+ que 90′

8M: VAMOS POR EL CUPO FEMENINO EN SAN LORENZO

Desde hace un tiempo el movimiento de mujeres en Argentina viene marcando la agenda en torno a varias temáticas de ampliación de derechos. Primero fue el reclamo "Ni una Menos", en relación a los femicidios, y luego el debate planteado en torno a la despenalización del aborto. En el ámbito del deporte también hay expresiones: el pedido de Fútbol Femenino Profesional se encuadra en esa perspectiva. Nuestro club, San Lorenzo de Almagro, abrió en 2018 una discusión interesante en torno al Cupo Femenino en la Comisión Directiva y la Asamblea de Representantes de Club, las dos instancias más importantes de la institución.

Si bien La Soriano no tiene representación directa en ambas instancias, visto y considerando que somos una agrupación nacida en los últimos años y que no ha participado de los últimos comicios, como socias y socios de San Lorenzo participamos presencialmente de las reuniones: nos parece importante estar, comunicar a la comunidad azulgrana lo que allí pasa. Y llegamos a una conclusión evidente: al día de hoy la CD y la propia Asamblea son -hasta ahora- espacios culturalmente "expulsivos" a la participación de las compañeras. Esto no es solo en torno a las sillas de representación, sino además en el público que se da cita en la CD, espacio abierto a la presencia de socios de la entidad. No es un ámbito ameno a la participación de las socias, algo que evidentemente requiere un trabajo de fondo, político y también cultural.

En ese sentido nos parece correcta la iniciativa, lanzada meses atrás, de parte de la dirigencia, de impulsar el Cupo Femenino en torno al porcentaje de socias de San Lorenzo. Se trata de un caso de "discriminación positiva": se otorga un determinado porcentaje a un sector que de otra manera vería complicado su arribo a estas instancias. Sucedió en el Congreso de la Nación: en 1991 se determinó un porcentaje de 30%, a través de la Ley 24.013. Aquella fue la primera ley de cupo sancionada en América Latina, que marcó el ejemplo de lo que luego sucedió en otros parlamentos de la región. En 2017 nuestro país dio un paso más: a raíz de la Ley 27.412 se estableció un sistema de paridad de géneros (50% y 50%) tanto en los organos legislativos nacionales como subregionales (el Congreso de la Nación y el Parlamento del Mercosur, Parlasur).

¿Por qué, si a nivel nacional existe desde 1991 un antecedente directo, en los clubes estamos tan atrasados? Hay muchas variables que lo explican: conservadurismo, prejuicios y sobre todo, cierto machismo que todavía se sigue evidenciado -de formas explícitas e implícitas- en las instituciones deportivas de nuestro país. Sin embargo, creemos, es hora de aprovechar el impulso de la sociedad para lograr que nuestro club esté a la altura de los acontecimientos históricos. Queremos un San Lorenzo del Siglo XXI: abierto a las y los socios, participativo, de debate y trabajo. Porque creemos que San Lorenzo es más que 90 minutos, apoyamos el Cupo Femenino en nuestra institución y nos ponemos a disposición de las diversas iniciativas que se propongan para hacer realidad esta importante ampliación de derechos.


El departamento de Peñas exigió la apertura de la Ciudad Deportiva los días de partido

Por decisión del Comité de Seguridad del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, los clubes de fútbol de esa jurisdicción deberán mantener las puertas cerradas durante toda la jornada en que se desarrollen los partidos oficiales correspondientes al campeonato de primera división. La medida afecta a todas las disciplinas que se llevan a cabo en la Ciudad Deportiva, que aparentemente no podrán competir esos días. Pero también altera el normal funcionamiento de un club que es mucho más que un partido de fútbol. En este sentido se expresó el Departamento de Peñas de la Institución, repudiando la medida y exigiendo a las autoridades que revean las medidas tomadas.

Entre otras cosas, el comunicado de las Peñas afirma que los "Ir a la cancha trasciende los 90 minutos de fútbol para cada simpatizante que viaja desde cientos de ciudades de todo el país que, a través de sus Peñas, se organizan para asistir a la cancha. Estas personas llegan a Ciudad Deportiva con ánimos de transitarla, conocerla si aun no lo hicieron, disfrutar de un asado en familia, amigos y amigas, y hacer uso de un espacio que por la distancia es imposible de realizar en otra oportunidad que no sea el día del partido".

