Derrota en la Superfinal

13/Dic/21

Las Santitas no pudieron en la Superfinal frente a Boca, cayeron derrotadas por 4-2 y así despidieron un año que será recordado por el título de la primera mitad del mismo.

En la cancha de Platense se enfrentaban las campeonas del año; San Lorenzo que se coronó en el Apertura y Boca recientemente consagrado en el torneo Clausura. Las bosteras llegaban un poco mejor con un título reciente y en el pico del rendimiento, mientras que las nuestras llegaban un poco emparchadas. Un conjunto azulgrana un tanto golpeado luego de la eliminación en la Copa Libertadores y de las semifinales del torneo frente a UAI.

Nico Basualdo determinó que las once que fueron a buscar el título anual fueran: Vanina Correa; Cecilia López, Gisel Vidal, Sindy Ramírez, Florencia Coronel; Naila Imbachi, Maricel Pereyra; Sabina Coronel, Valentina Tesio, Débora Molina y Eliana Medina. Mientras que Boca salió con: Laurino Oliveros; Julieta Cruz, Florencia Quiñones, Myriam Mayorga; Eliana Stabile; Clarisa Huber, Lorena Benítez, Camila Gómez Ares; Carolina Troncoso, Andrea Ojeda y Yamila Rodríguez dirigidas por Estaban Pizzi y Pablo Jérez.

El duelo arrancó con cierta paridad, con San Lorenzo intentando más lucha que juego mientras que Boca parecía más claro desde el juego. En 24’ tras una buena jugada y centro atrás de Gómez Ares, Rodríguez entró sola con el arco vacio para inaugurar el marcador. A partir del gol que abrió el marcador Las Santitas cayeron un poco en rendimiento; pese a buscarlo con garra y corazón no lograron generar superioridades tácticas para poner a alguien mano a mano con Oliveros exceptuando un buen centro que conectó Chamy yéndose cerca. Mientras Boca contaba con ciertos espacios que iba a explotar muy bien. Cuando se iba el primer tiempo y el partido entraba en el terreno de que en los siguientes 45 podía pasar cualquier cosa, llegó el segundo de Boca. Yamila Rodríguez metió una buena bocha desde la izquierda que Vanina Correa no salió bien al choque, con Huber que se la llevó y marcó el segundo.

En el arranque del segundo tiempo Eli Medina metió un golazo de otro partido, tras una buena bocha larga la 10 ganó en velocidad y vio a la arquera adelantada, la tocó por arriba del cuerpo y la mandó a guardar para darle una vida, una ilusión a las azulgranas. Pero a los 15´Gómez Ares contestó golazo con golazo y desde la medialuna la clavó en un ángulo ante la vista de la arquera que mucho no podía hacer. El panorama era negativo con unas Santitas que habían hecho un partido parejo hasta el 1-0 y cuando tenían que aguantar les cayó el segundo, y a eso le sumamos que cuando se volvieron a meter en partido y acortaron distancias enseguida les contestaron con un bombazo que aparte fue balde de agua fría. No quedaba otra que ir a buscar de vuelta para ver si llegaba algún guiño de la suerte pero esta vez no pudo ser. Iba 31’ cuando la defensa de San Lorenzo quedó muy mal parada y Yamila Rodríguez puso el 4to entrando sola a definir contra Vanina Correa. Hubo algún gesto de la 11 de Boca a la tribuna, algún empujón, alguna recriminación. Una estupidez hacer gestos en un partido en el que incluso en las tribunas primó cierto respeto, una cosa medio sin códigos que capaz en el barrio termina con una patada bien pegada en la siguiente jugada pero bueno acá hay cierto nivel de profesionalismo y esas cosas no pasan… Cuando terminaba Sindy puso el 4-2 definitivo de cabeza.

Se terminó el año para un equipo que hizo historia y logró quedarse con el título en el apertura y luego tuvo una fase de grupos arrolladora pero los golpes, las lesiones y las mermas lógicas del rendimiento hicieron que llegaran al final del año con las reservas del tanque y eso se notó en el sprint final.

La crónica de la derrota de San Lorenzo frente a Boca por el último partido del año. 

Continuar leyendo

A 10 minutos de la final

22/Nov/21

Las Santitas quedaron eliminadas del torneo local luego de perder por penales contra la UAI Urquiza. En el desarrollo de los 90 minutos el juego fue parejo, terminaron 2-2 y se repartieron un tiempo cada equipo. San Lorenzo dio varias ventajas en el primero, en donde el conjunto universitario pudo haber aumentado la diferencia, pero solo consiguió irse al entretiempo arriba por un gol. En el segundo las Santitas de la mano de Eli Medina dieron por momentos excelentes minutos de futbol y lograron dar vuelta el encuentro, pero en una desconcentración sobre el final la UAI encontró el empate y los penales. Desde los 12 pasos esta vez la fortuna no estuvo del lado de las cuervas, y luego de que la arquera Álvarez atajará dos penales, la serie termino 4-2 y la UAI jugará contra Boca para definir las campeonas del torneo.

 Los primeros minutos fueron difíciles para San Lorenzo y el agobiante calor que azotaba la cancha de All Boys en Floresta no ayudaban. La defensa no entró segura con la pelota y cada salida por abajo se complicaba. A la hora de defender también había problemas y no podían frenar a la delantera de la UAI Urquiza, que con Mariana Gaitán por derecha y Catalino Primo por izquierda, jugaban abiertas encontrando campo para correr por atrás de las laterales azulgranas. De esta manera, pudieron en varias jugadas meter diagonales para llevar la pelota en carrera al área contraria, luego de que el medio campo de la UAI ejecutara muy bien los pases entre líneas.

A los siete minutos, Sindy Ramírez perdió una pelota insólita, dejándole la posibilidad a la centrodelantera Primo de entra al área y definir contra el palo izquierda de Bobadilla. La pelota pegó en el palo, luego de que varios mufas de los hinchas de la UAI griten el gol antes de tiempo, pero el rebote lamentablemente le cayó a Micaela Sandoval quien empujó el balón al fondo del arco ante el retroceso lento de la defensa azulgrana. El baldazo de agua fría no fue solo el gol para las Santitas, sino que durante un tiempo el control del esférico estuvo en los pies de la UAI.

Recién al minuto 16 San Lorenzo pudo elaborar la primera llegada. Débora Molina terminó uno de los pocos momentos en donde las Santitas controlaron la pelota por derecha, abrieron para la izquierda y le quedó a la numero 11, quien remató con cierta potencia, pero lejos al arco, consiguiendo un córner cedido por la arquera.

El equipo de Villa Lynch mostraba mejores argumentos con la pelota, y tuvo varias jugadas de peligro, primero fue un buen remate de la 9, Primo, que se fue cerca del palo izquierdo. A los poco minutos, Gaitán desbordó de nuevo por derecha y puso un centro preciso para la entrada de Falfán, que cabeceó al palo y el rebote por suerte termino en el córner. La jugada era siempre la misma, mientras Sindy habilitaba a todas desde el medio, el retroceso lento de Coronel dejaba a Gaitán la posibilidad de correr, encontrar la pelota y colocar buenos centros para la entrada de dos o tres jugadoras del equipo contrario.

Pero el desgate se empezó a sentir y las Santitas avisaban que estaban vivas con un buen contragolpe donde Maca Sánchez habilitó a Eli Medina picando la pelota con calidad, aunque ésta no logro dominarla bien y la jugada terminó en un córner.

San Lorenzo tenía que buscar el partido, pero estaba impreciso al pasar la mitad de cancha, y la presión contraria no ayudaba a salir fácil desde abajo. Por otra parte, la velocidad de Catalina Primo era preocupante cuando ellas recuperaban la pelota. Ceci López parada hoy de 8, le dejó su lugar a Karen Puentes quien no llegaba a alcanzarla en velocidad, y lo mismo pasaba con las dos centrales del Ciclón.

Costaba tanto que Eli Medina tuvo que bajar hasta mitad de la cancha a pedir la pelota. Esto le dio aire al Ciclón que, al compás de dos caños de la 10 que levantaron al público de allegados, empezó no solo a darle juego al equipo, sino también a motivar a sus compañeras. San Lorenzo se empezó a meter en partido y ahora hasta la vuelta en velocidad de la defensa era más rápida.

