“Parque de lo poquito”: la crónica de Gonza Gamallo del empate ante el globo

6/Mar/21

Una tensa calma se respiraba en el Bidegain: como esas de los westerns en la previa a un duelo de vida o muerte. Una rueda de espinillos volando en las calles vacías. La gente asomada en las mirillas. San Lorenzo recibía a Huracán en la antesala de la desgracia o en el puntapié del despegue. El empate 1 a 1 nos dejó en la sala de espera.
Dabove metió mano en el equipo. Cambió arquero (Devecchi por Monetti), 3 defensores (Rojas, Donati y Herrera por Pitton, Gattoni y Peruzzi) y tiró a la cancha a Yeison Gordillo por Jalil Elías. Di Santo, de nuevo titular.
El primer tiempo fue muy disputado. Ninguno de los conjuntos logró imponer demasiado su supremacía. San Lorenzo presionaba bien y tuvo un par en los pies de Uvita y un remate lindo que besó el travesaño de Ramírez. Huracán apostaba al pelotazo frontal a espaldas de los defensores. A los 32 la gacela Di Santo se aprovechó de un infantil error del último hombre de Huracán tras un lindo bartoleo de la defensa. Corrió media cancha sólo frente al arquero: el tiempo no pasaba más. Franco corría y pensaba “¿se la pico o lo gambeteo, defino o la tiro afuera?”. Se la tiró larga por izquierda, dejó tendido al golero y tocó suave a la red. San Lorenzo ganaba 1 a 0 para el delirio de todos y todas en Boedo.
El primer tiempo dejó pocas certezas, pero la sensación que San Lorenzo estaba metido y siendo solidario. 2 amonestados por bando y un clima ardiente de clásico que quemaba todas las papas que se ponían en el horno. Costaba encontrar alguna figura y alguno jugando mal. Todo era muy parejo. Tanto que sin ese pifie del defensor tal vez seguíamos 0 a 0.
El segundo tiempo arrancó igual. Cada pelota valía más que un paquete de fideos en la Argentina de hoy. Se raspaban en cada rincón y gritaban como locos. Era muy difícil ver juego asociado, tanto como esperar que los demócratas estadounidenses no invadan países. Entró Óscar por Uvita. Así las cosas, llegó un centro llovido desde la derecha que sirvió para que el pequeño equipo de Parque Patricios empate el partido. Fue inesperado y poco feliz. Iban 26 minutos y cuando nos preguntábamos qué reacción anímica tendría San Lorenzo tuvo una muy clara Donatti. Contestó Huracán con un mano a mano que resolvieron mal y bien pudo ser el 2do. A nadie le quedaban uñas en las manos. El partido estaba roto y la cancha parecía inclinarse para la visita. A los 32 entraron Alexander, Palacios y Jalil por Ramírez (de lo mejorcito, como siempre), Ángel (no mucho para destacar) y Yeison (de aceptable partido). El equipo parecía desorientado y sin fisonomía, tal vez solo apostando a una contra que permita el envalentonado Huracán. Si nos extendían un cheque para firmar con el 1 a 1 creo que lo hacíamos. Salió Di Santo (jugó su mejor partido desde que llegó) y entró el general Melano. Fue un 1 a 1 justo y agridulce.
San Lorenzo mostró más corazón que ideas, no logró generar con juego asociado chances. Sin dudas esperamos más del equipo de Dabove. Abusó del pelotazo y no encontró respuestas en sus individualidades. Ahora le toca ir a Chile para comenzar la aventura copera. Este cronista no encuentra muchos motivos con insistir con 3 delanteros. Pasan los técnicos y el esquema queda. Y seguimos sin patear al arco.
Hay mucho que mejorar si quiere apaciguar las dudas y generar la confianza necesaria para ser protagonista. Hoy por hoy se nos anima cualquiera, incluso este diminuto equipo de Parque Patricios.

“Hoy por hoy se nos anima cualquiera, incluso este diminuto equipo de Parque Patricios”. La crónica de Gonza Gamallo del clásico ante Huracán

Continuar leyendo

El 1×1 contra Huracán

6/Mar/21

San Lorenzo igualó 1 a 1 en el clásico ante el globo. Otro flojo partido del Ciclón que no supo aprovechar el gol de Di Santo y tuvo un segundo tiempo para olvidar.