Además de remarcar el uso recreativo de las instalaciones los días de partido, el Departamento recordó que en San Lorenzo se realizan actividades de acción social para quien lo necesite. "Por ejemplo, todos los años surgen colectas para ciudades afectadas por inclemencias meteorológicas. Así como esa, hay muchas más jornadas con diversos objetivos solidarios. ¿Dónde se desarrollan las mismas? En la Ciudad Deportiva, previo a los partidos".

En el comunicado, las Peñas exigen "que se revean las medidas tomadas, en pos del bienestar de la comunidad, de poder mantener el lema que somos 'más que 90 minutos' donde nos sentimos representados y representadas, de que nuestras peñas, socios y socias, puedan disfrutar de su club".


Contra todo y contra todos. Los hinchas y unos pocos dirigentes frenamos la privatización de nuestros clubes

Una vez más (seguramente no sea la última), los hinchas y unos pocos dirigentes con valentía dieron la pelea contra el avance privatizador en el futbol argentino. Esta vez fue especial. No fue como aquella votación de Comité Ejecutivo en 1999 que terminó con 34 votos en contra y uno, el de Mauricio Macri, a favor. Eran los años 90 y las privatizaciones parecían ser la solución a todo, es cierto, pero la AFA estaba dirigida por el hombre con más poder de la historia del fútbol argentino y Macri todavía no hacía pie en el fútbol. Hoy Macri es el presidente, tiene mucho peso en AFA y controla los resortes de la justicia. Al menos por ahora el empresario no podrá concretar algo que ya es una obstinación.

Fue todo sólo un rumor, y tal vez haya sido el intento que más posibilidades tuvo de terminar abriéndole la puerta a las Sociedades Anónimas al fútbol argentino. Se decía que en la próxima reunión de Comité Ejecutivo se iba a convocar a una asamblea extraordinaria para reformar el estatuto para permitir su ingreso. Nadie nunca lo hizo oficial. No hubo ninguna declaración institucional ratificando o negando lo que todo el mundo sabía a voces. Se escudaron detrás de un silencio que olía a podrido: una práctica habitual del operador en la justicia del gobierno, Daniel Angelici. Pero al silencio oficial le siguió el silencio de la mayoría de los dirigentes. Rumores de todo tipo y poroteos (siempre extraoficiales) empezaron a preocupar a los hinchas. Los que decían estar en contra del ingreso de las SAD no decían públicamente que iban a votar en contra del proyecto. Circularon versiones de presiones de todo tipo. El anhelo de Macri parecía cerca de concretarse.

Pero la movilización de diversas agrupaciones involucradas en La Coordinadora de Hinchas, de la que formamos parte junto con la Subcomisión del Hincha del CASLA, comenzó a visibilizar el problema Y un grupo valiente de dirigentes salió a dar la cara y se opuso abiertamente. Los cuervos y cuervas tuvimos un rol clave. Una publicación en las redes de Matías Lammens rechazando el proyecto provocó en pocas horas decenas de miles de adhesiones. La declaración de Lammens, casi en soledad, fue crucial; porque era el primer rechazo explícito de un club grande de Primera (días después se sumaría el descargo de nuestro vice, Marcelo Tinelli) y porque contenía argumentos sólidos. Lammens se constituyó de hecho como el líder del grupo opositor.

Las voces de rechazo comenzaron a propagarse y los dirigentes de Vélez, Independiente, Gimnasia, Lanús y varios del ascenso expresaron públicamente su rechazo. Sin embargo, lo que terminó de resolver el asunto fue el repudio generalizado que comenzó a aparecer en forma de cantitos en las canchas. Fue la popular de Vélez la que inició las protestas al grito de “El club es de los socios”. La estocada final la dimos otra vez los cuervos el lunes: “Macri delincuente / San Lorenzo no se vende” prometía ser el nuevo hit del verano, algo que al gobierno no le agradó escuchar.

Finalmente, el martes se conoció que el Comité Ejecutivo no incluyó el tema en el orden del día de la Asamblea Extraordinaria que se realizará el 29 de noviembre. Una gran victoria para aquellos que nos resistimos a la compra-venta de nuestros colores. Una lucha más en la que los cuervos y cuervas nos destacamos. Porque vamos a defender hasta lo último los colores de nuestros padres y abuelos, incluso si intentaran volver más adelante con el mismo proyecto o similares. Porque estamos orgullosos de ser del club bandera de la resistencia contra la privatización del fútbol.


