En La Soriano Radio entrevistamos a Horacio Arreceygor, vicepresidente de San Lorenzo de Almagro. Consultado sobre su historia en relación al club, contó que vivía en Entre Ríos y Garay en una familia nada futbolera. “Mi viejo no tenía ni idea de lo que era una pelota; mi vieja, hincha de Estudiantes de La Plata y mi hermano también porque por ese entonces, como nosotros somos de Gualeguaychú, y Estudiantes tenía un jugador de Gualeguaychú muy conocido, todos los de ahí se hicieron hinchas de Estudiantes”, compartió. Era aproximadamente el año 1969.

“Mi vieja me llevaba al kiosco en la esquina a comprar la Billiken y el diariero era fanático de San Lorenzo y todos los días me daba algo de San Lorenzo. Hasta que un día le pidió a mi vieja si me podía llevar a la cancha. Así que ahí el diariero me llevó a mi primer partido, en Avenida La Plata, con once años, creo que era contra Gimnasia y Esgrima de La Plata, y a partir de ahí empezó mi fanatismo. No es de herencia, de padre, de nada, lo mío fue elección de vida”, enfatizó Arreceygor.

Luego, señaló que se mudaron a Avenida La Plata, a un edificio donde hoy está la autopista. “Empecé la primaria, en un colegio de curas. Y toda la secundaria la hice en un industrial en Boedo. Vivía dentro del club, siempre me crié adentro del club”, agregó.

La participación política de Arreceygor en San Lorenzo comenzó con el tema de ISL. Según recordó en La Soriano Radio, su primer acto fue el 30 de noviembre de 2000 cuando “con muchos compañeros fuimos a la Ciudad Deportiva a impedir la asamblea que se estaba realizando por la privatización del club. A partir de ahí, empecé a militar en San Lorenzo para Todos, la agrupación que en ese momento estaba confrontando con Fernando Miele”.

El Vice del club indicó que durante el 30 de noviembre trataron de ingresar a la Asamblea para impedirla “porque sabíamos que el oficialismo tenía mayoría”. Y subrayó: “No éramos más de 200. Fue una represión terrible para la cantidad de gente que había”.

En la entrevista, también se habló del cierre del Gasómetro. Sobre ello, dijo que lloró mucho. “Si bien hacía un par de partidos que no se jugaba y se venía hablando, tampoco se podía hablar mucho porque estábamos en dictadura, no se sabía que era el último partido, fue uno más. Después se paralizan los partidos y empieza a tomar forma todo”, detalló. La dirigencia, recordó, “no hizo absolutamente nada” y “no hubo mucha protesta porque aparte estábamos en dictadura y no se podía hacer quilombo”. A ello añadió: “los que no estábamos en la política de un día para el otro nos encontramos con que se había cerrado, no había más cancha”.

Acerca del descenso de San Lorenzo que siguió a eso, Arreceygor expresó que lo único que recuerda es el partido con Argentinos Juniors. “Me quedé en la cancha llorando, no había nadie, volví caminando a mi casa por Avenida La Plata, toda una semana sin ir a la escuela, fue una depresión terrible”, describió. Pero realzó que “después vino la algarabía, la movilización azulgrana que llenaba todas las canchas, la lealtad, nos íbamos caminando hasta Ferro, éramos gitanos, jugábamos en cualquier cancha. Una hermosa época”.

¿Qué le dirías a alguien que te pregunta por qué elegís a Siglo XXI como espacio?

-Fui candidato varias veces. Yo estuve en San Lorenzo Para Todos siempre, hasta que en el 2007 fui candidato a presidente. Perdí con Savino por 400 y pico de votos, muy poca gente votaba, dos mil votos había como mucho. Después en 2010, cuando gana Abdo, fui candidato a Vice y me criticaron bastante porque hicimos un acuerdo con el oficialismo, pero un oficialismo diezmado porque pusimos condiciones de que no estuviera Savino, toda una gran parte del savinismo. Armamos una lista que a mí me gustaba mucho por la cantidad de pibes que había. Estaba Matías (Lammens) y toda una banda de pibes que yo dije ‘son el futuro del club’. Y no me equivoqué. Perdimos mal, salimos muy mal, encima el equipo perdió 8 partidos seguidos con Ramón Díaz.

