo en el Bidegain y darle cariño (porque todos necesitamos cariño), mimarlo un poco, gritar su nombre y hacerle sentir que lo queremos como si fuera cuervo. La verdad es que lo amamos igual y no importa que no haya jugado acá. Diego nos hizo felices incluso a aquellos que por caprichos del orden de llegada no pudimos vivir su apogeo futbolístico.

Se fue un tipo que nunca se olvidó su origen, que eligió siempre ser incómodo tanto para quererlo como para odiarlo, un tipo por el que ponías la mano en el fuego con riesgo de quemarte y eso es lindo porque cualquiera pone las manos en el fuego si sabe que no se quema. Pelusa se peleó con la FIFA, Estados Unidos, Macri, Bush y un montón más. Le ganó a los ingleses con picardía primero y demostrando que somos mejores que ellos después. Le ganó una final a Alemania, eliminó a Italia siendo ellos locales, también a Brasil con el tobillo al hombro y aguantando que se le colgaran de la espalda, nos clasificó a un Mundial y se lo enrostró a casi toda la prensa gorila y ensobrada. Viajó en el tren del alba. La verdad es que eligió al más grandote y se le plantó con su metro sesentaipico y otra veces tuvo enemigos que no estaban a su altura. Fue amigo de Néstor, Evo, Chávez y en Fidel tuvo un segundo padre. También derrapó porque era un humano como cualquiera y tenía miserias como vos y como yo.

Es aberrante que un inmortal se haya muerto, es igual de aberrante que nunca se haya puesto la 10 del Ciclón.

¿Se habrá muerto en verdad? No, para mí vió venir a la parca y con la zurda la acomodó un poquito y la hizo pasar de largo con clase, con elegancia y en esa gambeta se transformó en mito.

Continuar leyendo

Un demonio paraguayo

23/Nov/20

El San Lorenzo de Soso volvió a ganar mostrando gran solidez defensiva y contundencia en el ataque. Ángel Romero regresó de su selección en modo fuego y no sólo fue la figura de la cancha, sino que además tuvo una asistencia y un gol. De esta manera y como local, el Ciclón venció a Argentinos Jrs por 2-0 y sigue invicto y puntero en su grupo de la Copa de la Liga Profesional.

A pesar del excelente partido ante Aldosivi, el técnico de San Lorenzo, Mariano Soso, no volvió a repetir los mismos once para el encuentro del domingo a la noche, sino que ante la vuelta de los hermanos Romero, ambos volvieron al equipo titular. De esta manera, Óscar y Ángel remplazaron a las figuras del anterior encuentro, Piatti y Alexander Díaz, teniendo la difícil misión de cumplir con la misma eficacia que tuvieron sus colegas. Y por suerte, para alegría de todo el pueblo Azulgrana, así fue.

El encuentro no empezó fácil. Al igual que en la Paternal, Argentinos Jrs planteó un esquema de presión alta, que tuvo como objetivo que San Lorenzo no pudiera salir fácil desde abajo. Para colmo Peruzzi, que el partido pasado había sorprendido con varias salidas a gambetas y a pases en profundidad, no pudo en esta oportunidad hacer uso de ninguno de esos recursos. Además, los Romero tampoco podían recibir cómodos de espaldas en la mitad de la cancha.

Si bien el partido se mantuvo trabado, al equipo de Dabove esa presión la mantuvo con intensidad los primeros minutos, y luego le costó ser agresivo en sus respuestas. Por su parte el Ciclón no se quedó. Si hay algo que viene demostrando el equipo de Soso es que ante esas situaciones adversas no se encierra en esquemas dogmáticos (como venían haciendo otros técnicos que pasaron por nuestra institución), sino que busca respuestas con diferentes esquemas.

La primera manera de empezar a romper al rival fue con pelotazos a espalda de los centrales buscando alguna corrida de los delanteros. Fue precisamente Óscar Romero quién a los 5 minutos, tomó la pelota apenas pasando mitad de cancha, y buscó con un pase en profundidad dejar solo a Peralta Bauer, pero el arquero del Bicho se apresuró a salir del área y despejó sin problemas.

San Lorenzo además, empezó a encontrarle la vuelta a los pases a tres cuartos de cancha, que buscaban en salida a un Menossi y un Ramírez más retrasados, y que con paredes saliendo desde ahí empezaron a asociarse con los Romero y Peralta Bauer. Ese comienzo de toques cortos, tendría su primera jugada fructífera, cuando por izquierda Pittón, Ramírez, Óscar y Peralta Bauer, hicieron varios pases a dos toques, y terminaron con una habilitación al mismo Ramírez, que entró solo por la izquierda del área, pero su remate se fue alto y desviado.

El Ciclón si bien por momentos perdía la pelota, empezó a combinar esas dos alternativas para abrir el camino de la victoria. Primero con otro pelotazo a espalda de los defensores, que en la segunda pelota a Ramírez le convirtieron una falta muy cerca del área, y a continuación Óscar Romero aprovechó el tiro libre y por poco no encontró la cabeza de Gattoni. Y en segundo lugar con las paredes cortas por la banda izquierda, que muy bien seguían combinando entre Ramírez, Menossi y Óscar Romero. De esa manera a los 27 minutos del primer tiempo, San Lorenzo tuvo la más clara, cuando Ramírez buscó muy bien a Pittón que entró por el borde izquierdo del área y el 3 arremetió con un centro rasante que Peralta Bauer logró encaminar hacia el arco, pero el arquero rival tapó lo que hubiera sido el primer gol.

El equipo azulgrana comenzó a hacerse mejor de la pelota, pero el premio tardó en llegar. Fue recién terminando el primer tiempo, a los 44 minutos, cuando los dos mejores jugadores de San Lorenzo se encontraron. Fue Ramírez quien trasladó la pelota desde mitad de cancha, y se la abrió a Ángel Romero, que acarició la pelota como lo hacen los cracks y colocó un centro en la cabeza de su hermano Óscar que solo tuvo que empujarla al arco de Argentinos Jrs. Centro de Ángel, cabezazo de Óscar, un gol made in Paraguay, de esta manera San Lorenzo se puso 1-0.