Repudiamos la violencia

Somos Cuervas y Quemeras, somos hinchas de fútbol, nos une el amor a la camiseta, el folcklore, el juego limpio y sobre todo la búsqueda de un futbol sin violencia. Venimos trabajando hace 7 años en la campaña más allá de los colores para visibilizarlo. Por ello, repudiamos los incidentes ocurridos ayer durante el partido de futsal femenino que jugaron las chicas de Huracán y San Lorenzo.
Desde nuestro lugar, velamos por el juego limpio, porque las familias vuelvan a los estadios, por mantener nuestra herencia intacta. Estamos convencidas que somos mayoría quienes pregonamos valores como la solidaridad y la tolerancia, más allá de la competencia.
Como mujeres sabemos de la violencia que poseen los ámbitos que durante tanto tiempo nos han expulsado sistemáticamente con sus prácticas y viejos paradigmas. Es tiempo de cambiarlos y luchamos cada día para lograrlo, anhelando un fútbol y una sociedad más justa.

  • La Soriano
  • ONG Corazón Quemero
  • Subcomisión del Hincha - CASLA

Cupo, representación e igualdad

En la CD de ayer, 19 de septiembre, el presidente del club Matías Lammens abrió el juego para la implementación del cupo femenino en el club según masa societaria. Las cuervas asociadas al club somos más del 25% y contamos con menos de 10 representantes en cargos institucionales, realidad que se replica en todos los clubes de primera división que no cuentan con una representación real de las miles de hinchas y socias del fútbol argentino.

Durante este año las chicas de la selección evidenciaron la falta de apoyo institucional por parte de AFA, conocimos una gran cantidad de denuncias a jugadores de primera división, escuchamos a “periodistas” en la TV diciendo que nosotras no miramos, o peor, que no tenemos que mirar fútbol, a la AFA sacando un manual de conquista, y la lista sigue para rato. Por esto nos venimos organizando, generando espacios de discusión entre las hinchas agrupadas de todos los clubes, impulsando actividades con perspectiva de género. Sabemos que la discusión por el cupo no es nueva, ni tampoco la necesidad de este, porque sabemos que llegar a ser partícipe de la política del club es muchísimo más difícil siendo mujer (ni hablar de las identidades no hegemónicas). El cupo apuesta a romper con estructuras de poder profundamente machistas, que se ven reflejadas claramente en los clubes, abriendo el juego a las militantes y dirigentes que no pueden llegar solo por ser mujeres, y busca romper con los lugares históricamente asignados a las mujeres, como el cuidado, la salud o la asistencia social.

Por todos estos motivos nos parece motivo de alegría que esto se discuta en CD, que es también fruto de las distintas actividades feministas que se realizaron este año en el club. Pero para construir un club más igualitario el esfuerzo tiene que ser de todes les socies: la misoginia, el machismo, la transfobia y la homofobia no deben tener lugar en el club, y esto nos obliga a llevarlo también a las canchas. El mayor espacio para las cuervas en los espacios de toma de decisión del club se construyen si abonamos a tener una hinchada que condene la violencia de género en todas sus formas: desde los casos de violencia como los de Centurión, Barrios, Marcos Díaz, hasta las machistas.

Creemos firmemente en que el cupo es necesario para romper con las lógicas de poder que se mantienen en todos los clubes, pero también creemos que el camino para un San Lorenzo cada vez más igualitario tiene que profundizar en las políticas de inclusión, de apoyo a las jugadoras, de prevención y sanción a la violencia de género; estamos siendo parte de un momento histórico para el club y para el fútbol, seamos parte de una oleada que no frena.
Sin chicanas, con responsabilidad y propuestas, siempre buscando un San Lorenzo cada día más grande.