Así, encontrando mejor los espacios en el campo contrario y con buen manejo de la pelota, San Lorenzo tuvo a los 40 minutos la más clara. Molina y Eli tocaron de primera en dos ocasiones, y el balón le quedo de frente al arco a la 10, quien con tiempo e inteligencia puso una pelota en profundidad para Ceci López, que entró al área, toco el balón para llevársela sola frente al arco, pero la arquera rival Álvarez, se la llevó puesta a la 4 y la dejó tirada en el piso. El escueto público allegado que miraba el partido grito penal y lo mismo decían aquellos que veían el match desde la TV. Aun así, la arbitra entendió que no hubo contacto y el partido siguió a pesar de los reclamos.

San Lorenzo parecía que levantaba, aunque la UAI respondió, y en el medio del campo jugaron una linda pared rápida, buscaron una vez más a Primo, quien trabó dos veces y entro muy tranquila al área sola, aunque a la hora de definir la pelota fue al cuerpo de Bobadilla. Por suerte terminó el primer tiempo, mientras todos discutían en la tribuna si había sido o no penal.

En el segundo tiempo el técnico azulgrana pareció haber escuchado a nuestro especialista en crónicas de las Santitas, F Amador, quien desde la tribuna venía pidiendo un cambio. Y efectivamente vino a la cancha Chamy Coronel para que saliera Karen Puentes, y con el cambio Ceci López volvió a jugar de 4 para ordenar la defensa en el lugar que parecer quedarle más cómodo.

San Lorenzo salió a buscar el empate con la misma garra que terminó el primer tiempo.

A los cuatro minutos Maca Sánchez recibió de espaldas un lateral, y le pegó para atrás buscando la entrada de Maricel Pereyra. La 8 entró al área, metió un centro para Chamy Coronel quién peleó la pelota luego de que se le vaya un poco larga, lo que hizo que la defensora de la UAI la atropellara con el cuerpo cuando la pelota era casi controlada por la arquera rival. La falta fue clara, la arbitra esta vez sí tocó el silbato y finalmente fue penal para las Santitas. La posibilidad de gol quedó en los pies de Eli Medina, quien pateo el penal como lo crack que es y consiguió el gol del empate para arrancar de la mejor manera el segundo tiempo. 

La que quedó golpeada ahora fue la UAI. El partido se puso bueno, San Lorenzo controlaba y el equipo contrario se puso nervioso y empezaron a jugarse más fuerte cada una de las divididas. Pasados los 15 minutos el partido, Chamy Coronel recibió por derecha, cruzó la pelota al otro lado de la cancha para encontrar a Molina, quien remató fuerte, y la arquera sacó casi de adentró una pelota que desde algunos ángulos del estadio Islas Malvinas parecía gol.

A los 18 minutos iba a entrar Nicole Hain por Maca Sánchez, quien al parecer físicamente no está para jugar todo el partido, pero que en un rango de 20 minuto hace la diferencia. Y eso que Maca tuvo un correcto partido. Pero la entrada de Hain así como la de Chamy Coronel fueron importantes para San Lorenzo.

Las jugadoras de la UAI estaban nerviosas y cometieron varias faltas, una de ellas fue dura y cerca del área por el costado derecho, que ejecutó Débora Molina, pero el tiró al arco se lo quedo la arquera.

Por ese costado el Ciclón generaba peligro. A los 21′ Chamy Coronel se encontró en varios pases con Maricel Pereyra por esa zona, quien le dejó la pelota a Eli cerca de la media luna del área. La 10 podría haber metido un centro a la olla o intentar un remate de 3 dedos o con la zurda, pero con absoluta inteligencia vio entrando a Débora Molina por el otro lado, quien con tiempo amagó y cuando todos esperaban el centro, remato al primer palo arriba, encontrando mal parado a la arquera Álvarez. Gol y las Santitas lo daban vuelta.

El partido parecía otro al del primer tiempo. Ahora San Lorenzo manejaba la pelota, la UIA seguía nerviosa y cometiendo faltas. Chamy Coronel cabeceó sola un buen tiro libre ejecutado desde la izquierda, pero la pelota se fue por arriba. Mientras tanto Gisel Vidal salió para que entre Flor Salazar.

Pero a falta de diez minutos y cuando San Lorenzo mejor estaba, la UAI encontró el empate. Débora Molina bajó a ayudar con la marca en una contra con poco peligro, pero le regaló un tiró libre desde la derecha cerca del área a las contrarias. El centro fue preciso y al medio del área chica, y ni la defensa ni la arquera pudieron frenar la entrada de Daiana Falfan que cabeceó delante del arco vacío y puso el 2-2.

El gol fue la primera llegada de peligro del conjunto universitario en todo el segundo tiempo. Aun así, las Santitas siguieron buscando quedarse con el partido. Y tuvieron varias, un buen remate de Nicole Hain desde la media luna del área, pero que se fue afuera. Una linda jugada de paredes entre Eli y Maricel Pereyra en donde esta última desbordo y cerca del área chica metió un centro atrás que no encontró a nadie. La UAI por su parte cometía faltas, regalaba tiro libres y hasta manos insólitas, pero el partido se terminaba y ninguna de estas faltas eran aprovechadas por las jugadoras cuervas.

El partido se terminaba y la UAI iba a tener la segunda jugada de gol clara del segundo tiempo, cuando entraban dos jugadoras solas al área en busca de un centro llovido, pero por suerte la única defensora del Ciclón en el área, López se llevó la pelota con el cuerpo y le quedó a Bobadilla. La UAI llegó dos veces en el complementó, pero aprovechó la que tuvo. San Lorenzo no terminó de sacarle jugo a la remontada y se desconcentró en el final, una que fue el empate y casi se desconcentra una más y pierde el partido. La arquera del Ciclón estaba dolorida, pero aun así ya se preparaba para los penales.

De los penales no se puede decir mucho, aunque en general los equipos que empatan los partidos suelen llegar mas motivados a la prueba de los 12 pasos, y algo de esto se vio en la serie. La UAI pateo con fuerza y calidad todos sus penales, y fue en el tercero en donde Álvarez, quien vistiera la azulgrana hace pocos años, pudo sacar a un costado el remate de Imbachi. La seria parecía que la iba a definir la ex San Lorenzo que pateo el quinto penal pero esta vez la que atajo fue Bobadilla. Y cuando todo parecía que íbamos a la serie de uno a uno, el ultimo penal fue muy suavemente ejecutado por Nicole Hain y ahora si Álvarez pudo festejar el final de la tanda.

El partido fue trabado, de un tiempo para cada equipo y la diferencia termino siendo desde los 12 pasos. Aunque nos queda un sabor amargo por la buena respuesta de las Santitas en el complemento, lo cierto es qué por lo demostrado, ambos planteles son muy parejos y la serie podría haber sido para cualquiera. Una lástima no volver a cruzarnos con las Bosteras en la final, pero el despliegue y la entrega del equipo para buscar un partido complejo estuvo a la altura de las circunstancia.

La crónica de Nahuel March Ríos de la derrota por penales frente a UAI que dejó a las Santitas afuera del Torneo. 

Continuar leyendo

A dos pasos

18/Nov/21

Bajo una tarde de sol de noviembre la cancha de juveniles de la Ciudad Deportiva fue testigo del duelo de Cuartos de Final del torneo de fútbol femenino entre San Lorenzo y Platense. Fue victoria de Las Santitas por 3-1 con una tarde iluminada y goleadora de la todoterreno Naila Imbachi que anotó un triplete y se llevó la pelota, el empate transitorio lo había marcado Magalí Natta con un tremendo golazo de lejos.

Las Santitas llegaban a este encuentro luego de su participación en la Copa Libertadores; por su parte la visita llegaba tras una clasificación agónica que nos privó de un clásico con Huracán. El conjunto de Nicolás Basualdo saltó a la cancha con Alicia Bobadilla; Ceci López, Gisel Vidal, Sindy Ramírez, Flor Coronel; Maricel Pereyra, Naila Imbachi; Rocío Vazquez, Eliana Medina, Débora Molina y Macarena Sánchez. Algunos nombres distintos con el esquema habitual que a veces muta a 4-3-3 o 4-2-1-3. Por su parte el equipo de Leandro Belfi formó con: J. Rodríguez; F. Santander, C. Leites, C. Besse, Y. Méndez; C. Gorozo, L. González; L.Hernández, C. Luna, M. Natta y A. Arias. Las locales buscaban confirmarse entre las 4 mejores y la visita meterse en la discusión. Un partido en el que había un montón en juego.

