Por decisión del Comité de Seguridad del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, los clubes de fútbol de esa jurisdicción deberán mantener las puertas cerradas durante toda la jornada en que se desarrollen los partidos oficiales correspondientes al campeonato de primera división. La medida afecta a todas las disciplinas que se llevan a cabo en la Ciudad Deportiva, que aparentemente no podrán competir esos días. Pero también altera el normal funcionamiento de un club que es mucho más que un partido de fútbol. En este sentido se expresó el Departamento de Peñas de la Institución, repudiando la medida y exigiendo a las autoridades que revean las medidas tomadas.

Entre otras cosas, el comunicado de las Peñas afirma que los “Ir a la cancha trasciende los 90 minutos de fútbol para cada simpatizante que viaja desde cientos de ciudades de todo el país que, a través de sus Peñas, se organizan para asistir a la cancha. Estas personas llegan a Ciudad Deportiva con ánimos de transitarla, conocerla si aun no lo hicieron, disfrutar de un asado en familia, amigos y amigas, y hacer uso de un espacio que por la distancia es imposible de realizar en otra oportunidad que no sea el día del partido”.

Además de remarcar el uso recreativo de las instalaciones los días de partido, el Departamento recordó que en San Lorenzo se realizan actividades de acción social para quien lo necesite. “Por ejemplo, todos los años surgen colectas para ciudades afectadas por inclemencias meteorológicas. Así como esa, hay muchas más jornadas con diversos objetivos solidarios. ¿Dónde se desarrollan las mismas? En la Ciudad Deportiva, previo a los partidos”.

En el comunicado, las Peñas exigen “que se revean las medidas tomadas, en pos del bienestar de la comunidad, de poder mantener el lema que somos ‘más que 90 minutos’ donde nos sentimos representados y representadas, de que nuestras peñas, socios y socias, puedan disfrutar de su club”.