 

Espacio de género La Soriano


Volver a Boedo: un documental necesario

"Si te lo ponés a pensar en frío es una locura total: le sacamos 30 mil metros cuadrados a una multinacional en el medio de la ciudad", cuenta sobre el final del film el presidente de San Lorenzo, Matías Lammens. Para ese momento, el documental de Sergio Criscolo habrá transitado por las movilizaciones a la Embajada de Francia, la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires y la histórica Plaza de Mayo. "Veía a los cuervos con las patas en la fuente: era nuestro 17 de octubre" retrata Adolfo Res sobre el 8M 2012, con reminiscencias a un peronismo que también aparece con imágenes de Eva y Juan Perón durante el esplendor del mítico estadio.

Antes habían pasado un sinfín de personalidades: el Nene Sanfilippo, que se quiebra contando la vez que su padre se sentó nuevamente -ya ciego- en unos tablones de Avenida La Plata que conserva en una de sus casas; Mario Rizzi, autor del último gol en el que fuera el Wembley Porteño; Sergio "El Sapo" Villar, el jugador con más presencias en la historia del club y el que más veces pisó aquel cesped; Adolfo Res, que más allá de sus vaivenes políticos dentro del club siempre detentará el copyright de la locura de una vuelta que luego se hizo colectiva; y hasta un cura cuervo que trasladó parte del viejo estadio a una capilla en Merlo, San Luis, a más de 700 km.

También hay espacio para la juventud azulgrana, de la mano del Grupo Artístico de Boedo, omnipresente a partir de sus murales, pero también de la palabra de sus integrantes, de los Cuervos de Poe y sus creativos videos, y de Mariano Jordan, más conocido como "El Gordo Ventilador", el embajador de las pieles y las remeras al aire. El mundo de las letras aparece de la mano de los hermanos Casas -tan distintos y parecidos a la vez- y de Pablo Calvo, que vuelve al tema de la multinacional con una anécdota de una conversación con...¡la guerrilla colombiana de las FARC!. "Uno, dos, tres, mil Vietnam decía el Che. Si no aprueban este proyecto, va a haber mil proyectos" vuelven a aparecer las armas en las palabras de Res en Plaza de Mayo, cuando 100 mil cuervos fuimos uno sólo y parecíamos dispuestos a todo por el sueño.

Volver a Boedo es un documental necesario, importante para seguir explicando por qué el estadio de San Lorenzo debe volver a estar allí, donde siempre, en Avenida La Plata al 1700. Casi 90 minutos (¡justo!) que cuentan como la última dictadura cívico-mililar se enconó con el club social más importante del Sur de la Ciudad. Un film que emociona a la par que los entrevistados rompen en llanto desnudando el micro-mundo de ese lugar alephiano donde cabían todos los mundos. Sergio Criscolo, director y protagonista, cuenta su exilio familiar anhelando el estadio; y aparece el desarraigo, ese que sentimos todos los cuervos hasta la firma del boleto de compra-venta. Luego vienen los festejos, aquella tarde calurosa de diciembre donde la popular pasó a estar, por 2 hs, en la Platea Norte. Tenía razón Lammens, a quien le tocó, tal como el cuenta en la película, hacer apenas el gol tras una jugada colectiva: es una locura que se está haciendo realidad. Vamos a volver.

FICHA

* "Volver a Boedo. Una película sobre la pasión". Salamanca Cine.
* Guión y dirección: Sergio Criscolo.
* Producción: Jorge Leandro Colás y Carolina M. Fernández.
* 88 minutos de duración.
* Estreno en cines: Diciembre de 2018.


"Mi papá murió el año que ganamos la copa"

Por Lucía Santa María

 

Durante mucho tiempo quise escribir un cuento que diga, que explique, cómo fue que eso pasó, cómo fue posible que habiendo tantos años, tantas copas, tantas posibilidades (bueno, eso no) justo ganamos la Copa Libertadores ese año, el año en el que mi papá se murió. Empecé textos, escribí notas en el celular, arranqué hojas de mi cuaderno Rivadavia, siempre sin poder llegar a nada, buscado una respuesta que no estaba en ningún lado.

Si fuese de otro equipo, estas palabras quizás no tendrían mucho sentido, pero yo soy de San Lorenzo, así que pararme en este lugar implica muchas cosas, incluso pensar que el futbol nunca es solo fútbol, sino algo más complejo que va atravesando tu vida, tu historia, tu familia y con eso, todos los momentos que te determinan.