Las primeras en golpear fueron las Santitas a los 8 minutos tras un córner jugado en corto por Eliana Medina para Débora Molina que con un remate bárbaro encontró destino en el travesaño y tras el rebote Naila Imbachi de cabeza iba a anotar por primera vez en el marcador. La colombiana tuvo olfato de goleadora y pescó así el primero.

Casi sin dejar asentar la ventaja Platense iba a responder. Con el reloj en 13 minutos Magalí Natta vio a Alicia Bobadilla adelantada y desde muy lejos sacó un remate que se coló casi en el ángulo por encima de la humanidad de la golera paraguaya. Un golazo. La cosa se volvía a poner parda y lo que había sido una ventaja tempranera se esfumaba.

Pasadita la mitad del primer tiempo Eliana Medina en la puerta del área abrió para Débora Molina que se hamacó buscando un hueco por donde desbordar o rematar pero ante el buen cierre tocó para atrás con Ceci López que metió un centro bombeado al que la arquera Rodríguez fue con dudas, no llegó a retener y Rochi Vázquez no pudo direccionar bien la pelota que se fue por arriba del travesaño. Las azulgranas avisaban.

Iban 35 minutos cuando Débora Molina sacó un lateral en la izquierda y tras una sucesión de toques la pelota terminó en la derecha para Ceci López vuelva a meter un centro bombeado desde ¾ que Macarena Sánchez aguantó y la bajó muy bien para que Imbachi sacara un remate inatajable desnivelando un partido complicado.

Tan solo 4 minutos después Débora Molina iba a cobrar un córner desde la izquierda, otra vez la arquera calamar salió con dudas y dejó un rebote que cazó Sindy Ramírez. Primero intentó definir abajo, luego volvió a ganar e intentó un zurdazo de tres dedos que pegó en el travesaño. La jugada se volvió un flipper, pim, pim, pim pero no quiso entrar.

Debo ser sincero con el segundo tiempo. No pude ir a la Ciudad Deportiva a verlo y lo seguí por Youtube, un rato antes de que arranque la segunda mitad me agarró un dolor de cabeza criminal por lo que lo vi entre quejas y con los ojos medio cerrados. Pude rescatar para la crónica algunos momentos. El primero es lo feo que se dobló el tobillo Alicia cuando jugaron para atrás con ella, por suerte no fue nada.

A los 5 minutos la golera paraguaya hizo fácil un tiro de afuera que parecía más complejo. Iban 36´ cuando Débora Molina tiró un chiche, desbordó bárbaro y metió un centro atrás que sobró a propias y extrañas quedándole a Eli para un remate raso y de derecha que se fue cerquita de ser el gol que liquidara el partido.

El gol que definiera las cosas para tranquilidad azulgrana iba a llegar a los 42’ cuando en la puerta del área Eliana cobró una tiro libre y como con un guante le puso la pelota a Naila para que la colombiana llegara a la carrera y de cabeza marque el tercero. Partido excepcional de Imbachi que hace de todo y bien, es rueda de auxilio, juega, aparece por sorpresa, genera jugadas, releva y ayer se vistió de goleadora.

Las Santitas se vuelven a meter en semifinales, otra vez entre las 4 mejores y a dos pasos de volver a acariciar la gloria. El primer paso será ante UAI-Urquiza como la semifinal pasada, esperemos que se puedan repetir las ganadoras.

La crónica de Facu Amador del triunfo de las Santitas y el pase a las semifinales de torneo. 

Continuar leyendo

De pirueta a la ilusión

7/Nov/21

En la jornada del domingo cuando el Sol caía sobre Buenos Aires y Asunción, Las Santitas ganaron un partido clave, sufrido, disputado y chivísimo por 1-0 frente a Deportivo Capiatá. Con la victoria logran el primer triunfo en esta edición de la Copa Libertadores. La uruguaya Sindy Ramírez fue la autora del gol que enciende la ilusión de cara al miércoles donde se define todo frente a Nacional de Montevideo desde las 19:45hs.
La superposición horaria del final del partido del equipo masculino frente a su par de Vélez y el comienzo del duelo copero femenino me obligó a tratar de disociar un ojo del otro para observar ambos cotejos y la derrota en Liniers me dejó unas anteojeras un tanto pesimistas para ver el otro partido. Las Santitas tenían la obligación de ganar para llegar con chances al cierre del grupo, del otro lado el equipo paraguayo tenía la misma obligación, ambos conjuntos acarreaban una derrota en su primera presentación lo que no daba lugar a ninguna especulación. Más temprano Corinthians había hecho lo suyo goleando 5-1 a Nacional, abriendo la puerta para quien ganara en el atardecer guaraní.
El conjunto dirigido por Nico Basualdo tuvo otra fisonomía. Las once fueron: Alicia Bobadilla; Ceci López, Gisel Vidal, Sindy Ramírez, Flor Coronel; Naila Imbachi, Maricel Pereyra; Rocío Vázquez, Eliana Medina, Débora Molina y Nicole Hain. Por su parte el conjunto dirigido por Nelson Basualdo paró a: A. González; N. Genes, T. Riso, E. González, L. Cristaldo; T. Espínola, J. González, D. Cortaza, A. Martínez; G. Ávila y L. Peña. Duelo táctico de tocayos de apellido.
Las Santitas intentaron presionar arriba de arranque para ahogar y recuperar lo más arriba posible con un rival desplegándose para salir. Esta voracidad iba a jugar una mala pasada cuando antes de los 5’ Ramona Martínez salió de contra y definió con un tiro mordido contra Bobadilla que la llegó a rozar pero el peligro se mantuvo al acecho porque entraba por el otro palo Liz Peña pero Flor Coronel pudo anticiparla y la arquera volvió rápido para retener el peligro. Entre los 22’ y 24’ San Lorenzo contó con tres pelotas paradas para meter a su rival en el área pero no prosperaron. Así se fue un primer tiempo bastante trabado y con mucho roce.
El segundo tiempo iba a seguir en la misma tesitura. Cuando iban 13’ Bobadilla salió un poco lejos sobre el costado derecho de la defensa siendo anticipada por Liz Peña que metió un buen centro al área chica que Espínola cabeceó afuera cuando la golera volvía. Zafaban las nuestras.
En 32 minutos iba a llegar la jugada del partido. Chamy Coronel la metió al área, Gisel Vidal la peinó y Sindy Ramírez ensayó una acrobacia, una pirueta a la ilusión y cayéndose conectó de zurda una pelota que cayó por encima de la arquera González y se metió en el segundo palo para subirse al marcador como el gol de la victoria azulgrana. La uruguaya se paró en la segunda jugada como delantera goleadora como en la final con Boca que se cargó al hombro la responsabilidad, se puso la capa y se volvió a vestirse de heroína.
Cuando corrían 38’ en una pelota sobre un costado González le dejó la pierna arriba de manera innecesaria a Eliana Medina, Macarena Sánchez se enojó, la increpó y el partido se terminó de picar. Empujones, insultos, gente separando. Parecía la salida de algún boliche del conurbano (nunca fui muy de boliche pero militaba en una casa cultural en San Martín y cuando nos quedábamos de joda, escabiando hasta que no diera más y hubiera que desayunar salíamos con algo de morbo por la zona de la plaza y veíamos escenas similares pero con menos equilibrio) La defensora paraguaya vió la roja. Las Santitas intentaron un gol más que las dejara en una posición más cómoda de cara al duelo definitorio del miércoles para la clasificación a cuartos de final pero el partido terminó con la diferencia mínima.
El miércoles el choque con Nacional define quien pasa y quien se queda. Es un partido bien copero a matar o morir entre un equipo argentino y otro uruguayo, casi como una Copa Libertadores de los años 70. Las cuentas son claras: San Lorenzo debe ganar para clasificar porque pese a estar igualadas con sus pares uruguayas en puntos y diferencia de goles, el conjunto oriental cuenta con más goles a favor producto de la goleada a Capiatá en la fecha inicial. El miércoles desde las 19:45 juegan por el pasaje a la siguiente fase. Para dejar en claro: ambos equipos suman 3 puntos y diferencia de gol de -1, pero San Lorenzo cuenta con 1 gol a favor mientras que las uruguayas con 3 lo que les da una lucecita de ventaja de cara a la definición. No queda otra que ganar. Las Santitas saben de jugar finales.