Devecchi 5
Herrera 4
Braghieri 5
Donatti 5
Rojas 4
Gordillo 5
Ramírez 6
Rodríguez 5
Ángel Romero 5
Di Santo 6
Fernández 4

Otra preocupante actuación de San Lorenzo que no aprovechó la ventaja y quedó en tablas con Huracán

Continuar leyendo

Desastre

28/Feb/21

Central Córdoba de Santiago del Estero le dio una lección de fútbol a San Lorenzo y lo humilló con un categórico y correcto 4-0 en el Nuevo Gasómetro. Los goles de la visita fueron de Bay, Gimenez, Lattanzio y Salomón en una verdadera paliza. Lo del equipo de Dabove fue paupérrimo, preocupante y desesperanzador.
Los primeros minutos el Ciclón intentó un dominio territorial que no tradujo en situaciones de peligro ni en profundidad pero sí en tenencia y en donde se jugaba el partido. Todo en la mitad de cancha de los santiagueños, pero todo lejos de generar peligro. En la primera ocasión que el rival cruzó la mitad de cancha Pittón la ganó sobre un costado pero la despejó para el medio quedándole la pelota a Bay que se acomodó y sacó un zapatazo a la ratonera convirtiendo un golazo. Me quedó cierta sensación de que Monetti reaccionó tarde al tiro. A partir de ahí ellos se animaron y a San Lorenzo se le vieron todas las falencias. Mala lectura del juego, poca asociación, mal parado en la cancha, perdido, llegando tarde a todas, sin ideas, repitiéndose en centros de mierda todo el partido. El medio no funcionó. Torito Rodríguez tuvo un mal partido sin ganar anticipos en ataque, reteniendo la pelota, eligiendo mal los pases. Jalil Elías tuvo 10 minutos donde se mostró como opción pero luego de eso perdió toda pelota que tocó y no tuvo peso alguno en la marca con casi nulo quite. Las espaldas de nuestros laterales dejaban mucho espacio y el medio rival parecía llegar antes a todas. Ramírez fue quien mejor leyó el partido pero estuvo muy solo acompañado por pequeños destellos de Ángel Romero que tuvo un partido bastante flojo, bastante aislado, lejos de sus compañeros. En este marco terminó el primer tiempo. Era necesario el manotazo para cambiarle la cara al equipo que aún seguía en partido porque un mal arranque de tiempo te dejaba grogui y eso fue lo que sucedió. De arranque nomás San Lorenzo metía centros pero después de una mala entrega de Gattoni que Lattanzio aprovechó para anticipar a un dormido Jalil Elías, el mediocampista del visitante se la llevó y asistió a Gimenez que la picó en un verdadero golazo. Enseguida nomás la bola se hizo más grande. Cuando iban 6 minutos Gattoni la dejó corta, Monetti salió mal queriendo robarla con los pies y Lattanzio lo gambeteó y puso el tercero. Mazazo, lona, San Lorenzo estaba recontra noqueado y faltaba una vida. Con el partido ya 3 a 0 Dabove empezó con los cambios. Lento de reflejos, tardía lectura de que el equipo necesitaba otra cosa. El Ciclón se siguió repitiendo en centros pelotudos que fueron despejados hasta el hartazgo por el fondo rival. Cuando el sufrimiento llegaba a su final los visitantes metieron el cuarto tras un córner (con pifia de Braghieri incluída) para que Salomón facture. Cuando parece que no se puede caer más bajo San Lorenzo se las rebusca para estar peor.
La verdad es que el equipo no jugó nada, se repite en centros que no dan frutos, luego de correr un rato de arranque suele quedarse y los rivales corriendo terminan ganándole el partido. Central Córdoba llevó todo el tiempo el partido a donde más cómodo se sentía y el azulgrana entró de cabeza en la trampera. Hay que pegar un volantazo urgente porque la situación puede ser catastrófica en 15 días donde tenés el clásico y los partidos de copa en el horizonte. El equipo se repite constantemente en centros sin destino, con dos extremos abiertos que terminan por no gravitar en el juego, con un medio ausente en materia defensiva y muy lento en la faz ofensiva. Es cierto que el mercado de pases fue malo y se viene de varios errores a nivel decisiones dirigenciales en materia futbolística (porque esta es una realidad inobjetable en materia de política deportiva, San Lorenzo viene haciendo mal las cosas y sin pegarla cuando parece acertar) pero más desconcertante que el DT pone a los jugadores que le trajeron relegando a otros que han tenido mejores momentos o que son pibes del club. Tal vez en pos de sostener el esquema que considera ideal, tal vez para darles confianza. La realidad es que no sale bien y tarda mucho en leer los partidos. No le quiero caer a un jugador específico pero Troyansky llegó para jugar de extremo y termina jugando de 9, Ángel Romero que gravita mucho más en el centro del ataque termina aislado en una banda (jugando mal, también es cierto), Melano pasa desapercibido. Elías no gravita en defensa y tampoco en ataque. Monetti llegó hace años con el cartel de saber jugar con los pies y todos los partidos se manda un moco por apostar a su pericia con ellos. El torito Rodríguez perdido en la cancha, mal con la pelota, eligiendo mal las entregas. Bruno Pittón que la despeja para adentro que debe ser la primera cosa que te dice un técnico en la vida aquello de “Nunca para adentro”. Lo que viene define gran parte del año no hay espacio para peleas internas que no le importan a nadie y menos de jugadores que acá no ganaron nada, no hay espacio para caprichos tácticos, no hay espacios para más de estos espectáculos. San Lorenzo merece estar en otro lado y merece estar por encima de todos. No hay margen para el vuelco. Hay que empezar a jugar a algo y ganar.