San Lorenzo siempre fue un lugar de pertenencia, generador de una secuencia de imágenes que arrastro desde mi infancia y también de anécdotas que le pertenecen a mi papá, pero que cuando resurgen, hay algo vinculado a la complicidad que las instala como propias. En esos relatos lo imagino yendo al Viejo Gasometro o a cualquier cancha a la que le tocara seguir a San Lorenzo. Puedo verlo en la tribuna visitante, mezclado entre los hinchas rivales porque esa vez no tenía un mango (bah, nunca tenía ) y no le alcanzaba para un choripán, entonces compró una popular visitante que era mas barata y pudo hacer las dos cosas. Porque además de cuervo, gordo siempre..

Viajo mentalmente a ese primer partido en la cancha juntos, una noche recontra fría en la que por supuesto perdimos 3-1 contra Gimnasia de Jujuy, creo que fue en el 98’. Vuelvo a ese campeonato que ganamos en 2001, esa fue la primera vez que vi a San Lorenzo salir campeón en la cancha. Revivo la alegría, los abrazos, la locura de sentir que por fin nos tocaba a nosotros. Me acuerdo de terminar peleando porque ni a mi hermano ni a mi nos dejó entrar a la cancha. Yo tenía 12, 13 años y pensaba que si arrancaba un pedacito de pasto, la felicidad de ese día se iba a quedar conmigo para siempre. Después vinieron un montón de otros partidos, con calor, con lluvia, pero siempre que pienso en mi infancia en la cancha se me viene la misma imagen: mi hermano y yo chiquitos, saltando abajo de la lluvia, eufóricos, y papá tratando de taparnos con una bolsa que había encontrado por ahí, pero nosotros no queriamos evitar esa lluvia, nos sentíamos invencibles.

Y de repente pienso en el campeonato del 2013, el que le dió a San Lorenzo la posibilidad de clasificar a esa copa. Me acuerdo del partido con Velez, de la pelea con mi hermano porque no me quiso llevar a verlo con él y los chicos al club. El calor de ese diciembre, los nervios, la atajada de Torrico, esos ultimos minutos caminando sola por la vereda de mi casa porque ya no aguantaba más. Y después entrar corriendo y ese abrazo que de cierta forma se unía a ese abrazo que nos dimos en la cancha en el 2001, pero esta vez el escenario era distinto, nos abrazábamos en el pasillo de mi casa, sin querer hacernos cargo pero sabiendo que no quedaban más campeonatos juntos.

Así que ese 2014 el destino trazó una gran paradoja, mi papá solo pudo ver uno de esos partidos, el primero, ese que perdimos 2-0 con Botafogo y que claramente no ilusionaba a nadie. Se fue antes de poder ser testigo de esa clasificación agónica, de ver como empezábamos a estar cada vez más cerca, incrédulos pero rendidos ante esa esperanza miedosa de quien puede lograr algo que soñó tanto. El escenario era increible y la ausencia de mi papá lo terminaba de completar. Èl no estaba para resoplar con un pucho en la mano y agarrarse la cabeza de costado, con ese gesto tan suyo que se me arma mientras escribo esto. Tampoco estaba para gritar ese gol de Piatti que empezaba a cambiarlo todo.

Pero el fútbol no es sólo fútbol, nunca es solo fútbol, así que entre todos esos nervios, entre todos esos sentimientos que se iban ensamblando, yo lo sentí ahí conmigo. Lo busqué en cada corner, nuestro para que el gol llegue, de ellos para que la pelota se vaya al estacionamiento. Lo busqué cuando cerré los ojos y Ortigoza pateó el penal. Un poco porque necesitaba de esa complicidad, otro poco porque no me animaba a mirar el arco. Me acuerdo de abrir los ojos en medio de tantos abrazos, darme cuenta de que la pelota había entrado y pensar que solo quedaba aguantar, como siempre. Bancarla toda para defender esa felicidad.

Ese día, ese 13 de agosto, cuatro años antes de que yo pueda escribir esto, ganamos la copa, y digo ganamos porque estoy segura de que él también estuvo ahí, apretando el puño desde algún lugar y llorando sin entender nada como nosotros.

 

https://revistacopenhague.blogspot.com/2018/08/mi-papa-se-murio-el-ano-que-ganamos-la.html?m=1


Senior campeón: glorias de ayer y de hoy

El pasado 9 de julio el plantel del fútbol Senior de San Lorenzo de Almagro festejó con directivos, familiares, periodistas y allegados la obtención del título de la Superliga. La Soriano estuvo en el festejo y te cuenta todos los detalles.