El gol fue el fruto de un primer tiempo trabado. A fuerza de gambetas y pases cortos en el medio, San Lorenzo fue dejando que los Romero tengan tiempo y espacio y puedan jugar a lo que mejor saben. Para eso, Ramírez fue una pieza fundamental, y por detrás Menossi hizo un trabajo parecido, rompiendo líneas en el medio, pero con menos precisión en los pases. Cabe destacar antes de marcar el final del primer tiempo, que si bien Argentinos Jrs tuvo algunas jugadas de peligro, la defensa del Ciclón siempre volvió junta, compacta y con un Gattoni y Donatti impasables en todos los centros o mano a mano que tuvieron.

El segundo tiempo de San Lorenzo fue de manual. Arrancó un poco más atrasado, buscando con pelotas largas a Ángel Romero por izquierda, para que este, con cambios de frente encuentre rápido a un recién ingresado Di Santo ( que entró al retirarse Peralta Bauer de flojo primer tiempo).  A los 10 minutos del segundo tiempo, a uno de los mejores de la cancha Ramírez, le cometieron una falta entrando al área por él costado izquierdo. De ese tiro libre, Ángel Romero colocó un tiro libre aún más mágico y lindo que el que había realizado frente al Pincha en el exacto mismo lugar de la cancha. Aunque esté fue aún más inatajable, ya que entró tocando el travesaño en donde literalmente duermen las arañas. Así Angel Romero ponía el 2-0 y seguía con la buena racha que sostuvo de la fase de eliminatorias con su selección, donde también convirtió dos goles.

Argentinos Jrs con el dos a cero abajo, comenzó a buscar con más jugadores sobre el campo rival. Pero este San Lorenzo no es fácil. Una vez más, se lo vió muy sólido atrás y también en el medio con un Torito Rodriguez recuperando todo lo que pasaba por la mitad de la cancha. De esta manera, se paró de contragolpe y tuvo varias. Primero una corrida de Di Santo que aprovechó un mal despeje en mitad de cancha, e intentó buscar a Ángel Romero en el área, pero la defensa de Argentinos cortó justo cuando el paraguayo entraba como una locomotora por el fondo. Después una combinación entre Di Santo y ambos Romero, terminó con un rebote que le quedó servido a Ángel entrando al área, quien remató de sobrepique con potencia pero con poca dirección, lo que termino siendo fácil para el arquero rival.

En el minuto 31 cuando vimos a Piatti parado en la línea de cal, algunos nos ilusionamos con la posibilidad de ver finalmente a los dos Romero junto a una de las figuras del partido anterior en Mar del Plata. Pero finalmente el reemplazo fue 10×10 y Nacho entró por Óscar para seguir dándole dinamismo a la contra.

Sobre el final San Lorenzo se mostró. Ramírez consolidó el partidazo que venía haciendo aprovechando los espacios para gambetear y generar peligro. De igual manera Rodríguez, trabó fuerte cada una de las pelotas que cruzaron la mitad de la cancha, sin importar que no hubiera hinchada para aplaudir de pie el gran sacrificio que realizó todo el partido.

Párrafo aparte merece Ángel Romero, que antes de irse de la cancha no solo siguió amagando todo lo que se le cruzó, sino que cuando tuvo otro tiro libre por izquierda, pero mucho más cercano al córner y que parecía solo ser útil para un centro, buscó esta vez el ángulo derecho del arquero en una pelota cruzada y difícil que el 12 de Argentinos Jrs tuvo que echar al córner. El número 11 tuvo un partido vertiginoso, que dejó sin respiro a la defensa del Bicho y se convirtió en la figura. Sobre el final, el jugador de la selección paraguaya dejó su lugar a Alexander Diaz, quien pasó a jugar de doble nueve con Di Santo, pero un poco más retrasado por la derecha, como jugo Ángel en el segundo tiempo.

Así San Lorenzo cosechó una nueva victoria de un equipo que vuelve a gustar y se lo ve sin fisuras. Una vez más, a pesar de los nombres, el planteo parece convencer a todos los jugadores que ocupan algún lugar en la cancha. Y no sólo eso, sino que el técnico parece conseguir que cada uno de los jugadores explote lo mejor de sí. El nivel de Ramírez, Ángel , Menossi y el Torito Rodríguez, habla de rescatar a jugadores que todavía no habían mostrado todo su potencial en San Lorenzo y hoy lo están empezando a hacer. Lo mismo en defensa con Gino Peruzzi, Gattoni, Donatti, y Pittón, que en este partido volvió a mejorar su nivel. El equipo de Soso marcha puntero y se encuentra prácticamente clasificado. Además en la semana se consiguió la primera lectura para la rezonificación que necesitamos para volver a construir el estadio en Boedo. Quién te dice, capaz al final este 2020 no termina tan mal.

“Ante esas situaciones adversas no se encierra en esquemas dogmáticos”. La crónica de Nahuel March de la victoria ante Argentinos

Continuar leyendo

El 1×1 del triunfo ante Argentinos Juniors

22/Nov/20

San Lorenzo logró otra muy buena producción futbolística derrotando 2 a 0 al bicho de la Paternal con goles de Óscar de cabeza y Ángel tras un excelente tiro libre.

Monetti 6
Peruzzi 7
Gattoni 7
Donatti 6
Pitton 6
Menossi 7
Rodríguez 7
Ramírez 8
Óscar 7
P. Bauer 6
Ángel 9 (Figura)

Di Santo 5

Piatti, Díaz y Sabella S/N

El 1×1 de la muy buena victoria del Ciclón ante Argentinos Juniors

Continuar leyendo

La previa vs AAAJ

21/Nov/20

Este domingo 22 de noviembre a las 21:30hs San Lorenzo recibe en el Pedro Bidegain a Argentinos Juniors por la 4ta fecha en la zona 5 de la Copa de la Liga Profesional de Fútbol. El Ciclón viene puntero del grupo y buscará acercarse de manera definitiva a la clasificación a la Zona Campeonato. Una victoria marcaría llegar a los 10 puntos y por lo tanto a meter un pie y medio en la siguiente fase. Argentinos viene de su primera victoria frente a Estudiantes en La Plata, fue 1 a 0 con gol de Batallini. Las autoridades del encuentro serán Andrés Merlos como árbitro principal, Juan Pablo Belatti y Gabriel Chade como asistentes; y Roberto Echeverría hará las veces de cuarto árbitro.