Las Santitas le ganaron por la mínima a Capiatá con un golazo de Sindy Ramírez y continúan con la ilusión de pasar a la próxima ronda.

Continuar leyendo

A la altura

5/Nov/21

Las Santitas hicieron su debut en la Copa Libertadores de América. Un estadio similar al de Arsenal de Sarandí llamado Arsenio Erico en el Barrio Obrero de Asunción fue el escenario del choque con Corinthians de Sao Paulo. Fue derrota por 2-0 con goles de Erika Dos Santos y Yasmin.
La excursión a tierras guaraníes tenía de arranque una parada brava frente al Timao que es de las máximas candidatas a quedarse con el título. La versión femenina del Corinthians cuenta en sus vitrinas con 2 Copa Libertadores las cuales logró ganar en 2017 y 2019. En términos más generales de 12 ediciones de la Copa, los equipos brasileños se quedaron con 9.
El técnico azulgrana, Nico Basualdo, pensó en varios cambios tácticos y de nombre para emparejar el enfrentamiento. En los papeles las brasileñas están un escalón arriba y vamos a enumerar los porqué más adelante. La transmisión oficial ordenó a las jugadoras en un 4-3-3 que no se condijo con lo que luego se vio en la cancha donde Sindy Ramírez ocupó un lugar en la defensa cuando en la gráfica parecía arrancar desde el eje central del mediocampo. En el fondo 3 centrales acompañadas de 2 laterales, en el medio las habituales wines ocupando un rol defensivo, Maricel Pereyra de volante central, Nicole Hain un poco más adelante y al costado intentando hacer las veces de enganche y Eli Medina de 9. Así las once fueron: Vanina Correa; Ceci López, Gisel Vidal, Sindy Ramírez, Flor Salazar, Flor Coronel; Sabina Coronel, Maricel Pereyra, Débora Molina; Nicole Hain y Eliana Medina. Por su parte las paulistas formaron con: Kemelli; Kati F, Campiolo, Erika, Yasmin; C. Portilho, Dianu, G. Zanotti, Tamires; Victoria A. y Adriana S dirigidas por Arthur Elías.
El comienzo del partido confirmó una diferencia de posturas. Mientras las brasileñas presionaron alto sin dejar salir del fondo, Las Santitas en ataque fueron un equipo largo que casi no generó peligro. Está claro que hay una diferencia en funcionamiento, orden táctico, inversión de dinero, infraestructura y eso se vio plasmado en el terreno de juego. Las brasileñas parecían moverse a otra velocidad en un juego bastante más rápido producto de un orden táctico más aceitado, y también de otros sueldos que permiten dedicarse de otra manera a la profesión, de hecho en 2017 CONMEBOL y la CBF firmaron un convenio que exige que cada equipo brasileño masculino tenga un par femenino profesional si quieren disputar la Copa Libertadores. Los sueldos que perciben quienes integran ambas selecciones brasileñas están igualados. Esto no deja de ser poco más que un gesto porque sabemos que en las selecciones masculinas no se juega por la plata porque la misma está en los clubes pero el gesto existe. De más está decir que la situación económica y estructural brasileña es otra y que incluso se empieza a notar también en el fútbol masculino donde desde hace un par de años monopolizan las finales de copa como en la primera mitad de la década pasada cuando un equipo azulgrana les cortó la fiesta en aquel hermoso 2014.
Las de Boedo lograron empantanar el partido y complicarle el ingreso al área al Timao que si bien contó con dos jugadas claras previo al primer gol, no le encontraban la vuelta a un equipo que defendía de manera compacta casi adentro del área. Cuando parecía que llegábamos a un oasis en el cual poder refrescarnos para afrontar de otra manera los siguientes 45’, Erika tras un centro que le bajaron de manera perfecta puso el 1-0 faltando 2 minutos para el final de la etapa inicial. Promediando la segunda etapa bajo un intenso calor Yasmin metió un centro que tuvo destino de arco, Vanina Correa intentó un manotazo pero la pelota pegó en el palo y se coló para poner el segundo. Una victoria justa del elenco paulista y unas Santitas que metieron mucha garra y coraje, lograron por momentos hacer que las diferencias no fueran tan notorias pero claramente se vieron superadas.
En el segundo turno del grupo Nacional le ganó 3-0 a Capiatá, obligando a las nuestras a tener que ganar el domingo frente a uno de los conjuntos locales cuando a las 19:45 se enfrenten por la segunda fecha. Luego deberá enfrentar a sus pares uruguayas de Nacional el miércoles que viene a las 19:45. Esto recién empieza y el golpe fue lógico, ahora queda jugar mano a mano antes dos rivales que están a un nivel similar, Las Santitas pueden, lo han demostrado un montón de veces. Si ganan el domingo el miércoles tendremos una final ¿Cómo no tenerles fé?

Las Santitas cayeron 2 a 0 ante el duro Corinthians en su primer partido de la Copa Libertadores.

Continuar leyendo

En la pera

24/Oct/21

El sábado ponía rumbo a Avellaneda para transitar entre calles y pasajes con nombres de próceres nacionales y de clubes que llevan más o menos el mismo tiempo de fallecidos. El destino era el estadio Presidente Perón donde las Santitas debían enfrentar a Racing. Fue victoria por la mínima con gol de cabeza de Nicole Hain. Octava victoria en igual cantidad de cotejos disputados con los correspondientes 24 puntos, 37 goles a favor y sólo 6 en contra. Con esto aseguran el primer puesto en la zona A del Torneo Clausura 2021.

Con cambios en la alineación inicial, la mayoría obligados por lesiones o problemas físicos. San Lorenzo salió a la cancha con: Alicia Bobadilla; Karen Puentes, Florencia Salazar, Sindy Ramírez, Florencia Coronel; Valentina Tesio, Maricel Pereyra; Cecilia López, Nicole Hain, Sabina Coronel y Débora Molina dirigidas por Nicolás Basualdo. Por su parte el conjunto local dirigido por Agustín Benchimol paró esta alineación: Silvina Alfaro; Milagros Otazú, Aldana Narváez, Luana Muñoz, Eugenia Nardone, Florencia Curril, Camila Ulloa, Roció Díaz, Lina Gómez, Lourdes Martínez y Paloma Fagiano.

En el arranque del partido el local hizo el gasto presionando arriba, así generó un par de llegadas que no redundaron en peligro real pero que marcaron una posición en la cancha. Las azulgranas estaban experimentando nuevas sociedades y con la ausencia de Naila Imbachi en el medio faltaba algo de dinámica y una rueda de auxilio. Por su parte el local apretaba con algunos centros y tiros de afuera, las nuestras apostaban a su juego atildado pero con espacios, con llegada por afuera y Hain parada de enlace siendo quien cambiaba el juego de banda. Cuando promediaba la mitad del primer tiempo Valentina Tesio y Débora Molina sacaron una falta tocando corto para que la zurda metiera un centro que Alfaro iba a despejar con los puños unos 5 metros afuera del área chica. Ahí estaba Nicole Hain que con picardía cabeceó casi como si ejecutara una emboquillada y metió la pelota por encima de la humanidad de la línea defensiva de Racing que nada pudo hacer ante la ajustada definición de la 20. La jerarquía de las Santitas golpeaba primero con mano pesada en un partido parejo. Enseguida nomás Curril iba a mostrar dotes de karateca en el Ecuador de la cancha. Fue a buscar una pelota con la pierna arriba con total imprudencia cuando Valentina Tesio la anticipó pero la juvenil azulgrana se llevó una patada de knock-out en la pera. La jueza, Salomé Di Iorio, luego de dubitar un poco sacó la tarjeta roja. Tesio gritando, la platea local reclamaba insólitamente y desde algunos lugares del estadio se escuchaba vaya a saber qué reclamos. Un instante casi de Esperando la Carroza. Se elevó un poco el clima pero la tarde venía salada para el local que lo luchó con sus armas pero se vió superado por la capacidad individual azulgrana. Pese al gol y la expulsión que fue un mazazo que reacomodó el mapa del partido en favor de las nuestras, también tuvo que intervenir Alicia Bobadilla a los 39’ para sacar un pelotazo de afuera que tenía destino de gol. Tremenda volada para que el imbécil que le gritaba burra cada vez que tocaba la pelota se tuviera que tragar sus palabras.