El 25 de junio se cumplieron 23 años de uno de los títulos más festejados en la historia sanlorencista: el campeonato del Clausura 95, que cortó una sequía de 21 años sin festejos. A partir de este año tendremos festejo doble porque ese mismo día el equipo de jugadores retirados del ciclón, que cuenta con muchos de los protagonistas de aquella epopeya, derrotó 2 a 1 a Platense y se consagró campeón por primera vez de la Superliga Senior.

Unas 200 personas se dieron cita el feriado 9 de julio a la noche en el mítico café Homero Manzi de San Juan y Boedo para festejar y agradecerle al plantel la conquista del campeonato. El evento, conducido por el responsable de prensa del fútbol Senior Diego Castagnolo, homenajeó a varios de los jugadores del plantel, a quienes se les otorgó un diploma. El Beto Ortega Sánchez, el Roly Escudero, el Indio Arévalo, el gran Paulo Silas, glorias del 95 y campeones Senior, fueron subiéndose al escenario para recibir su condecoración y sacarse la foto de ocasión.

El vocal de la Comisión Directa y responsable de la subcomisión del fútbol Senior Marcelo Moretti reconoció el gran esfuerzo de todos los jugadores, quienes asisten ad honorem a todos los partidos, en algunos casos recorriendo muchos kilómetros para poder estar. El Vicepresidente 2do de San Lorenzo Roberto Álvarez agradeció y felicitó al plantel y a los dirigentes y colaboradores por el logro conseguido. A su turno, algunos jugadores devolvieron el agradecimiento. Silas dejó unas palabras para el recuerdo: “La gente me agradece por lo que hice por San Lorenzo, pero yo les agradezco a ellos todo lo que hicieron por mí”.

Después hubo tiempo para el show del mago Ulises y la música de Melina De Piano y Santiago Manrique, quienes le pusieron voz y música a las canciones de cancha más hermosas de la gloriosa. Las glorias del ciclón demostraron no sólo ser unos campeones, sino también ser los hinchas más fanáticos. Con el brindis vinieron las selfies y los agradecimientos. Por el campeonato del 2018. Por la gloria inolvidable de 1995.


"La gente de San Lorenzo es algo único, nos acompaña todo el año"