El historial marca 124 partidos disputados con 62 victorias, 33 empates y 29 derrotas. Tenemos algunos partidos icónicos como aquel donde perdimos 1-0 en 1981 y marcó la página más triste de nuestra historia que posteriormente se convertiría en la demostración de amor y fidelidad más grande de una hinchada en la historia del futbol (no sólo de acá, sino del mundo). El último encuentro es del año pasado por 3-0 categórico con un partidazo de Gaich (golazo de cabeza incluido) y Ángel Romero. En cuanto al árbitro nos dirigió en 13 oportunidades con 9 victorias, 3 empates y 1 derrota.

Es un partido para convertir el buen arranque en una buena racha, tomar confianza, quedar al borde de la clasificación y seguir sumando. El equipo de Mariano Soso iría con: Monetti; Peruzzi, Gattoni, Donatti, Pittón; Menossi, Rodríguez, Ramírez; Oscar; Peralta Bauer y Ángel. La única duda surge de una indisposición gástrica que tiene el Torito y su titularidad dependerá de su evolución, aunque la misma no sería un inconveniente para que juegue.

Podemos analizar un poco que pasó el sábado pasado en la goleada a Aldosivi (cuanta falta nos hacía ganar de esta manera). El Ciclón nunca negoció el esfuerzo a la hora de recuperar la pelota, eso parece irse afinando y ganando confianza para ejecutar la presión en zonas cada vez más altas, aunque el equipo es bastante pragmático y no tiene problema en retroceder, armar dos líneas de 4 y cortar los carriles de pase. Siempre escribo que los números no son importantes a la hora del funcionamiento del equipo, lo sostengo pero no deja de ser una referencia para entender, aunque si el fútbol fuera solo parar jugadores en la cancha y cuántos por línea más que fútbol sería batalla naval. Por momentos el equipo se para con dos líneas de 4 a la hora del retroceso y deja su dibujo inicial que es un 4-3-1-2 para pasar a un 4-4-2 o 4-2-3-1, es decir, el esquema es flexible; de hecho, por momentos para una línea de 4 y otra de 3 más adelante y libera a los de arriba para molestar en la salida y orientar al rival a la zona donde el Ciclón se siente más cómodo para recuperar. Por momentos ejerce una presión alta cuando ve que a su rival le cuesta salir o está desorientado. En este sentido, el Ciclón presionó alto cuando notó que Aldosivi estaba desorientado, así vinieron dos goles. El primero que quiero resaltar es el de Peralta Bauer con una muy buena presión de Alexander “el 33” Díaz que fue la figura de la cancha, eso generó un error que se supo aprovechar para estirar la ventaja que ya era de dos goles. También quiero destacar el segundo gol porque pese a no nacer de una presión asfixiante cuando llega el pase atrás San Lorenzo tenía 7 jugadores en las inmediaciones del área de Aldosivi lo que marca una gran voracidad ofensiva y un posicionamiento hecho para no dejar salir al rival, tanto es así que todos los rebotes que hubo en la jugada fueron a parar a uno de camiseta blanca con detalles azulgrana hasta que Piatti la clavó abajo.

San Lorenzo fue ancho con un buen partido de los laterales donde se destacó más la participación de Peruzzi (siempre te banqué, bueno, ya hago chistes internos que nadie entiende como Vignolo y Benedetto). A partir del toque y de tratar de llegar al fondo vimos una constante que salió bien varias veces, ir hasta el fondo para buscar el desborde y meter el centro atrás para el que llega de frente. Esa jugada es letal, no vengo a descubrir nada pero hace rato no la intentábamos con convicción y frecuencia.

Más que interesante fueron los roles que tuvieron Menossi, Piatti y Ramírez. El primero tuvo un buen partido con buena distribución y presencia en el medio, no siempre desde la pelota, sino también desde la ayuda al Torito Rodríguez para darle al equipo equilibrio. También supo aparecer por sorpresa en ataque, en la posición del enganche dando pie a que el resto de sus compañeros interprete el movimiento como un desorden ofensivo (generalmente trabajado) y sacar a los rivales de sus marcas fijas generando movimientos, pasillos, callejones y espacios para aprovechar en precisión y velocidad. Menossi suele ser mucho más cuando no carga con la mochila de ser protagonista de la tenencia sino cuando aparece por zonas donde no se lo espera, tanto es así que el centro del gol de Díaz lo tira él; que llega tocando y pasando hasta el fondo para meter la estocada atrás. Nacho Piatti nos recordó a unos años felices no tan lejanos pero en otro rol, fue el conductor de ese primer tiempo y sigue siendo ese jugador vertical con hambre de gol que siempre pisa el área, ya no está para hacer la banda como en aquellas noches gloriosas de Copa Libertadores 2014 pero sigue siendo una alternativa interesante con muchísima jerarquía. Por otro lado, Ramírez tiene la capacidad de jugar tanto por dentro como por fuera, puede ser parte de la estructura defensiva cubriendo la banda y también puede aparecer por el centro del ataque rompiendo líneas con la gambeta. De hecho faltando diez u once minutos para el final del primer tiempo y a unos 5 metros del círculo central se sacó de encima un hombre con la gambeta y tardó en dar el pase buscando una segunda gambeta que no consiguió. Es un jugador que me encanta (lo pido más o menos desde que jugaba en Argentinos Juniors) y si elige mejor cuando gambetear y cuando tocar y pasar va a ser fundamental para generar superioridad numérica en ataque. Me queda un jugador a destacar y ese es el Torito, que viene siendo fundamental a la hora de la faceta defensiva del equipo.

Hoy los analistas en pos de vender una idea de “fútbol moderno” nos dicen que la recuperación de la pelota no depende de trabajos individuales sino de un movimiento colectivo. Esto es cierto pero en el afán de embanderarse en la lógica del “progreso futbolero” se olvidan que el orden defensivo depende en buena medida de las características de los jugadores y que no es lo mismo que el 5 sea Mercier a que sea Paulo Silas, las características de ambos los hacen ideales para los puestos en los que se desempeñan. Existe en buena medida una “especialización” de algunos jugadores en aspectos distintos del juego, negarlo sería una terquedad y el Torito es un jugador que equilibra el juego, le da un plus en la recuperación y en la presión que no sería posible sin el laburo de sus compañeros y viceversa.