La crónica de Cafu Amador de la olvidable actuación de San Lorenzo ante Central Córdoba de Santiago

Continuar leyendo

El 1×1 ante Central Córdoba

27/Feb/21

San Lorenzo cayó 4 a 0 ante el ferroviario y preocupa mucho de cara al clásico ante Huracán y la llave contra la Universidad de Chile.

Con errores graves en todas las líneas, sobretodo defensivas, lo único para destacar fue el primer tiempo de Ramírez.

El 1×1

Monetti 2
Peruzzi 3
Braghieri 2
Gattoni 2
Pittón 3
Rodríguez 2
Ramírez 4
Melano 3
Elías 2
Troyansky 3
Ángel Romero 3

Óscar Romero 3
Fernández 3

Pálida actuación del equipo de Dabove cayendo sin atenuantes ante el conjunto santiagueño

Continuar leyendo

¡Qué sé yo! ¿Qué querés que te diga?

23/Feb/21

San Lorenzo perdió 2 a 0 en Santa Fé. Nos clavó ¡Alexis Castro! Y luego un blooper de Monetti puso cifras definitivas. Nunca jugó al fútbol, el equipo metió bastante y corrió pero siempre le faltó juego. La primera derrota del ciclo Dabove.
El primer tiempo fue espantoso, muy feo, casi inmirable. Mientras lo observaba pensaba con desesperación ¿Qué carajo escribo? No había tiros al arco, las más claras de San Lorenzo se diluían en el último pase o en el penúltimo y Colón tampoco inquietaba, quedaba pensar en hacer una crónica de los mosquitos, las patadas o lo trabado que fue todo. Los dos equipos no se daban espacios para nada, presión fuertísima en el sector donde estaba la pelota que en el 90% de los casos terminaba en una falta. No hubo más de tres pases seguidos. Las pocas que tuvo el conjunto del hombre de campera en verano (que tiene un aire a Tony Soprano al principio de la serie) se diluyeron en malas decisiones en los pies de Ramírez, Uvita o ¡Centros de Di Santo parado de puntero derecho! Perdón es que me acuerdo de la imagen y me indigno. El 9 grandote que mide más de 1,90 suele salir mucho del área a tirarse por el costado o a jugar de falso 9 y terminamos tirando centros para Uvita que es bajito. El primer tiempo fue meter, correr y nada más. El segundo tiempo empieza en la misma tesitura con dos equipos que presionan sin dejarse espacios para jugar, pero con la pierna un poco más fuerte dado que el cansancio ya se empezaba a sentir. Dentro de ese marco se pensaba que San Lorenzo necesitaba cambios para aprovechar los espacios que dejara el cansancio rival y tapar los que dejara el propio. Lo cierto es que el tiempo pasaba y los cambios no llegaban. Sé que la mayoría esperaba la entrada de los mellizos pero la realidad es que el Ciclón también necesitaba retocarse en otros sectores como un cambio de piezas en el medio para ver si así el fútbol empezaba a fluir, la pelota a circular con más claridad. También algún retoque adelante para pelear todas y seguir presionando a la espera de algún error de los centrales. El de los mellizos no era el único cambio posible, ni la única tuerca a ajustar. Diego Dabove dejó correr los minutos de un partido que se vislumbraba claramente como el viejo y querido “gol gana” y el azulgrana parecía siempre un poco más cerca de conectar los últimos pases y ponerse arriba pero el fútbol no siempre es lo que parece. Pelotazo-centro de Meza que baja el Pulga Rodríguez (con el brazo, difícil de ver pero con el brazo al fin) y Alexis Castro con un zurdazo cruzado la pone al lado del palo. La defensa mal parada dejando en el movimiento sólo a Rodríguez. Mal retroceso y adentro. Ahí es cuando el técnico empieza con los cambios al entrar Troyansky, Díaz y los Romero que le dan otra actitud al equipo que empieza a ir arrinconar a Colón más con empuje y ganas que con juego. Cuando el partido se moría una cadena de errores groseros entre la defensa y el arquero termina en blooper y Sandoval liquida el pleito. Monetti falló en el control, Gattoni se desentiende y adentro.
Esto recién empieza pero ayer fue preocupante la falta de juego, la falta de reflejos para los cambios y es evidente que hay jugadores que no se entiende el motivo por el que son titulares porque en la cancha no demuestran que lo merezcan, también es hora de terminar con referencias de gente que erra mucho en los partidos y no tiene espalda en este club para tener semejante peso en los vestuarios. A quien le quepa el sayo que se lo ponga. Falta mucho, es un traspié nada más pero con el clásico y la copa cerca es necesario que se empiece a definir un equipo. La próxima es con Central Córdoba de locales, hay que ganar, recuperar confianza y empezar a construir para el futuro.