El Penka Aguirre es uno de los pilares del momento de oro que vive San Lorenzo de Almagro en el básquet. Su historia deportiva es de fábula: de chico iba a entrenar al fútbol en bicicleta, hasta que una goma se pinchó, tal como contó en diversas entrevistas. Entonces, se subió al auto donde un compañero suyo viajaba a entrenar básquet para no bajarse nunca más de este deporte que ahora lo ve consagrarse por cuarta vez consecutiva: había logrado la Liga Nacional en Quimsa antes de levantar tres veces el trofeo con CASLA. Es tanta la vinculación que logró con nuestro club que se lo suele ver en la Platea Norte del Nuevo Gasómetro, cada vez que puede, para acompañar al plantel profesional de fútbol.
Sencillo, tímido, humilde, pero siempre con ideas claras, accedió a hablar con la web de La Soriano durante la previa al partido de Futsal entre San Lorenzo y Glorias, donde Damián Stazzone lo homenajeó en el patio de su casa, el Polideportivo Roberto Pando, regalandole una camiseta número 7. Un homenaje de hincha, como el que sucede cada vez que el Penka pisa el parquet para hacer lo que mejor sabe: conducir al Ciclón a la victoria.
P: ¿Qué sensaciones tenés de este Tricampeonato de San Lorenzo, nuevo título local después de la obtención de la Liga de las Américas?
R: La verdad es que estoy muy feliz, muy contento, por haber conseguido un título más, el Tricampeonato con San Lorenzo, alcanzando a Peñarol, que era el único que lo había logrado hasta ahora. Creo que ha sido un año muy positivo: hemos logrado todos los objetivos: Campeón de América y Campeón de la Liga. Estamos todos muy felices.
P: ¿Cuál es el próximo objetivo para un plantel que ganó tanto en tan poco tiempo? ¿Cómo superarse con un techo tan alto?
R: Recién acabamos de terminar. Y falta mucho. Ahora pensamos en las vacaciones. Después en agosto tenemos una gira por Bahamas. Unos amistosos que van a ser muy positivos para el club y para nosotros. Y después seguramente venga la pelea por otro título, y ser protagonista también nuevamente de la Liga de las Américas. Esos dos van a ser los objetivos.
P: ¿Qué sentís cada vez que jugás acá en Boedo, con la identificación del hincha de San Lorenzo con el equipo de básquet?
R: Es algo único. La verdad es que la gente nos acompaña todo el año. Solamente hay que agradecerles por todo lo que hacen. Por el sacrificio que hacen de venir a vernos. Nosotros estamos eternamente agradecidos por el apoyo que nos dan incondicionalmente.
P: ¿Qué mensaje le das al hincha, al abonado, que estuvo toda la temporada con ustedes? Que se hizo especialista en básquet con ustedes...
R: Solamente palabras de agradecimiento hacia ellos. Que sepan que nosotros siempre intentamos dar lo mejor de nosotros para darle alegría y conseguir los objetivos. Creo que durante los 3 años lo hemos hechos, y este último conseguir el título de América ha sido muy importante, asi que agradecerle a ellos por la confianza. Y nosotros siempre intentamos devolver eso.
P: ¿Cómo fueron los festejos del plantel?
R: Hemos tenido una cena, el equipo, los familiares y el cuerpo técnico. Ha sido lindo poder compartir ahí un momento, porque nos había tocado ganar afuera. Por suerte hemos podido volver y compartir con nuestras familias y con los dirigentes también.
P: Nombraste a los dirigentes. Papel fuerte del vicepresidente Marcelo Tinelli y también acompañamiento del presidente Lammens. ¿Qué valoración tienen del rol de la dirigencia en estos logros? 
R: Ellos saben que nosotros dejamos todo por el equipo. Intentamos hacer las cosas de la mejor manera posible. Y ellos nos facilitan todo: nosotros solamente tenemos que pensar en venir a entrenar, mejorar y cumplir los objetivos. Después ellos nos brindan todo su apoyo y todas las cosas que están a su alcance. Y nosotros estamos contentos de poder formar parte de esta hermosa familia que es San Lorenzo.

Polideportivo colmado en la charla "Feminismo y deporte"

El sábado 26 de mayo se desarrolló en el Polideportivo de Boedo la charla "Feminsmo y Deporte", impulsada por La Soriano para debatir el rol de las mujeres en los clubes. Más de 150 personas participaron de la actividad, en la que tomaron la palabra la periodista y fundadora de Futurock, Julia Mengolini; la investigadora del CONICET y del Instituto Gino Germani, Verónica Moreira; la entrenadora de "La Nuestra", en la Villa 31, Mónica Santino; y la socióloga y refente de la Red de Mujeres, Natalia Garavano.

"Hay que empezar a pensar como incluir más a las mujeres en el deporte, en los clubes. Hay más que desigualdad: casi discriminación" abrió el panel Mengolini, enumerando la falta de mujeres en las comisiones directivas de los clubes. "El deporte es deporte, ni másculino ni femenino. Es un espacio de creación y también de disputa" siguió Moreira, dando cuenta de la necesidad de potenciar el rol de las mujeres en este ámbito.

"El mundo del fùtbol se está quedando atrás de los cambios socio-culturales que estamos transitando" continuó Garavano, que elogió la propuesta de San Lorenzo de implementar un cupo femenino respecto a la cantidad de socias (20%). "Agradezco a La Soriano y a San Lorenzo en particular: es la tercera vez que vengo a este club por cuestiones que tienen que ver con la perspectiva de género y deporte. Esto habla bastante bien de San Lorenzo" cerró Mónica Santino. En ese mismo sentido, Matías Lammens, presidente del club, saludó la actividad con una carta donde destacó el panel "de lujo" y se mostró dispuesto a seguir fomentando iniciativas de este tipo en la entidad.

La actividad finalizó con un idea y vuelta entre el público y las panelistas, que valoraron la diversidad de mujeres organizadas en diferentes clubes -Boca, River, Independiente, Racing, Newell´s- que se dieron cita en el Polideportivo de Boedo. Una vez más, San Lorenzo sigue tomando la iniciativa en debates importantísimos para la sociedad en su conjunto y nuestro club en particular.