El partido no va a ser fácil, si bien Argentinos no viene jugando bien es un rival siempre complicado y San Lorenzo es un equipo en levantada que sigue estando en formación. Va a ser importante aprovechar los espacios, intentar que la racha de Peralta Bauer continúe y ver cómo llegan los hermanos Korioto de sus partidos por eliminatorias (más polémicos en la prensa y en el sentir de la maquinaria mediática que en el sentir del hincha de San Lorenzo). El partido en cancha del bicho fue muy trabado, San Lorenzo casi no encontró espacios para jugar y cuando los tuvo se notó que era el primer partido después de 8 meses; van a ser importantes los espacios que se puedan encontrar dado que el campo de juego del NG es mucho más grande que el del metegol de La Paternal, y a partir de esos espacios intentar jugar y saber que la victoria nos acerca muchísimo al primer objetivo pero un empate también nos deja bien parados, quienes deben hacer el gasto y salir a buscar el partido son ellos porque comparten el segundo puesto con Aldosivi, eso debería dejar huecos que se debe saber aprovechar para lastimar.

Que en la noche del domingo ruede la pelota en el verde césped del Bidegain y por supuesto ¡Qué gane San Lorenzo!

El domingo a las 21:30 el Ciclón recibe a Argentinos Juniors por la 4ta fecha de la Liga. Enterate de toda la previa

Continuar leyendo

El oso soso

15/Nov/20

¿Qué pasa con esta crónica? Se escribe sola. ¡Mirá! Saco las manos del teclado y las palabras siguen apilándose en el doc. Y sí, che, me parece que hoy cualquiera de ustedes podría estar en mi lugar y todos acabaríamos diciendo más o menos las mismas cosas. Sensación unánime e irrefrenable de que cuánto hace que no veíamos jugar así a San Lorenzo. Las acciones del match ya se las relató magistralmente mi compañero en la crónica de ayer. Acá, para arrancar, expresaré mi alegría de tener, al fin, un entrenador que potencia a sus jugadores. “Han pasado cuatro años de esta vida”, dice el clásico de Moris, y bien debió estar pensando en San Lorenzo cuando escribió la canción: cuatro años viendo pasar un dt tras otro, viendo armarse y desmantelarse planteles enteros; cuatro años charlando entre nosotros, para desahogarnos, porque a veces sinceramente no podíamos entender cuál era el programa futbolístico que tenía la dirigencia; cuatro años alternando entrenadores consagrados con entrenadores del club, y cuatro años viendo cómo se desvalorizaba vertiginosamente nuestro patrimonio; mitad de tabla para abajo, jugadores desmotivados, ilusiones despilfarradas.

Y de pronto, ¡flash!, diría Luis Miguel. No, Etchevehere no, el otro, el mexicano. Bué, dejá, no importa. De golpe llega Soso, un tipo joven, que trajo la dirigencia en calidad de apuesta, en un momento de papas calientes. Detrás de Soso vino una pandemia, y eso no parecía muy alentador, pero un día todas las cosas excepto San Lorenzo empezaron a recuperar su relativa normalidad. San Lorenzo, para alegría de todos nosotros, parece haber perdido el tren en que venía viajando, y ahora se ve que andan un poco más tranquilos los muchachos, bajo la égida de este gentilhombre que intenta expresarse correctamente en cada conferencia de prensa, aunque aquello le valga el descrédito de los que creen que el fútbol tiene que seguir siendo el paraíso de los Coco Basile y los Mostaza Merlo.

Mi temor no era su manera de hablar. Mi temor, en todo caso, era que viniera con ínfulas de laboratorio, inventándole posiciones a los jugadores e improvisando un brebaje diferente para cada partido, enloqueciéndonos definitivamente. Nada más lejos. Tenemos un equipo con aplomo, que primero se ordenó defensivamente y que ahora está encontrando su mejor versión ofensiva. Pero, lo más importante, y lo vuelvo a decir, es que el entrenador ya ha dado señales, en este puñado de partidos, de saber cómo potenciar a sus jugadores. Y esa sola virtud del deté, en caso de confirmarse, bastará para sepultar un tiempo de ingratitud que se nos había extendido más de la cuenta. Está la mesa servida para que tengamos un tiempo virtuoso, revalorizando nuestro patrimonio, afianzando los pibes que -ahora sí- protagonizan el proceso futbolístico, fortaleciendo el equipo y peleando cosas importantes. Del dicho al hecho, hay un largo trecho, es cierto, y sino miren a los diputados de la izquierda, que se pasaron toda la vida repartiendo volantitos exigiendo que la crisis la paguen los capitalistas, y ahora que el Congreso va a debatir un proyecto de ley para que las grandes fortunas del país colaboren con la crisis sanitaria, ellos dicen que no, que mejor se abstienen. ¡Mamita! Qué manera de comerle la gorra al piberío que los milita. Por suerte después crecen y la enorme mayoría rumbea para otro lado.

Pero, volviendo a nuestro San Lorenzo, las alegrías no están nada más en los pies de Piatti o de Gino Peruzzi (¡!). El miércoles pasado volvió a quedar claro qué es lo que quiere el barrio de Boedo, y el jueves que viene la legislatura porteña le levantará el pulgar al proyecto que quiere cambiar la rezonificación del predio de Avenida La Plata. Ahí no termina todo, claro que no. Pero el asunto avanza y más temprano que tarde nos juntaremos todos y todas a celebrar una nueva victoria popular. ¿Díganme si no es lindo, ser parte de una causa que liga generaciones, que refuerza el amor que sentimos por el club y por el barrio, que nos hace más conscientes en un nivel social y colectivo, y que, encima, despierta las simpatías de hinchas de otros clubes, rompiendo ese mito pelotudo de que no se puede congeniar con alguien que no comparte tus mismos colores? Sí, claro, llevamos más de una década de lucha y todos hubiéramos querido que esto se resuelva más rápido. Pero, bueno, lo importante es no arriar nuestras banderas y saber que, cuando el fuego crezca, vamos a estar todos ahí.

