Con el polideportivo repleto de cuervos y cuervas, las Matadoras cayeron en un verdadero partidazo por 3 a 2 en el primer juego de la final de la División de Honor, instancia a la que llegan por quinta vez consecutiva.

San Lorenzo arrancó abajo en los dos primeros sets, que producto de varios errores terminaron 20-25 y 24-26; pero con la garra que las caracteriza pudieron empatar el partido, ganando el tercer set 25-20 y el cuarto 25-22, llevando el partido al tie break. En el último set River lo ganó por 15-11. De esta forma, quedó arriba 1 a 0 en la serie.

La revancha será el jueves a las 21:00 hs. en Nuñez, donde San Lorenzo buscará empatar la serie.

¡Con todo, Matadoras!