Hoy se cumplen cinco años del mayor logro deportivo en la historia del club: la obtención de la Copa Libertadores de América.

Todo empezó en Diciembre de 2013. Luego de salir campeón del Torneo Inicial, el DT Juan Antonio Pizzi presenta la renuncia ya que se le presentó una oferta para dirigir el Valencia de España. La dirigencia se movió rápido y contrató al campeón de América con la Liga de Quito, Edgardo “Patón” Bauza.

El primer partido fue derrota 2 a 0 contra Botafogo en Brasil jugando mal y ya se imaginaba una Copa complicada. Siempre jugar en Brasil fue difícil para nosotros.

El segundo partido fue recuperación con un  1 a 0 de local contra Independiente del Valle, con gol de Ángel Correa. Un flojo partido del Ciclón que lo gana con mas empuje que juego.

El cierre de la primera ronda fue un empate en uno contra Unión Española de Chile, con gol de Mauro Matos. San Lorenzo jugó bien ese partido pero no logró plasmarlo en el resultado.

Luego vuelve a jugar con los chilenos pero de visitante. Fue derrota 1 a 0 con un gol sobre la hora. Lo mismo de siempre, CASLA jugando aceptable pero resignando puntos fuera de casa.

El anteúltimo partido fue contra los ecuatorianos. Con gol de Nicolás Blandi, CASLA se ponía al frente en el marcador y se abría la ilusión para la clasificación pero otra vez sobre el cierre del partido , penalcito y empate. Hubo incidentes entre los jugadores y la policía local.

El sexto y último partido de la llave es inolvidable para cualquier cuervo. Se llegaba con escasas posibilidades, dependiendo de otros resultados y se dió. Primer gol de Villalba luego de un rebote, el segundo fue de Nacho Piatti pero no alcanzaba. El resultado entre Independiente y Unión Española variaba cada cinco minutos.

La hinchada azulgrana al grito de “UNO MAS, UNO MAS” le avisaba a los jugadores que no alcanzaba el esfuerzo, hasta que el milagró se consumió: en tiempo de descuento Ignacio Piatti sentencia el 3 a 0 y la casi clasificación.

El partido terminó pero tuvimos que escuchar la radio durante cinco minutos. Hasta que el fin del increíble partido en Chile nos daba la clasificación a octavos.

En octavos nos enfrentamos a Gremio de Porto Alegre, que marchaba en los primeros puestos del torneo brasileño. El partido de ida fue 1 a 0 a favor del Ciclón con gol, otra vez, de Ángel Correa. Partido trabado, duro, típico de Copa.

La vuelta en Brasil se imaginaba como terminó siendo. Ellos atacando todo el partido y nosotros aguantando.

Cómo olvidar la salvada milagrosa de Buffarini en el primer tiempo. Faltando 7 minutos solamente, Gremio empata la serie y a penales.

Esa noche quedará como la que catapultó a Torrico a la gloria eterna, ya que atajó dos penales y nos dió la clasificación a cuartos. Hasta Bauza confiaba en él. “para qué, si ya ganamos” le dijo a un periodista mientras se iba a los vestuarios para no ver los penales.

En cuartos tocó Cruzeiro. Igual o mayor dificultad que Gremio, a priori. Otra vez 1 a 0 en la ida de local, con gol del gran Santiago Gentiletti.

El partido de vuelta es otro juego que quedará en el recuerdo santo. Con gol a los 10 minutos del PT del crack Ignacio Piatti, San Lorenzo adelantaba el marcador y obligaba al local a hacer tres goles, cosa que no ocurrió. Faltando 20 minutos igualan el marcador pero la llave ya estaba definida. Casi finalizado el juego se produce un tumulto y expulsan al Pipi Romagnoli quien se retira llorando al vestuario. Próximo juego: Bolívar.

El receso por el Mundial de Brasil atrasó el sueño de salir campeón por primera vez. Todos los cuervos miramos el Mundial con más ganas que termine que otra cosa.

El partido de ida contra Bolívar fue mágico. Nunca hubo tanta diferencia en goles en una semifinal de Copa. Fue 5 a 0 con goles de Matos, Mas (2), Mercier y Buffarini. Una diferencia abismal en el juego y la ilusión de la final cerca.

El partido de vuelta San Lorenzo lo aguantó todo el tiempo, sin pasar grandes sobresaltos,  recién en la última jugada Bolívar pudo anotar el primer y único gol. La final: contra Nacional de Paraguay.

Ese viaje a Paraguay para jugar la ida fue increíble, mas de 10 mil cuervos copando Asunción, remeras azules y rojas por todos lados, gente que fue sin entradas y locura azulgrana por ver al club jugar una final de Copa.

San Lorenzo fue ampliamente superior todo el partido. A los 65 min el inolvidable Mauro Matos adelanta el marcador, la ilusión de salir campeón se acercaba. Pero en tiempo suplementario, otra vez, Julio Santa Cruz iguala el tanteador y a definir en casa.

El 13 de Agosto de 2014 es el día mas importante en la historia del club. San Lorenzo, con todos los nervios de jugar una final, arranca muy mal el partido, el equipo paraguayo apura y hasta está cerca de convertir. A los 36 min del PT, Nacional comete un penal infantil, casi amateur y le da la posibilidad a Néstor Ortigoza de entrar en la historia máxima.

El “gordo” no falla y se hace inmortal. Quedará en el recuerdo la jugada sobre la hora en la que Kalinski lleva la pelota al córner para ganar algunos segundos.

Cuando el referí Sandro Ricci coloca su silbato en la boca para decretar el final del partido, miles de cuervos en la cancha y millones viéndolo por TV, tocan el cielo con las manos. Se terminó la mufa, las cargadas, las banderas. San Lorenzo campeón de América.

El festejo en Boedo fue eterno. Nunca mas Club Atlético Sin Libertadores de América.