Ya les parafraseé al Indio, a Moris y a Luis Miguel. Si sigo dos párrafos más, te meto Gardel y el Wosito. Pero no creo que llegue. Me tengo que poner a cocinar. Lo único que te voy a decir, es que el deté se ganó mi crédito total. Yo quería que juegue el Tucu, lo puso a Peruzzi y ahí lo tenés a Peruzzi. Yo prefería que lo ponga a Herrera, lo puso a Alexander y ahí lo tenés a Alexander. Listo amigo, me coso la boca. Metele vos que de esto sabés. Te firmo un cheque en blanco. Danos alegrías. Por favor te lo pido. Quedate un par de años acá, y danos alegrías. Lástima que no somos hinchas del Lobo, sino te cerraba esta nota cantando “vuelvo al bosque, estoy contento de verdaaaa, laaaralarala, laaa, laaaralaralaaaa”.

Lee la nota de opinión de Facu Baños analizando el triunfo de visitante por 4 a 1 en la tarde de ayer. 

Continuar leyendo

Felices los 4

14/Nov/20

En un clima típico de la costa argentina, San Lorenzo tuvo un día perfecto en “La Feliz”. Hacía mucho tiempo el Ciclón no lograba las famosas tres G del partido perfecto, Ganó, Gustó y Goleó. Todo eso con un equipo que parecía “muletto”, pero demostró tener mucho para pelear. Así, con goles de Gattoni, Piatti, Peralta Bauer y Alexander Díaz, San Lorenzo goleó a Aldosivi por 4 a 1 y alcanzó de esta manera la punta de la zona 5.

En la previa el partido parecía ser mucho más trabado. Se enfrentaban los dos punteros de la zona y Aldosivi venía de sacar tres puntos en el difícil metegol de La Paternal. Por otra parte, este torneo tan extraño (en donde se juega hasta con fecha FIFA), no permitió que los hermanos Romero pudieran estar en el encuentro por estar jugando con su selección. Pero eso no fue todo, el técnico había elegido reemplazar a los hermanos paraguayos por el juvenil Matías Palacios y en la delantera con Andrés Herrera. Pero el COVID positivo de Matías Palacios y el aislamiento de su hermano hicieron que el técnico finalmente pusiera en cancha a Piatti y a Alexander Díaz. De manera sorprendente, al San Lorenzo de Soso le alcanzaron 30 minutos para definir el partido en Mar Del Plata. No sólo fueron 4 goles, sino que hay que rescatar lo bien que se movieron los cuatro de adelante. Dos son los que ya venían jugando, que volvieron a cumplir y tuvieron un gran papel en esa ráfaga efectiva de los primeros treinta minutos. Hablamos de Ramírez, que arrancó muy desequilibrante y terminó con varias imprecisiones, y de Peralta Bauer que marcó su segundo gol en primera y pareció entenderse de memoria con Alexander Díaz y Gino Peruzzi por la banda derecha.

Los otros dos eran los suplentes de los suplentes y terminaron siendo las figuras del partido. Por un lado, la siempre promesa Alexander Díaz tuvo su partido perfecto, desequilibró arriba consiguiendo varias faltas determinantes (la que permite el primer gol y las dos amarillas que terminaron expulsando a Mario López a los 20 del segundo tiempo), un casi-gol/ asistencia en el tercero y finalmente su primer gol en primera que selló la goleada. El “tanquecito”, de contextura física parecido al Gamer “Kun” Agüero, tuvo un desempeño ejemplar que ilusiona y mucho. Por otra parte, el “viejito” Ignacio Piatti jugó en los niveles de aquel del 2013/2014, siendo determinante en los primeros tres goles cuervos. Primero, colocó un excelente centro de tiro libre que el juvenil Gattoni aprovechó para poner el 1-0 y así convertir su primer gol en primera. Aprovechando ese envión, Ignacio tomó la pelota por la izquierda, enganchó en dos oportunidades y realizó un remate que le faltó buscar ángulo pero que tuvo la suficiente fuerza como para que el arquero rival tenga que tirar la pelota al córner. Luego, el mismo Piatti, tras un lateral muy rápido y bien sacado por Peruzzi que habilitó a Peralta Bauer adentro del área, aprovechó una serie de rebotes y clavó abajo del palo izquierdo del arquero el segundo gol del Ciclón. Como si fuera poco, a los 28 minutos del primer tiempo, el número 28, Piatti, tomó la pelota por la derecha y realizó un pase largo en profundidad con el veneno suficiente como para provocar un desajuste entre el arquero de Aldosivi y sus defensores, lo cual terminó con la pelota servida al ya hambriento Alexander Díaz, que intentó colocarla por arriba del defensor Schunke y terminó pegando en el travesaño con la justa fortuna de servir en el rebote al joven Peralta Bauer para que convierta el tercer gol.

De esta manera, ejerciendo una buena presión sobre la defensa de Aldosivi y estando precisos en los pases y las gambetas, los cuatro de adelante fueron determinantes para comenzar a sentenciar una goleada que hace mucho tiempo San Lorenzo no tenía.

El resto del equipo acompañó muy bien, la dupla central de los “tanos” Gattoni- Donatti parece entenderse y hasta el momento no muestran grandes fisuras. Por otra parte, el 4 de nuestro equipo, el tan discutido Gino Peruzzi tuvo un buen partido. Llegó hasta el fondo con muy buen pie en varias oportunidades y estuvo a punto de dar una asistencia de gol a Díaz apenas comenzado el partido a los 3 minutos, en una buena jugada que armaron con Peralta Bauer por su costado de la cancha.

En el medio, el Torito Rodríguez y Lucas Menossi, tuvieron un partido muy parejo. Ambos recuperaron rápido el balón e hicieron jugar. Pero Menossi tuvo su frutilla del postre, cuando apenas empezado el segundo tiempo, logró entrar al área con pelota dominada por el costado derecho y asistió con un pase atrás a la figura del partido Alexander Díaz, quien anotó el cuarto y último gol con el que se sacó la mufa de no tener todavía goles en primera. Luego del cuarto gol, Aldosivi logró descontar con un tiro libre que Monetti no pudo sacar luego del fuerte cabezazo abajo y a la derecha de Emanuel Iñíguez. Una vez más, Monetti no logra conseguir la simpatía de los hinchas del Ciclón al volver a ser cómplice de un gol contrario.

Sobre el final, la expulsión del jugador de Aldosivi, la típica lluvia torrencial marplatense y los 5 cambios que realizó el técnico Mariano Soso fueron guardando el partido en un cajón hermoso con los tres puntos y la cima de la zona.