El segundo tiempo tuvo la salida de Valentina Tesio y Sabina Coronel que fueron reemplazadas por Vidal y Correa. El reacomodamiento táctico empezó con el adelantamiento de Sindy al mediocampo quedando en posición volante central y con claras intenciones de lanzadora. Este cambio sumado a lo sucedido en la primera mitad derivaron en un desarrollo distinto del trámite del partido. El local intentaba llegar al empate pero no se descuidaba atrás y mantenía el orden para no sufrir una goleada que pudo haber llegado igual si las nuestras afinaban la puntería. Cuando iba 8´ Débora Molina cobró un córner desde la izquierda y Gisel Vidal tuvo en su cabeza la oportunidad de ampliar el marcador cuando conectó entrando por el segundo palo y a la carrera pero entre los reflejos de Alfaro y la reacción de Nárvaez casi en la línea le ahogaron el grito, el rebote quedó para Sindy que en el punto penal no pudo conectar bien y con la canilla la mandó por arriba del travesaño. Con el ingreso de Carolina Imbrogiano por Karen Puentes, fue Cecilia López quien se retrasó para jugar de lateral y San Lorenzo encontró las mejores sensaciones del partido. Toques de primera y triangulaciones en una banda para terminar con un pase en cortada en la otra o con un centro para el ingreso por el medio de alguna a definir. Así fue que Rocío Correa tuvo una clarísima tras un jugadón entre López, Imbrogiano, Sindy, Hain y Molina pero la pelota se fue por arriba del travesaño. En el final el local intentó apretar y algunas deficiencias en la salida local le dieron la posibilidad de tener alguna llegada. Al final como si fuera boxeo una buena mano de Hain definió gran parte del cotejo aunque fue Tesio a quien se la dieron en la pera… En la pera me la pienso dar mañana si… Bueno mejor no digo nada por si los servicios secretos me están espiando. Ganaron las Santitas y ahora ponen la cabeza de lleno en la Copa Libertadores.

Las Santitas clasificaron primeras en su grupo y ahora tienen la cabeza en la Copa Libertadores.
Cafu Amador te cuenta todo del triunfo ante Racing en Avellaneda.

Continuar leyendo

El fútbol es para vivas

18/Oct/21

Jornada dominical, en pleno mediodía y con un Sol espectacular pero que quemaba las pieles de quienes aprovechando que se abrió oficialmente el acceso a socios nos congregamos a la Ciudad Deportiva para ser espectadores de un atractivo duelo entre San Lorenzo y Boca. Partido clave, clásico y reedición de aquella final de pocos meses atrás que coronó a Las Santitas en un partido dramático con empate sobre la hora y que tuvo su sentencia final en los penales consagratorios para las nuestras.

Fue victoria azulgrana por 2 a 1 con goles de Débora Molina y Nicole Hain, mientras que transitoriamente empató Stabile. Todos los goles en el complemento.

Las dirigidas por Nico Basualdo formaron con: Vanina Correa; Karen Puentes, Gisel Vidal, Flor Salazar, Flor Coronel; Cecilia López, Naila Imbachi, Maricel Pereyra, Débora Molina; Nicole Hain y Eliana Medina. Novedades tácticas con el cambio de posición de Ceci López que arrancó de mediocampista por derecha reemplazando en ese lugar a Sabina Coronel y su lugar en el lateral derecho de la defensa lo ocupó Karen Puentes, mientras que Eliana Medina jugó marcadamente de delantera y Nicole Hain se paró de mediapunta. El esquema en sí sufrió algunas modificaciones que cambiaron funciones pero no variaron tanto el parado de las jugadoras en la cancha. Por su parte las dirigidas por Pablo Jérez salieron con: Laurina Oliveros; Julieta Cruz, Florencia Quiñones, Camila Baccaro, Eliana Stabile; Miriam Mayorca, Camila Gómez Ares, Fabiana Vallejos; Carolina Troncoso, Andrea Ojeda y Clarisa Huber.

El trámite del primer tiempo marcaba un nivel más parejo que los partidos anteriores. Boca tomó la iniciativa del juego a partir de una buena presión en el mediocampo, una de sus virtudes es esa capacidad de tener músculo en el medio lo que complicó la acostumbrada salida limpia y elaboración del juego. Lógicamente ante la presión tanto Naila Imbachi como Maricel Pereyra se retrasaron en el campo más pendientes de la lucha que del juego. Con el posicionamiento en el campo de juego el trámite se hizo favorable a la visita. La más clara un tiro en el travesaño de Troncoso que bajó de golpe y no se metió de milagro. El duelo se hizo trabado, peleado, impreciso y por momentos aburrido, es parte de la lógica del fútbol actual donde todo es presión, cada pelota es una batalla, cada balón dividido una guerra civil y cada jugada un frente de posicionamiento táctico. En ese marco Las Santitas dependían de la conexión divina que tienen los pies de Eli Medina con la matrix, alguna maniobra espectacular, de la merma física rival o de la viveza para aprovechar alguna situación con agilidad mental y picardía de potrero. El primer tiempo se fue casi sin que las nuestras generen situaciones de peligro.

El ingreso de Sindy Ramírez fue clave para defender más arriba, sacar la pelota más prolija de atrás y crear ventajas para que Maricel Pereyra y Naila Imbachi hagan nacer el fútbol unos metros más arriba. Fue así que casi ni terminamos de acomodarnos en las tribunas tras el entretiempo que Maricel Pereyra encontró como jugar con ventaja para Eliana Medina que contra todo pronóstico frenó su carrera y cambió la pelota para la subida de Débora Molina que desde ¾ sacó una bomba espectacular de zurda que se coló en el ángulo ante la mirada de Oliveros que nada tenía que hacer. Impresionante remate de la zurda que usa la número 11 que así construyó una obra de arte. Golazo de otro partido. Cuando iban 5´ Boca consiguió un córner por la derecha que cobró Stabile con comba y se coló en el arco de Vanina Correa. En la tribuna no llegamos a distinguir si la pelota rozó en alguien o se metió directamente olímpico pero como nosotros nos autopercibimos hinchas de San Lorenzo jugando al periodismo no nos interesa el rigor científico solo podemos decir que enseguida llegaba al empate, lamentablemente.

El trámite iba a continuar por la senda de la igualdad hasta que a los 35´, tras la recuperación luego de un ataque comandado por Eli, fue Boca quien intentó salir jugando de abajo y San Lorenzo quien presionó la salida con voracidad. Baccaro quiso salir jugando con Oliveros pero donde todo el mundo veía un despeje, un volver a empezar, la viveza de Nicole Hain vio una chance de gol en el pase atrás, una posibilidad de llegar antes a partir de la agilidad mental y anticipando a la arquera la tocó para dormir a toda la defensa de Boca y marcar el gol del triunfo. Honrando las charlas de viejos en los cafetines, los consejos de padres y abuelos en el baby fútbol, los reproches de amigos en los potreros que repiten como mantra que el fútbol es para los vivos. Frase sobreinterpretada y apuntada desde moralinas éticas pero encarnada en cualquier futbolero de ley que haya jugado en el barrio, en la escuela, en el baby, en el potrero, en el asfalto o en este caso a nivel profesional. La viveza de Hain pudo más y San Lorenzo se llevó la victoria. Cuando el partido se iba Stabile se fue expulsada tras una patada de atrás áspera e innecesaria a Eli, la capitana que tuvo salir en camilla encendiendo las alarmas de preocupación por la gravedad de la lesión. La lateral de Boca la agarró desde atrás en una jugada sobre el costado en mitad de cancha y de espaldas. Tirarse de atrás así rozó la criminalidad. Tras 5´de adición el encuentro llegó a su fin.