La crónica de Facu Amador de la derrota del Ciclón en Santa Fé

Continuar leyendo

El 1×1 contra Colón

23/Feb/21

Monetti 3
Peruzzi 3
Gattoni 4
Braghieri 6
Pitton 5
Elías 5
Rodríguez 4
Ramírez 5
Melano 4
Di Santo 3
Uvita 5

Óscar Romero 6
Ángel Romero 6
Díaz 5
Troyansky 5

San Lorenzo cayó 2 a 0 en su visita al Cementerio de los Elefantes. Mal partido del conjunto de Dabove

Continuar leyendo

Historias de refundadorxs: Roberto

19/Feb/21

Roberto Clarat, coleccionista.

Su museo personal, su lugar sagrado, es la locura definitiva por San Lorenzo. Cada centímetro está tapizado de pasión y recuerdos.

Roberto sabe que vuelve la cultura al barrio.

Vuelve La Cultura

Vuelve San Lorenzo

Segundo capítulo de “Historia de refundadorxs”. Vuelve la cultura a Boedo. 

Continuar leyendo

Historias de refundadorxs: Marcela

19/Feb/21

La cultura azulgrana marcada en la piel, generación a generación. La tradición, Boedo, el amor por los colores: no se apaga, no se vende.

Así lo vive Marcela Ester Negri, nacida y criada en San Juan y Boedo.

De la pileta olímpica a los carnavales, los días enteros en Av La Plata. Del trabajo en el club en los ´70 a la pasión por el ajedrez, del legado a los hijos y nietos.

Cada recuerdo del Viejo Gasómetro habla de esa tradición, habla de nuestra casa.

Marcela sueña con la vuelta de la cultura al barrio. Marcela es refundadora y vive, junto a su familia, en el corazón de Boedo.

Vuelve la cultura

Vuelve San Lorenzo.

El primer capítulo de “Historia de refundadorxs”. Vuelve la cultura a Boedo. 

Continuar leyendo

“Misión cumplida”: la crónica de Facu Amador de la victoria ante Liniers por Copa Argentina

19/Feb/21

Ganó San Lorenzo. Fue 3 a 0 en la noche de Mar Del Plata frente a Liniers por Copa Argentina. Los goles fueron convertidos por Alexander Díaz y Óscar Romero en dos oportunidades. El resultado está bien, el Ciclón sacó provecho de las diferencias físicas y de jerarquía ante Liniers que juega en la D.

De arranque tras una buena intervención de Devecchi, Coloccini puso una bocha larga que el fondo de los celestes no rechazó y Alexander que siempre va a todas la peleó, la ganó y puso el 1 a 0. Es necesario en estos partidos potencialmente tan desparejos en lo futbolístico para uno y en lo anímico para el otro arrancar ganando para evitar sorpresas. San Lorenzo lo hizo. Ellos lo fueron a buscar y pudieron incomodar con alguna jugada clara, de hecho tuvieron una que quien entra se da la suela contra el palo. Pero más allá de situaciones aisladas el Ciclón controló el partido y Liniers metió, peleó y se jugó la vida en todas las bochas. Iban 9 del segundo cuando Rojas apareció de puntero izquierdo, metió un centro pasado que Óscar conectó en una pseudo/semi palomita que encontró destino de red para sellar el 2 a 0. Con espacios y algunas piernas frescas el equipo de Dabove pudo haber ampliado el marcador antes de los 34 min, cuando en una contra comandada por Ángel abierto en la derecha terminó en una carambola que Óscar aprovechó para ponerle cifras definitivas al resultado. Tuvo algunas más que no logró convertir. Ganó bien imponiendo las diferencias que tiene a su favor. Es una señal positiva para seguir trabajando con tranquilidad.