Ni puntito inteligente ni derrota injusta, San Lorenzo ganó, goleó y genera expectativas. No sólo por la victoria, sino porque parece encontrar lo que el técnico busca: un sistema de juego que se mantenga más allá de los nombres. “Tenemos muchas variantes y eso es bueno” dijo una de las figuras Ignacio Piatti cuando termino el partido y eso nos genera casi la misma ilusión que la vacuna rusa Sputnik V. Aunque, al igual que con la pandemia, todavía falte mucho.

“Ni puntito inteligente ni derrota injusta, San Lorenzo ganó, goleó y genera expectativas.” La crónica de Nahuel March de la goleada a Aldosivi. 

Continuar leyendo

El uno por uno de la victoria ante Aldosivi

14/Nov/20

San Lorenzo logró un gran triunfo en su visita a Mar del Plata derrotando a Aldosivi 4 a 1 con goles de Gattoni, Peralta Bauer, Piatti y Alexander Díaz. Gran producción del equipo de Mariano Soso, con puntos altos en todas sus líneas.

Monetti 5
Peruzzi 7
Gattoni 8
Donatti 7
Pitton 6
Menossi 7
Rodríguez 7
Ramírez 7
Piatti 9
P. Bauer 8
Alexander 9 (Figura)

Sabella 6
Herrera 6
Hausch s/n
Salazar s/n
Fernandez s/n

El 1×1 de la gran victoria del Ciclón en Mar del Plata frente a Aldosivi

Continuar leyendo

Previa vs Aldosivi

13/Nov/20

Este sábado a las 14hs el Ciclón visita Mar del Plata para enfrentarse con Aldosivi por la tercera fecha de la Copa de la liga Profesional del fútbol. El escenario será el estadio mundialista José María Minella. Las autoridades serán: Lucas Comesaña el árbitro principal, Pablo Gonzalez e Iván Aliende los asistentes y Bruno Bocca el 4to árbitro. El historial marca que nos enfrentamos en 8 oportunidades con 5 victorias, 1 empate y 2 derrotas.  La fría estadística marca una superioridad pero en los últimos años los rivales siempre fueron un hueso duro de roer.  Los marplatenses nos despidieron del campeonato en 2017 ganándonos 1-0 en el Nuevo Gasómetro en un desliz que costó la clasificación a la copa Libertadores 2018 y significó abandonar la pelea de manera prematura. El último enfrentamiento fue también en Mar del plata con victoria 3 a 1 (golazo de tiro libre de Óscar Romero para poner en un cuadrito).

Al equipo de Soso le espera un partido complicado ante un tiburón que viene envalentonado de ganarle al bicho en la paternal, aunque viene sumando una racha importante de lesionados que le complicarán al DT Hoyos armar el equipo. Fue un partido bastante parecido al que jugó San Lorenzo en el mismo reducto pero aprovechando la situación que tuvo para llevarse los 3 puntos.

El Ciclón tiene varios escollos por superar si quiere convertir un arranque expectante en uno bueno y dos partidos sin perder en el comienzo de una buena racha que lo deposite en la zona campeonato para pelear la copa y la clasificación a la Libertadores. El primero es que le van a faltar los hermanos Korioto que son los dos jugadores que cuando aparecen marcan diferencias ya sea en un pase, en una gambeta, sacando de quicio a los rivales o haciendo goles. El segundo es que el rival viene envalentonado por una victoria y porque la obligación de ganar en estos partidos es nuestra. Para el primero tiene en el banco algunas alternativas interesantes como Piatti e incluso jugar con un delantero como Herrera que puede aportar algo de lucha y fajarse con los centrales. Para lo segundo San Lorenzo deberá hacerse cargo de ser San Lorenzo de Almagro y sostener algunos tramos de dominio que tuvo ante Estudiantes.

El técnico Mariano Soso se inclinaría por Monetti; Peruzzi o Salazar, Gattoni, Donatti, Pittón; Menossi, D. Rodríguez, Ramírez; Peralta Bauer y Herrera. La primicia de último momento indica que pese a Angelito rompió a otro Palacios como en un efecto mariposa los nuestros se agarraron Covid y no serán de la partida. Resta definir quién será su reemplazo.

El sábado pasado el equipo mostró algunas cosas interesantes que vamos a pasar a analizar a continuación. El azulgrana estuvo bien parado en la cancha, se supo defender y prácticamente no le patearon al arco. Cualquier equipo serio debe tener en claro cómo defenderse y después entramos en la discusión de si prioriza defender más atrás o prefiere presionar alto y recuperar lo más cerca posible del arco rival, no es posible conseguir ningún objetivo sino se sabe defender y esto debe ser fundamental en cualquier funcionamiento. Para ver fútbol ofensivo, lindo y entretenido puedo buscar los partidos de la premier en algún streaming y ver el ida y vuelta, los goles, los tiros al arco y la velocidad pero claro, ahí no soy hincha, me cae simpático el Liverpool nada más y si pierde me tomo un mate y acá no pasó nada. Pero en San Lorenzo me gusta la previsibilidad porque tengo antecedentes cardíacos en la familia y todes sabemos que ser cuervo es eternamente sufrir para después festejar por lo que no le puedo sumar a esa característica algo como ganar o perder 4-3 todos los partidos porque no llego a los 40 años. Un poco amarrete en donde tengo el corazón y reclamando espectáculo en dónde no.

El equipo dominó el partido a veces con la pelota y otras desde la actitud, desde lo psicológico. Pudo plantarse en algunas zonas de la cancha con la intención de cortar el juego, así es cómo varias veces le salió bien la presión alta, pero no se casó con ella, también jugó a armarse bien y esperar bien plantado. En ese sentido se destacó El Torito Rodríguez que recuperó 11 pelotas. Cuando la tuvo la hizo circular y fue ancho sin una referencia de área jugó a encontrar un hueco y diagonales de los de arriba. A los 33 minutos esos movimientos se cristalizaron en Óscar dando un pase delicioso a Peralta Bauer que hizo un control que fue un escándalo para ponerla donde quiso. La misma jugada ya se intentó en el partido anterior y el movimiento empieza a ser un arma del equipo para generar situaciones de gol a partir de ir a atacar los espacios con movilidad y decisión. En la medida en que esa buena circulación aparezca el Ciclón ganará en confianza y se irá contagiando para animarse a más.