Las Santitas pelearon un partido exigente, se llevaron los 3 puntos con dos genialidades: una como definición de Débora Molina y otra como agilidad mental de Nicole Hain que pensó más rápido que el resto y siguió confirmando la vieja regla.

La mirada de Cafu Amador de otra victoria de las Santitas, esta vez ante Boca en el clásico.

Continuar leyendo

Sobredosis de TV

10/Oct/21

El sábado del finde largo se prestaba para agarrar la ruta hasta donde pinte y disfrutar un rato. La travesía nos llevó a Moreno dando mil vueltas porque se ve que todo el mundo pensó lo mismo y Acceso Oeste estaba cargadísimo. En el predio del Sindicato de TV, las Santitas se ajustaron al guión y golearon al SAT por 4-0. Los goles los marcaron Nicole Hain, Débora Molina, Eliana Medina y Gisel Vidal.
Las dirigidas por Nico Basualdo salieron a la cancha con: Vanina Correa; Cecilia López, Florencia Salazar, Gisel Vidal, Florencia Coronel; Naila Imbachi, Maricel Pereyra; Sabina Coronel, Eliana Medina, Débora Molina y Nicole Hain. Por su parte el equipo local dirigido por Alejandra Amadore saltó al terreno de juego con estas once: Estefanía Farías; Antonela Escurra, Mariana Echecopar, Gisel García, Morena Chachaua, Dolores Fernández, Catalina Nuñez, Elizabeth Martinez, Sofía Chemes, Florencia Sanger y Zoraida Leguizamón.
El encuentro arrancó complicado como la autopista para llegar. Los primeros 15’ minutos se jugaron de igual a igual y a Las Santitas les costó un poco hacer pie, incluso el conjunto local ejerció algún dominio territorial que sólo pudo traducir en pequeños sustos. Vencido ese plazo, las azulgranas iban a encontrar mejores sensaciones en el partido, sin brillar se empezaron a acomodar y cuando ellas se acomodan es el rival el que se empieza a meter en problemas. Iban 11’ cuando San Lorenzo salió bien del fondo, encontró asociaciones y espacios por los cuales jugar y Ceci López encontró un callejón para poner a correr a Eli Medina que con sutileza definió por arriba de la arquera, parecía un golazo pero no fue convalidado. En las gradas todos nos quedamos petrificados ante la pericia de la 10 y no hubo quién no se preguntara “¿Cómo no entró?”, incluso la línea me parece que un poco la vio adentro o fue el deseo de que semejante definición quede plasmada en la eternidad del juego de las estadísticas. Aquí me detengo un poco, en el fútbol no todo puede ser estadísticas, son herramientas de análisis válidas pero este deporte es mucho más que eso ¿Son estadísticas certeras las apiladas de Diego antes que lo bajaran de un patadón, los arranques de Messi, las pisadas de Zidane? Bueno, esta definición de Eliana bien valía ser relatada aunque no se haya plasmado en el marcador. El fútbol tiene ese componente de belleza geométrica y anhelo poético que los otros deportes no tienen, el componente estético estaba condensado en esa definición que no entró pero debió hacerlo para meterle un poco de justicia a la vida.
Iban 34’ cuando Débora Molina cambió de banda, se iba en carrera al arco pero García con mucha calidad se la mandó al córner. En la ejecución la pelota salió por el lateral y fue la misma Débora que se avivó de que la defensa rival se había dormido la siesta y jugó rápido con Sabina Coronel que hizo equilibrio por la línea y metió un centro atrás para Nicole Hain que definió con fuerza pero no con tanta precisión y la arquera llegó a rozarla pero fue gol igual. La delantera por momentos bajó mucho a buscar la pelota y se perdía su desequilibrio en ¾, muchas veces terminó jugando casi de volante por izquierda y recuperando pelotas dándole una mano a Flor Coronel en la marca pero ese juego igual tuvo su premio en el arco de enfrente.
El primer tiempo iba a terminar así, con una trama sin muchas definiciones llegando al corte con la victoria por 1-0.
En el segundo tiempo la serie se había transformado en una de gansters cuando Catalina Núñez le tiró un par de manotazos a la recién ingresada Rochi Vázquez como si fuera un mafioso icónico que quiere cobrarse algún tipo de deuda impaga. Una escena a lo Godfellas, Los Soprano o Gangster Americano, incluso con toques de Gore Tarantinesco. La defensora local que estaba amonestada se fue expulsada y la volante azulgrana terminó con la nariz hinchada y bastante magullada. Con la expulsión el partido cambió radicalmente, ya no hubo equivalencias y las Santitas golearon nuevamente en otro capítulo de una novela costumbrista. En 15’ minutos del complemento Flor Coronel, en una remake de aquella conexión Ceci López-Eliana Medina del primer tiempo, encontró un callejón para poner a correr a Débora Molina que se metió al área a pura potencia y definió cruzado para poner el 2-0. Enseguida se notó que el SAT estaba golpeado y Eli Medina lo intuyó, en un pase atrás apuró a la arquera y puso el 3-0. El encuentro ya estaba terminado. Las azulgranas por momentos movieron la pelota y en otros eligieron atacar el espacio, como si el guión exigiera transformar cada contraataque en una puñalada, como una película de malevos de los antros tangueros de los años 20’ (¿Les conté alguna vez que varios integrantes de mi familia eran amigos de Gardel? Bueno, se los cuento otro día pero hasta en un tango los nombran). Cuando el partido se cerraba, Gisel Vidal tras un tiro de esquina puso el 4-0 para decorar el resultado. Corte Final y otra goleada, la semana que viene hay una prueba interesante frente a las subcampeonas y se verá tal vez qué certezas hay y las cosas a corregir de cara a la Copa Libertadores de América.
Parece medio una tomada de pelo pero el análisis es que Las Santitas no brillaron, golearon porque hay una estructura de laburo futbolístico y jerarquía individual pero el partido les costó bastante ante un rival que no viene bien, cuando se abrió impusieron su chapa y golearon porque cuando aceleran son díficiles de parar y porque tienen una idea clara sabiendo siempre a que juegan, qué quieren en la cancha lo cual les otorga un plus. En esta incipiente profesionalización del fútbol femenino todavía hay niveles desparejos, se ha ido recortando la brecha de orden táctico y estado físico pero a las nuestras les sobra talento y eso marca diferencias que el tiempo y el laburo irán acortando. Por otra parte quiero destacar la pegada de Fonseca que casi mete un golazo de tiro libre y la pisada de Tesio que la jugadora del SAT que le fue a quitar la pelota todavía está buscando como frenar de la pasada de largo que pegó.
En unos días frente a Boca veremos que depara un nuevo capítulo de esta serie que tendrá su climax en Noviembre en Paraguay. Corte Final y la cámara se aleja de la toma, saltan los créditos nos vemos en el próximo episodio de las crónicas, a la misma hora y por el mismo canal.

Otra crónica victoriosa, esta vez ante el S.A.T.
Cafu Amador te cuenta todo lo que pasó en la goleada de las Santitas por 4 a 0.

Continuar leyendo

25 goles, 4 partidos, 1 ilusión

3/Sep/21

El conjunto campeón del fútbol argentino recibió a Deportivo Español en Ciudad Deportiva. Durante los primeros 30 minutos el partido mostró a cada equipo y sus armas. San Lorenzo pretendía infructuosamente jugar a dos toques y mover rápido el balón. De ese modo armó una buena jugada a los 15 tras una linda combinación entre todo el frente de ataque, que encontró a Chamy Coronel en el borde del área obligando a la arquera a una volada frenética.

Español apostaba a meter pelotazos detrás de las centrales y así complicar a las santitas. Era parejo, golpe por golpe, con una tónica similar al partido del torneo pasado.

Casi hubo piñas. Tumulto, empujones, amarillas para cada lado, la tribuna de Español quejándose, respuestas desde adentro y todo lo peor del patriarcado en un instante de argentinidad concentrada. No pasó nada, la quisieron boxear a Maca pero no pudieron.

Los que llegamos a Ciudad Deportiva con ganas de ver 9 goles de taquito nos tuvimos que adaptar a este partido disputado y complejo, donde solamente un error humano podía contribuir a que se abra el marcador.

