Sabalo a la noche

Desde lo alto de la tabla fue el Ciclón de Pizzi a visitar la ciudad de los lisos. Lo que se trajo es un puñado de dudas y alguna que otra certeza. San Lorenzo perdió el invicto y aunque se fue al vestuario conservando la punta cuesta creer que no la vaya a perder tambièn.
El parte médico decía que ni Blandi ni Coloccini ni el goleador Pitton podìan jugar. Los melli venian cansados de la fecha FIFA al igual que los juveniles del sub 23 y así fue que Juan Antonio mostró un dibujo diferente. Con el otro Pitton en el medio y con sólo 2 jugadores de punta.
El primer tiempo fue trabado y sin mucha luz, San Lorenzo tenía la pelota pero no logró atacar nunca. El planteo mezquino nos regaló un primer tiempo mezquino que sólo sufrió un sobresalto cuando Poblete hizo una tonta mano en el àrea que el Pulga Rodriguez transformó en el gol de Colón.
En el vestuario se oyeron los consejos sabios de nuestro DT y a la cancha saltó el 92.
En sólo 2 minutos San Lorenzo enebró una jugada màgica nacida en los pies de Menossi quien filtró para el ex rasta. Este tocó con la sutileza de los dulces para que Romerito convierta tras la floja respuesta del golero con cara de sapo del sabalero.
San Lorenzo volvió al dibujo que más frecuenta (cuesta hablar de tradiciones cuando se trata del rosarino nacionalizado español) y tuvo dos chances muy claras. Una de Belluschi y una de Salazar que luego el apàtico Bareiro no pudo rematar.
Preocupa la falta de lateral izquierdo ante la lesión de Pitton. Hubo que hacer movimientos extraños (saliò Peruzzi por Herrera) y ya conocemos la merma en el nivel del Tucu cuando tiene que cambiar de 4 a 3.
San Lorenzo tuvo un contrataque de gol que Cerutti desperdició tontamente haciendo un foul que devino en un tiro libre para el local. Siesta total en la defensa. Un pelotìn bombeadito y suave, mala coordinación, unos salieron y otros retrocedieron para que el muchacho solamente tenga que tocarla y sentenciar la victoria de Colón.
Flojìsimo lo de Bareiro y lo de Cerutti. Una vez que salió Menossi y entró Oscar Romero San Lorenzo perdió completamente la pelota. Da la sensación que Oscar es un jugador para jugar suelto en las puntas y no en el mediocampo del equipo. No fluye la cosa ahì.
San Lorenzo pudo haber ganado y hasta quizás lo mereció en algún momento pero lo terminó perdiendo en dos jugadas aisladas que volvieron a poner sobre la mesa la fragilidad defensiva que venimos arrastrando.
El tema del lateral izquierdo es un problema bastante grande. Encontrarle la posición a Oscar. Hacernos fuertes en defensa. Para campeonar será fundamental resolver estas cuestiones aunque lo ùnico que importa hoy es volver a ganarle a Boca.