Imagino un partido trabado (como todos en el fútbol local) en el que será importante que San Lorenzo sepa hacer circular la pelota en los momentos de tenencia y se afine un poco más lo físico para hacer efectiva la presión . Algo que se vio en los dos partidos es un equipo que tiene una idea de presión, sin embargo varias veces llegó tarde y de haber estado más rápidos podrían haber rendido mejores dividendos. Ramírez deberá sostener el buen rendimiento del primer tiempo del sábado pasado y Lucas Menossi hacerse cargo de jugar, leer espacios y aparecer para asociarse en la zona del enganche con Ramírez, quien ocupe el lugar que suele ser Óscar y así alimentar a los delanteros. Lo importante será poder pisar con bastante gente la zona del enganche (lo que ahora llaman la zona 14) y no quedarse estáticos, tocar, pasar y generar situaciones de gol a partir del toque.

El esquema volvería a rondar en el 4-3-1-2 y a veces en el 4-2-3-1… Lo más importante del número telefónico es que San Lorenzo sepa pararse para defender (en varios tramos del partido con el pincha plantó 2 líneas de 4 o un línea de 4 y otra 3 poniendo 7 jugadores para recuperar el balón) y desordenarse en ataque para desorientar a la defensa rival.

Que la pelota ruede en el mundialista de Mar Del Plata y por supuesto ¡Qué gane San Lorenzo!

Mañana San Lorenzo visita al tiburón a las 14:00 hs y busca el segundo triunfo en la Liga Profesional. Toda la previa del partido. 

Continuar leyendo

Made in Ortigoza

9/Nov/20

Y bueno, me volví a ilusionar. Listo, me está pasando. No es algo que uno decida hacer. No es que haya estado reflexionando sobre eso: “Vamos a ver, ¿me ilusiono de vuelta como un gil, o sigo criticando todo, haciéndome el capo?”. Anoche, después del partido, comentábamos con un amigo que nos habíamos pasado los 90 minutos escuchando las pavadas que gritaba un tipo evidentemente mediocre -y por cierto mala persona, como ha demostrado ser durante su carrera como futbolista- como es el Chavo Desábato. “¡Tranquilo! ¡Atento! ¡Eso, eso!”: todo el tiempo así. O sea, dennos el carné de deté a los hinchas, si es tan fácil. A Soso, mientras tanto, casi no le conocemos el timbre de voz. Habrá dado sus indicaciones, claro, pero entre los gritos y las pataleadas del otro muchacho, el nuestro pasó desapercibido.

El que no pasó desapercibido fue su equipo, que se plantó en el terreno del Bidegain, impuso las condiciones, se hizo fuerte de atrás para adelante y por momentos mostró un buen fútbol. Bah, qué será eso del “buen fútbol”, ¿no? Podríamos escribir una crónica cada hincha y tendríamos casi tantas respuestas como crónicas escritas. No es que haya sido increíblemente vistoso, San Lorenzo, pero fue práctico, eficaz, manejó los hilos del partido, mostró firmeza en la marca sin correr de más, tuvo el balón durante varios pasajes, pero, más importante, tuvo el cronómetro en la mano, manipuló el tiempo de juego según su propia necesidad.

Voy y vengo entre el documento de Word y la transmisión de mando de Lucho Arce, en Bolivia, acá, en la ventanita de al lado. Porque, como ya sabrán, me propuse con esta columna que me puteen un toque en los comentarios. Y ahí está entrando el Presidente a la Plaza Murillo. Se abraza con unas cholas que lo estaban esperando, levanta la mano saludando a la gente que acompaña de lejos. “¿Jura por la Patria, por los próceres de la independencia, por nuestra Madre Tierra, por los dioses de nuestros ancestros, por nuestras hermanas y hermanos que dieron su vida por la democracia y la igualdad, desempeñar las altas funciones de presidente de Estado Plurinacional de Bolivia?”. Qué linda pregunta. Están pasando cosas que no creímos que iban a volver a pasar tan pronto: una defensa sólida, laterales que saben acompañar el ataque, un medio campo que está aprendiendo a contener, y las pinceladas de los mellizos que se traducen en cartulinas rojas para el rival y porotos que se quedan en casa. Es un placer, cada vez que ven venir la murra de un tipo que no se los fuma más y se anticipan, juntando los talones y pegando ese saltito, revolcándose de dolor. Qué felicidad. ¡A las duchas, señor! Son dos cracks y tienen ojos en la nuca. Saben perfectamente lo que hacen y sacan de quicio a cualquier defensa. Y después te clavan esa asistencia made in Ortigoza, y te la rematan con un bombazo de tiro libre que el arquero ni se gasta en tratar de agarrar.

Pero, ¿sabés qué es lo que me deja más tranquilo? La nerca que tenemos en el banco para tirar a la parrilla. A veces echás una mirada a los suplentes y eso alcanza para sacar algunas conclusiones: Nacho, el pibe Sabella, los hermanos Palacios, pronto va a estar el Uva, también Coloccini si es que no se retira. Es un montón. Vendrán los sabelotodo a decir que es demasiado plantel para lo que estamos jugando. Bueno, hermano, qué sé yo, ¡no me rompas las bolas! Vamos a ver si podemos suplir en Mar del Plata a las figuritas paraguayas y sostener la solidez que mostró ayer el equipo.

Les iba a decir algo más, pero me olvidé. Es que estoy que voy y vengo con los quehaceres dominicales y echando un ojo de refilón al asunto este de Bolivia, que me interesa. Y ahí está Alberto, como corresponde, acompañando la asunción de una democracia que le habían arrebatado a la región y que hoy, con lucha y organización, se pudo recuperar. Y hablándoles un poco en serio, me cabe esto aprovechar las crónicas para tirar algunas puntas de las cosas que están pasando. No me interesa en lo más mínimo que piensen como yo. Lo que sí nos parece importante, y me atrevo a decirlo en nombre de mis compañeros, es que entendamos que no se le va la vida a nadie en el fútbol. Saquémonos el balde de la cabeza, que la vida no es tan larga como parece y están pasando todo el tiempo un montón de cosas. Amo a San Lorenzo y sufro como un ganso cuando nos va mal, o sea casi siempre, y me entusiasmo como un perejil cuando siento que esta vez nos puede llegar a ir bien, o sea que casi siempre también. Después, claro, nos estrellamos contra esa pared sin corazón que se llama realidad.