A los 34 la visita tuvo un mano a mano, luego de que la fuerte Romero se bancara de espaldas a Vidal y tocara muy bien para Loza, que definió mal y ancho. La suerte de las campeonas.

Mientras San Lorenzo tocaba por izquierda ingresó un balón proveniente de las canchas de juveniles. El conjunto visitante se distrajo, incluso todes pensamos que la jueza iba a detener el match. Sin embargo, Débora Molina aceleró y Maca acompañó para tocar suavemente al gol. 1 a 0, impensado y hasta injusto, pero 1 a 0 al fin.  36 minutos iban.

Ahí comenzaron a aparecer las campeonas. Tuvo 3 chances claras antes de que termine el primer tiempo, una de Eli, una de Maca y una de Pereyra. Las locales se habían relajado y las visitantes estaban nerviosas y algo desencajadas. 

Basualdo no dispuso ninguna modificación para el segundo tiempo, inclusive frente a la amenaza de un fanático (de quien no develaremos identidad), que amenazó con irse sino entraba Nicole Hain.

Apenas dos minutos necesitó San Lorenzo para ampliar la diferencia tras un preciso córner de Eli y un estético cabezazo de Sindy. Tuvo un tiro libre Sindy, que pedía ángulo, y un mano a mano Eliana, que se fue ancho.

La presencia del fanático en las gradas estaba asegurada: Nicole por Maca y Karen Puentes por Coronel, fueron los primeros cambios.

En otra confusión de las centrales locales, a los 16, la Tucu Romero definió suave ante la salida de Vanina Correa acercando peligrosamente en el marcador a Español. A San Lorenzo le dolieron toda la mañana los pelotazos frontales.

Nicole y Débora se encontraron por izquierda a los 19 minutos. Tiraron una pared para que la blonda meta un centro de gol que Ceci Lopez no dudó en concretar.

Nicole tuvo la suya a los 22 y no defraudó a sus fans. 4 a 1. Ya todo era calma y paz, el sol brillaba en el cielo.

Eliana te clava un golazo, sale, va al vestuario y se va a dirigir a las más jóvenes. Puso el 5to con un chumbazo hermoso al ángulo desde afuera del área y casi que salió mientras lo festejaba.

Caro Imbrogiano y Rocío Vazquez entraron por Débora y la capitana. La jerarquía de San Lorenzo fue demasiado para las aspiraciones de Español.

El buen momento del equipo ilusiona, su efectividad y su contundencia. Cuando las cuatro de arriba tienen espacio para jugar, le pueden pintar la cara a cualquiera. Inclusive a la primera del masculino.

Aunque algunas luces de alarma se encienden cuando la pelota vuela entre las centrales. Tal vez un equipo más fuerte no te perdona las que hoy nos perdonó la visita.

Fue 5 a 1, claro y contundente, aunque algo mentiroso. Hubo que laburar el partido y hay algunas cositas que ajustar.

El San Lorenzo de Basualdo ilusiona por su efectividad y su seriedad y por la aplastante diferencia que está mostrando frente a equipos que el campeonato pasado lo complicaron.

La crónica del triunfo por 5 a 1 frente a Deportivo Español por la 4ta fecha del Torneo Clausura.

Continuar leyendo

El baile de la gambeta

28/Ago/21

Las Santitas golearon a Lanús por 6-0. Con esta victoria suman puntaje ideal, 20 goles a favor y 4 en contra, un arranque arrollador del equipo azulgrana. Los tantos fueron 3 dobletes para darle alegría a la gente con TOC dejando todo ordenadito, prolijo y ecuánime. Las autores de los goles fueron Macarena Sánchez a los 7´ y 35´, Débora Molina (jugó un partidazo) a los 26´ y 38´; y Eliana Medina a los 33’ y a los 37’ de la segunda mitad, el primero de la capitana fue una joyita para archivar como el cañazo que tiró casi adelante mío a los 26’ del segundo tiempo y cerca estuvo de llevarse la pelota a la casa cuando el partido se terminaba.
La mañana estaba hermosa, soleada, se prestaba para meterle algún obstáculo a la conciencia que llene el campo visual de colores nuevos y disfrutar de la jornada o para ver golear a las Santitas. El equipo que dirige Nicolás Basualdo salió a la cancha con: Vanina Correa; Cecilia López, Gisel Vidal, Sindy Ramírez, Florencia Coronel; Naila Imbachi, Maricel Pereyra; Sabina Coronel, Eliana Medina, Débora Molina y Macarena Sánchez. Por su parte las dirigidas por Karina Medrano formaron con: Brisa Rio; Shirley Insaurralde, Javiera Salvo, Evelyn Argañaraz, Fiamma Romero; Brenda Varela, Victoria Sosa, Milagros Paiva; Antonella Barreto, Marcela Figueroa y Camila Vasquez.
Voy a meter un out of context aquí porque me lo merezco(?). San Lorenzo salió a la cancha con camiseta blanca y pantalón blanco la combinación por excelencia de las camisetas alternativas, el club debería tener una especie de manual de marca para que no nos hagan esos inventos que combinan pantalones azules con camiseta titular, la titular azulgrana va con pantalones blancos, la suplente blanca con pantalones azules. Así lo marca la historia, las tradiciones de este hermoso club. Sé que es una tontería con los problemas que tiene el club hoy pero… Azulgrana con pantalón azul o rojo es de otros clubes europeos que son azulgranas pero no son San Lorenzo ¿Estamos claros? Bueno entonces vamos con el partido.
Ya de entrada Maca Sánchez bajó a posición de lanzadora y desde el medio le metió una gran pelota a Eli que cuando la arquera salía la quiso picar, pero Rio logró reaccionar y sacarla al córner. El primer aviso marcaba una tendencia, las azulgranas con pelotas punzantes desde el centro del campo podían lastimar a un Lanús cuyas centrales les costaba el retroceso y defender con espacios a sus espaldas. Entonces a los 7’ Sindy Ramírez salió del fondo con una linda pelota larga entre el espacio formada a las espaldas de las defensoras que aprovechó muy bien Débora Molina que sin egoísmos metió el pase atrás para que entrara sola a definir Maca Sánchez e inaugurar el marcador.
Cuando iban 19’ Flor Coronel combinó con Eli que le puso la pausa para dejar que su compañera escale y le colocó la pelota por el hueco para que la lateral izquierda meta el centro atrás pero Macarena Sánchez la agarró un poco mordida y le dio tiempo a la arquera Rio a recuperarse. En 20’ Vanina Correa se quedó con el empate tras un buen tiro alto de Paiva que obligó a la golera a estirarse. Cuando iban 22’ Maricel Pereyra (siempre de gran partido, siempre prolija, siempre correcta y cada vez que puede verticalísima) metió una linda bocha para poner a Sabina Coronel mano a mano pero la mediocampista derecha definió cruzado y se le fue ancha. Pero en 26’ Débora Molina iba a convertir un golazo para el 2-0, Imbachi le metió una pelota por arriba saliendo de contra, la zurda estaba sola contra la defensa de Lanús, enganchó bárbaro sacándose su marca de encima y definió de derecha con maestría al segundo palo.
Cuando iban 33’ llegó la joyita de la capitana. Macarena Sánchez metió un cambio de frente bárbaro para Imbachi que controló y encontró una vía de acceso a la diez que sóla frente a la arquera se la sacó de encima a pura gambeta y puso el tercero. El toque de distinción de cada partido de la que juega distinto. En 35’ Eli tocó para meter una pared con Imbachi, la capitana en el medio de la cancha iba a meter un pase divino de cachetada para la subida de Débora Molina que fue hasta el fondo y metió el centro atrás para que Macarena Sánchez la empuje y marque el 4-0. Enseguida tras una presión de Eliana Medina y Naila Imbachi, Lanús salió mal del fondo y Maricel Pereyra metió una bocha para encontrar a Débora Molina que se sacó a la arquera de encima y puso el 5to. La zurda tuvo un primer tiempo arrollador, donde obligó, gambeteó, desbordó, metió goles y asistencias. Así terminó el primer tiempo. No hubo equivalencia alguna, las azulgranas fueron mucho para las granates y se fueron el descanso goleando.
En el segundo tiempo no pasó mucho, el partido ya estaba liquidado. En 26’ minutos Eli se ofreció como descarga para Flor Coronel y cuando Paiva le salió a la marca la desairó metiéndole un caño hermoso para luego cambiarla de frente para la subida de Ceci López. Para levantarse y aplaudir. Un minuto después Flor Coronel (de gran partido) robó en ¾ de cancha y tocó con Tesio que sin engolosinarse la pisó, esperó, la soltó rápido para la lateral izquierda que como si fuera una volante creativa le puso un hermoso pase a Eliana Medina que entró por izquierda y abriendo el pie la puso al segundo palo. El partido se ponía 6-0. Nota de color, observación del cronista, ojo de futbolero como se llame pero cuando Tesio agarró la primera pelota sólo con la forma de pararse para recibir te das cuenta que la piba de 15 años tiene clase, no sé como expresarlo pero es una mezcla de la forma de pararse, la forma de arquearse para recibir, cómo la controla y el movimiento que hacer con la cabeza levantada para combinar con sus compañeras. Ahí como con otras juveniles hay un diamante en bruto que debe ser pulido. Con el set de tenis ya alcanzado el partido transcurrió buscando el final.
Las Santitas volvieron a ganar, volvieron a golear y llevan 9 de 9. Después de la noche del jueves hacía falta una caricia así para sacarse la bronca de cara al fin de semana. La figura, sacando a Eliana Medina que es figura cada vez que juega al fútbol porque es crack, fue Débora Molina que hizo un primer tiempo impresionante.

