El pasado martes, y a 5 años de la obtención de la Copa Libertadores, en La Soriano Radio tuvimos el lujo de entrevistar a Néstor Ortigoza.

 

“Cada vez que se cumple un año de la Copa Libertadores se me viene la imagen de esa semana que no pasaba más. Había una tensión terrible”, recuerda Ortigoza; pero aclaró: “Yo lo disfrutaba porque había una adrenalina que era impresionante. No me olvido más”.

Luego subrayó que el equipo consideró que no se les podía escapar la Copa “cuando le ganamos 5 a 0 de local a Bolívar en la semifinal”: “estamos a un paso, dijimos”.

 

Y llegamos al penal. Ese penal que hizo estallar al pueblo azulgrana. “El penal de la Libertadores me cambió la vida. En su momento cuando fui a patear no pensaba eso. No pensaba que me iba a cambiar tanto la vida. Nunca pensé que iba a ser tanto”, realzó Ortigoza. Y recuerda: “estuve muy tranquilo. Yo tenía que jugarle una pulseada al arquero. ¿Por qué? Porque la gente estaba toda del otro lado”. Néstor contó que no podía meterse en el nerviosismo de la gente. “Tenía que mantenerme al margen de eso. Yo pico la pelota y me concentro en lo mío”, relató.

 

Para Néstor, el partido ante el Real Madrid en el marco del Mundial de Clubes de Marruecos, “fue hermoso”. Y agregó que “después esa época fue hermosa porque también teníamos un grupo y la pasábamos bien y fuimos convencidos en que le podíamos ganar. Pero bueno, después se hizo difícil. Jugamos contra un equipo que es impresionante lo que juegan, pero nos vinimos con la cabeza en alto desde allá”.

 

Consideró que fue un “lindo” y “espectacular” grupo el que logró la Copa. “Creo que cuando lográs un torneo es porque el grupo está bien. Es muy difícil ganarse un torneo si el grupo está mal. Es muy difícil. Me pasó en Argentinos, me pasó en San Lorenzo. Que todos tiren para el mismo lado. Te tiene que tocar también un técnico serio y que trate de hacer crecer el grupo. Nosotros también teníamos una dirigencia que bajaba una línea muy clara. La verdad que se hizo todo perfecto, desde el lado de los dirigentes, desde el lado del cuerpo técnico. Estábamos todos comprometidos y sabíamos que teníamos que ir todos para el mismo lado. Y la cabeza era Lammens- Tinelli o Tinelli -Lammens, cómo quieran ustedes. El cuerpo técnico y nosotros. Todos alineados estábamos”.

 

Consultado acerca del penal que pateó en la promoción, Néstor afirmó que “fue más importante que el de la final de la Copa” y que si estás jugando la promoción, “lo tenés que meter seguro”. En la Libertadores, agregó, “nosotros veníamos allá arriba, la gente nos venía ovacionando ya habíamos salido campeones en el 2013. Nos ganamos el respeto”.

 

También contó en La Soriano Radio que sigue en contacto con los campeones 2014. “El otro día Pichi me fue a visitar a Tucumán que jugábamos con Atlético Tucumán, estábamos con Caruso, después con Buffa, hablo seguido con Emanuel Mas también. Con Caute, a veces nos mandamos mensajes. Con Nico Blandi tengo relación”.

 

Sobre su llegada al club en 2011, Ortigoza sostuvo que cuando entró lo “impresionó” porque San Lorenzo “la verdad estaba mal”. “Me sorprendió porque yo venía a un club grande con otra ilusión. Pasar a un club grande, pasar a un cambio”. Y subrayó: “lo que sí se notaba el cambio cuando llegaban los días de partido, que era un club grande”.

También se refirió a las diferencias entre Ramón y Caruso. Según valoró, tienen “diferentes estilos. Caruso es más para salvar el descenso, para sacar puntos y Ramón es más para campeonatos”.

 

Con respecto a su etapa en Dubai, contó que allá salieron campeones. “Me acuerdo bien que querían que yo me quede y yo dije que no, que me quería ir. Yo le dije a mi mamá que quería la revancha en San Lorenzo”, resaltó Ortigoza, quien finalmente volvió y fue campeón con Pizzi.

 

Tras la salida del DT, Néstor consideró que “fue raro” lo que pasó con Pizzi. “Habíamos salido campeones y nos fuimos de vacaciones y a mitad de vacaciones, unos días antes de volver a la temporada, se fue. No era esperada, nos sorprendió la salida de él”, explicó.

 

En La Soriano Radio quisimos saber qué piensa Ortigoza sobre ese “parate” del Mundial 2014. Y la respuesta fue contundente: “Yo ni pelota el mundial ese”, manifestó; y remarcó que “al hincha de San Lorenzo si vos le preguntas no le importaba nada. Ellos querían que vuelva, que arranque el torneo de la Libertadores y lo mismo nos pasaba a nosotros. Esa fue la temporada más feliz. Ya quería volver de las vacaciones. Quería hacer la pretemporada y que arranquen los partidos”.

 

Por otro lado, le preguntamos a Néstor Ezequiel cuál es la historia de su apodo Joni. “En el 82 era la Guerra con los ingleses. Dos años después, en el 84, nací yo y me fueron a anotar y en el registro civil no dejaban que me pongan Jonathan porque decían que era inglés”. Así, contó que la madre lo inscribió como Néstor Ezequiel “pero igual me llamaban Jonathan”.

 

Sobre la actualidad de Juan Antonio en San Lorenzo, Ortigoza valoró que lo ve “bien” porque “es un técnico que sabe cómo es el club. Es un técnico que sabe mucho, tiene un buen profe. Ahora Gustavo (Campagnuolo) se sumó al cuerpo técnico, muy buena gente. Le va a ir bien”. Y resaltó la llegada de jugadores como Ramírez y los Romero. “Creo yo que llevaron muy buenos jugadores y buenas personas para el vestuario”, enfatizó.

 

Ramírez se podrá la casaca número 20. “Le dije ‘te la presto’. Si llego a volver un día me la vas a tener que devolver”, remarcó Néstor.

 

Finalmente, en la charla con La Soriano Radio, Néstor agradeció el cariño que mantiene con los y las hinchas de San Lorenzo. “Pasan los años, y más crece el amor de la gente conmigo y yo con la gente. Es impresionante. Cada vez crece más. Me cambió la vida. Entré en la historia de un club grande, y también estoy en esa historia del club”, dijo; y agregó: “Fui muy feliz ahí”. A todos los cuervos y todas las cuervas, Ortigoza les dio las “gracias por el respeto y por el cariño. Porque yo desde el primer día que llegué sentí el cariño de la gente hacia mí. Desde el primer día que llegué”.