Me gusta el deté que tenemos. Está mostrando pragmatismo, no iluminismo. Buena señal. Me gusta sentir que da frutos el laburo que se hace en inferiores, y me gusta sospechar que con este equipo bien podríamos pelear algunas cosas. Después, claro, hay que pelar, y ahí vamos a ver cuánta nafta tenemos en el tanque.

La columna de opinión del triunfo frente a Estudiantes en la pluma de Facu Baños. 

Continuar leyendo

El uno por uno de la victoria ante Estudiantes

8/Nov/20

8 meses después de aquel triunfo a Lanús, el Nuevo Gasómetro volvió a ser escenario de un partido oficial. Sin público pero repleto de banderas, el Ciclón se enfrentó a Estudiantes de la Plata por la segunda fecha de la Liga Profesional.

Con dos golazos, uno de M. Peralta Bauer con un gran pase de Oscar Romero a los 33 minutos y otro de tiro libre de Ángel Romero, San Lorenzo se quedó con los 3 puntos.

El equipo arrancó los dos tiempos impreciso y sin control de la pelota, pero logró ir de menor a mayor y llevarse el triunfo. En la próxima el Ciclón visita a Aldosivi, sin la presencia de los hermanos Romero que son parte del seleccionado paraguayo. Habrá que ver de qué forma logra reemplazar dos piezas fundamentales del equipo el DT Soso.

El 1×1 de Cafu Amador:

Monetti 5
Salazar 5
Gattoni 6
Donatti 6
Pitton 5
Torito 6
Menossi 6
Ramírez 7
P. Bauer 8
Oscar 8
Ángel 8

Sabella 6
Rojas 5
Herrera –
Palacios –
Palacios –

Los puntajes de la victoria de San Lorenzo correspondientes a la segunda fecha de la Copa Liga Profesional

Continuar leyendo

Cancha vacía, corazón contento

7/Nov/20

Difícil conseguir mejores condiciones climáticas para disputar del deporte más hermoso del mundo. El sábado estaba soleado pero corría la típica brisa del Bidegain. El silencio de la multitud era la nota más llamativa. Todo cronista y dirigente fue desinfectado por un prestigioso grupo de eternautas para asegurar el correcto funcionamiento de la comunidad.

San Lorenzo saltó a la cancha repitiendo el mismo once que igualó sin goles ni tiros al arco en su debut. Resonó estrepitosamente el silbato del referí en la inmensidad del solitario estadio y comenzó el match. Peralta Bauer era definitivamente delantero.

Lo más interesante para comentar de los primeros 15 es lo fea que es la camiseta negra. Hay cosas con las que es mejor no innovar. Nadie quiere comer helado de cerveza ni milanesas de tomate. Una azul y rojo y una blanca.

A los 18 hubo algo parecido a una llegada. San Lorenzo amontó gente por izquierda y Oscar metió un prodigioso cambio de frente para el Tucu. Este envió un centro pasado para el pobre de Ángel. No tuvo las alas para convertir ese envío en gol. Tampoco contó como tiro al arco, para los amantes de la estadística, puesto que el esférico golpeó al costado de la red.

23 minutos pasaron y San Lorenzo pateó por vez primera al arco en todo el torneo. Oscar presionó a Mascherano y habilitó una contra veloz que enebraron Peralta y Ángel. Llegó Menossi para patear una masita que fue fácilmente controlada por el quemero de Andújar.

Fue a los 32 minutos que el pibe Peralta Bauer tuvo su bautismo de gol. Se encontraron Ramirez y Oscar. Oscar puso una pelota flotante hermosa que dejó al chico del doble apellido mano a mano con el gigantón. Lo miró fijo y definió suave por abajo. Era por abajo… Tranquilidad y esperanza en el pueblo azulgrana. Oscar probó de nuevo 3 minutos después. 3 tiros al arco y un gol. Inmejorable faena a esa altura de la tarde. Hacía muchísimo que no gritábamos un gol.

San Lorenzo lució sólido en defensa. Buen primer tiempo de Ramírez, como siempre. Correctos los mellizos. En general el primer tiempo dejó un saldo positivo en este dirimida y pareja Copa. El DT se anota su primer poroto con su apuesta por Gattoni y Peralta y en la extraña posición en la que ubica a Oscar. Cabe destacar que el equipo no se encaprichó en salir tozudamente de abajo arriesgándolo todo.

Como era de esperarse Estudiantes salió a jugar un poco más arriba y San Lorenzo un poco más abajo. Durante los primeros 15 el pincha apretó sin complicar demasiado el arco de Monetti. San Lorenzo apostaba a una contra que no llegaba. Lindo desborde de Ángel a los 20 que logró conectar sin éxito el benjamín de doble apellido. Se encendió Ángel de nuevo y logró que expulsen a un tal Guzmán. Cobró la falta y la clavó en el ángulo. Tiro libre perfecto para dejar clavado en el pasto al antipático de Andujar.

22 minutos del complemento, dos goles de ventaja y un hombre más. Todo a pedir de Soso. A los 30, y en un claro gesto de biaggismo, Mariano hizo debutar a Sabella. Vaya paradoja del destino, debutar con Estudiantes y con ese apellido. Puso a Gabi Rojas en el medio del campo. A Herrera. Las aventuras de nuestro joven DT comienzan a seducir a este exigente cronista. Sobre todo cuando se trata de potenciar la cantera del club. El flechazo fue efectivo cuando colocó en el campo a los hermanos Palacios. Por Oscar y Peralta Bauer.

A San Lorenzo le alcanzó con ser sólido en defensa y con dos pinceladas de los mellizos. Se vio un esperanzador pragmatismo en el técnico y una correcta lectura del partido. Flojito lo de Estudiantes. Muy bien Ángel de 9, aguantando la pelota y jugando de espaldas, siendo vertiginoso y facturando. En general San Lorenzo jugó un correcto partido, no descolló, pero fue sólido, efectivo y práctico. Llama la atención que teniendo 5 cambios no haya un lugarcito para Piatti, pero no dejemos de festejar esta noche con ese tipo de preguntas.

Continuar leyendo