“Después entré como Minoría, fui dirigente por la Minoría. A continuación, traté de tener una participación constructiva porque yo veía que nos íbamos al descenso de nuevo y me pegué bastante a tratar de incidir un poco con las determinaciones, sobre todo porque Abdo no tenía buen entorno. Ahí con Carlos intenté darle todas las manos posibles. Incidí mucho para que Caruso (Lombardi) sea el técnico porque necesitábamos puntos, no importa si es bueno o malo. Me fui yo a pelear con Aníbal Fernández porque estaba en la Cámara de Diputados y era presidente de Quilmes, para que lo largara y no lo largaba. Nos desangró Aníbal, se hizo un festín”, remarcó Arreceygor.

Y continuó: “Cuando viene el problema institucional, con la promoción, se hace un quiebre. Renuncia Abdo. Viene el interinato ese, tomamos la decisión de que todos los dirigentes que estábamos no iba ninguno. Lo hablamos con Matías y con Marcelo y dijimos ‘armamos un interinato’. Nos bajamos todos y cuando Matías empieza a armar la lista me llama, le digo que ningún problema, y ahí nos sumamos a lo que fue la nueva agrupación que fue Siglo XXI. Nos acercamos varios, Moretti, estaba yo, y varias agrupaciones conformamos Siglo XXI”.

En La Soriano Radio le preguntamos al vice de SL sobre lo que mejoraría en el club y dijo: “Después de todo este proceso donde fortalecimos a San Lorenzo, donde de 20 mil socios pasamos a 60 mil. A esos 60 mil socios hay que darles infraestructura. Estamos trabajando porque hay que sostener todo eso, más allá de que nos está yendo muy bien en los deportes. Antes había 800 deportistas y ahora hay 4500. Hay un cambio estructural y nos fue bien en futsal, en todas las disciplinas”.

También subrayó que hay que generar “más participación del socio. Más subcomisiones, más actividad dirigencial. Somos pocos los dirigentes que estamos y me parece que con la participación del socio, con subcomisiones, se pueden solucionar montones de cosas. A veces faltan estupideces y no tienen con quién hablar”.

¿Pensás que el cupo femenino no podría servir en esa dirección?

-Esa es una de esas cosas que laburamos bien. La reforma del Estatuto es algo importantísimo que hicimos en San Lorenzo porque era anacrónico. Cuando hablo de falta de participación, me parece que a través del cupo femenino damos representación a muchas socias y son muchas las que usan las instalaciones del club.

¿Estás de acuerdo con tener cargos rentados del Presidente para abajo?

-No, yo no estoy de acuerdo con eso para nada. Para eso están los gerentes. La dirigencia es dirigencia y por algo hicimos la reforma estatutaria. Pusimos que no somos sociedades anónimas porque es avanzar a una Sociedad Anónima. Y con dirigentes rentados es avanzar hacia eso. Siempre nos negamos a eso desde ISL hasta acá.

Pero para ser dirigente hay que tener mucho tiempo.

-Somos sociedades sin fines de lucro y cuando conducís tenés el tiempo necesario para que los gerentes vengan, te expliquen y tomar decisiones. En los grupos colectivos se hace asi, no es que tenés que estar ahí metido todo el tiempo. Tenés que organizar el tiempo y conducirlo de la mejor manera. Si no, vamos derecho a las Sociedades Anónimas.

Por otro lado, Arreceygor se refirió a la política y el fútbol. “Todo es política. Es difícil encontrar algo más politizado que el fútbol. Boca ya sabemos lo que es. En River, D’Onofrio se dice que está incursionando, que va a ser eso…los Moyano en Independiente hacen política todo el día y tienen su estructura gremial, el Chiqui Tapia en Barracas Central y es nuestro Diputado por acá… Está todo muy entrelazado”.

Sobre Lammens, el Vice manifestó: “si Matías hubiera sido electo Jefe de Gobierno, mirá si era bueno para San Lorenzo, se le hubiera allanado mucho el camino para la Rezonificación, para todo lo que tenemos que hacer. Está todo muy entrelazado, los empresarios también están metidos en política, el campo está en política, todo el mundo está en política”.

La vuelta a Boedo no faltó en la entrevista. En La Soriano Radio, consideró que no tiene dudas que “lo vamos a lograr. Y a partir de que logremos la Rezonificación”.