La crónica de Cafu Amador de la arrolladora victoria de Las Santitas ante el granate.

Continuar leyendo

La orquesta de Eliana

23/Ago/21

Menos mal que existen Las Santitas para robarle una sonrisa futbolera al hincha de San Lorenzo. Otra vez las azulgranas impusieron su jerarquía al vencer a Gimnasia y Esgrima de La Plata en el Estadio Diego Armando Maradona por 6 goles contra 2. Las autoras de los goles fueron Débora Molina, Eliana Medina, Flor Coronel y Nicole Hain que se anotó por duplicado en el tanteador, el gol restante fue en contra de Bilos mientras que para GELP convitieron Claudia Roldán y Camila Uzqueda.

En la previa se conmemoró el día de la futbolista argentina que recuerda aquella histórica actuación de Elba Selva que le marcó 4 goles a Inglaterra en el mundial femenino de México 71, justo en el 50 aniversario y luego de que en 2020 el Congreso de la Nación aprobara el día de manera oficial. Así que con homenaje incluído a las pioneras del fútbol femenino y en un estadio que lleva el nombre del mejor futbolista de todos los tiempos no solo de este planeta también del universo y tal vez de varios universos paralelos (perdón me salió el maradoniano de adentro, incluso me puse a llorisquear un poco), Las Santitas volvieron a hacer sonar la orquesta del fútbol de los botines de su directora Eliana Medina.

Las azulgranas llegaron un poco emparchadas por el insólito amontonamiento de partidos entre el futsal y futbol femenino, dado que muchas jugadoras comparten la práctica de ambas disciplinas desde antes de la profesionalización del deporte de 11 y es medio extraño que las pongan el mismo día y prácticamente al mismo horario. Parece injusto que por sueldos que no les permiten resolver su vida personal para dedicarse únicamente a la práctica de un deporte se termine generando esa necesidad de optar por uno o por otro cuando es un poco cambiarles la vida que llevaban antes sin que eso signifique un pasar económico que amerite llevarlas a esa decisión. Son cosas que se deben pulir, no cuesta nada acomodar los días un poquito y que las cosas decanten por si solas permitiendo que practiquen ambas disciplinas quienes lo hacen. Las Santitas salieron con: Vanina Correa; Karen Puentes, Gisel Vidal,  Sindy Ramírez, Florencia Coronel; Naila Imbachi, Maricel Pereyra; Eliana Medina; Sabina Coronel, Nicole Hain y Débora Molina.  Por su parte el conjunto local formaba con: Ana Rolón; Daiana Ollivier, Juana Bilos, Abril Reche, Agustina Maturano; Milagros Olivier, Milagros Díaz, Camila Uzqueda; Lucía Zapata, Marilyn Esquivel y Claudia Roldán.

Los primeros minutos fueron de estudio, mucha presión y un juego trabado en el medio sin pasar los tres cuartos de cancha para ninguno de los conjuntos. Pero a partir de eso Nico Basualdo les iba a pedir a las jugadoras una marcha más y con alguna dificultad las azulgranas empezaron a encontrar espacios para explotar su jerarquía. Nicole Hain recibió en posición de enganche, se frenó y encontró la subida de Flor Coronel en la banda que metió un triangulazo para Débora Medina que sacó un remate que quedó a medio camino entre centro y tiro al arco, ya iban 18’ y Las Santitas empezaban a hallar el partido pese a la buena presión en el medio del conjunto local que exceptuando una de Roldán en un pelotazo no tuvo mayor peligro.

Cuando iban 33´ Maricel Pereyra recuperó, pisó y salió entre dos rivales, vio el hueco por el cual se mostraba Nicole Hain que quisó continuar tocando para la entrada de Débora Molina pero Bilos se la llevó puesta marcando en contra el primero de San Lorenzo. Enseguidita Débora Molina metió un golazo descomunal tras una jugada trabada casi de flipper en el centro del campo. Sabina Coronel se la llevó y tocó con la zurda que desde afuera del área sacó un fierrazo que se metió por arriba de Rolón para ampliar el marcador. Cuando todo parecía encaminado llegó la vieja estirpe sanlorencista de complicarse solo para después remar y sacar adelante el partido, nos pasa en todas las disciplinas sin distinción, es una cosa increíble casi como una cruz que pesa sobre los hombros de un Atlas vestido de azulgrana. Primero Roldán que recibió una linda asistencia de Oliver apareció sola en el punto del penal para marcar el descuento y casi sin poder sentir el golpe tras un buen remate de Ramírez, Vanina Correa la sacó para donde pudo y el rebote encontró a Uzqueda sola frente al arco para poner el segundo. San Lorenzo reclamaba un foul a Maricel Pereyra pero GELP no perdonó los dos minutos fatales y se llevó el empate al vestuario.

Con el arranque del segundo tiempo iba a aparecer la distinción, el toque de magia de Eli, la 10, la capitana, la que destaca de la media por su forma de jugar este deporte, con los pies, con la cabeza y también con el corazón. Hain parada otra vez en posición de 10 como aprendiendo las lecciones de la capitana la puso para la entrada por derecha de Eliana Medina que con mucha clase la picó por encima de Rolón y en dos minutos de la etapa final destrabar un partido que se había complicado. Como en todo las que juegan bien al fútbol se entienden, sale sola esa química y esa sociedad de crack y aprendiz todavía tiene varios capítulos para escribir, juegan a la pelota en el mismo idioma.

En 25´ la lateral izquierda Florencia Coronel desde atrás de mitad de cancha iba a poner una pelota larga, que fue un pase divino para la entrada de la juvenil Hain que sin dudar ante la salida de la arquera definió cruzado para mandarla a la red, poner el cuarto y empezar a despegarse. Casi sin poder pestañear Eli desbordó por la derecha metiéndose al área y encontrando la entrada de Hain por el punto penal que de primera y abriendo el pie iba a marcar otra vez para ampliar la ventaja.

Pero el partido no se iba a ir sin el sexto como si esto fuera un partido de tenis. Flor Coronel apareció casi como mediocampista derecha un poco más cerrada en lugar de sobre la línea, tiró una bicicleta, gambeteó a la defensora platense y definió por arriba para marcar otro golazo.

Así se fue el partido con la participación destacadísima de Nicole Hain que juega una barbaridad, no sólo tiene gol, también tiene gambeta, panorama y buen pase. La delantera parece ser una alumna aventajada de la orquesta de Eliana. Golearon Las Santitas otra vez, menos mal que están ahí para recordarnos que con la camiseta de San Lorenzo también se puede jugar lindo y bien al fútbol.

La crónica de Cafu Amador de la gran goleada de las Santitas en La Plata

Continuar leyendo