Con los Romero bien abiertos en las bandas y por dentro Díaz-Troyansky es como se pararon los de arriba. Equipo ancho, que intentó aprovechar las espaldas de los laterales rivales y los 4 de arriba que si bien partían así, podían cambiar de una jugada a la otra intercambiando posiciones. Los laterales participaron mucho del juego yendo, apareciendo arriba y con la pelota en los pies. Buena actuación de Herrera en la vuelta a la titularidad luego de la lesión. Era una linda noche para ver a aquellos que no jugaron por el torneo, poder espiar a algunos jugadores nuevos y otros que vuelven. El técnico también aprovechó para darle confianza a algunos hombres como Melano y Uvita que entraron en los últimos minutos para complicar en velocidad, también ingresó Jalil Elías para darle aire al medio. Se ven rasgos de un equipo intenso que intenta aprovechar las bandas y la velocidad de los de arriba. En el juego no brilló pero fue inteligente en una cancha que sufrió las consecuencias de lluvias constantes, por momentos intentó asociarse pero como no pudo jugó en largo a las espaldas de los defensores, hasta prescindiendo del medio que no hizo pie y otro por decisión estratégica. Hizo el partido que tenía que hacer y sacó las diferencias que debía sacar. San Lorenzo cumplió.

La Copa Argentina es rara, es un torneo que está bueno por los batacazos siempre y cuando no te toquen en contra. Para los rivales de categorías más bajas es el partido de sus vidas y eso empareja la cosa. Tiene algunas lindas historias que permite a clubes más humildes jugar con un equipo grande y que en la misma cancha haya tipos que tienen un laburo aparte y otros que han jugado copas del mundo. Hablando de eso la mañana del partido mi viejo me contó que cuando era pibe iba con amigos del barrio a la vieja cancha de Liniers en Gaona y General Paz a esperar afuera que alguna pelota se vaya para llevársela me pareció un historia pintoresca que iba a contar si ganábamos, y como ganamos la cuento. Por suerte, por jerarquía, por planteo y por pegar en los momentos justos hoy evitamos lo que nos ha pasado en las últimas donde quedábamos afuera de arranque con un equipo de categorías inferiores. Sí, es poco, pero es un avance.

Ganó San Lorenzo, ganó bien y muestra ideas interesantes. Ojalá se sostengan y se mejoren.

“Es necesario en estos partidos potencialmente tan desparejos en lo futbolístico para uno y en lo anímico para el otro arrancar ganando para evitar sorpresas. San Lorenzo lo hizo.”

Continuar leyendo

El 1×1 contra Liniers

19/Feb/21

En el estadio José María Minella, el Ciclón derrotó 3 a 0 a Liniers por los 32avos de la Copa Argentina.

Los goles fueron de Alexander Díaz y Óscar Romero (x2)

El 1×1 de la victoria:

Devecchi 6
Herrera 5
Coloccini 6
Donatti 5
Rojas 6
Insaurralde 5
Óscar Romero 7 (figura)
Menossi 5
Ángel Romero 5
Troyanski 5
Díaz 6

Melano 6
Fernández s/p
Elías s/p
Braghieri s/p
Rosane s/p

San Lorenzo le ganó 3 a 0 a Liniers en su primer partido de la Copa Argentina 2021

Continuar leyendo

Debut y aplausos

14/Feb/21

8 minutos le duró a San Lorenzo toda la novela del verano nefasto del 2020/21. Ni llegamos a los 10 minutos de juego y el goleador Pittón y el discutido Di Santo vacunaron de forma temprana a Arsenal, y a varios nos bastó, para olvidarnos del escándalo de Piatti, la ida de Soso, los 15 mil de los Romero y otras fábulas de las que (como se dice en el viejo diccionario machirulo del fútbol) nos dejó el “cabaret” del vestuario azulgrana. El San Lorenzo de Dabove tuvo una ráfaga de 30 minutos de buen juego, donde volvimos a tener mitad de cancha y los refuerzos jugaron como si conocieran a sus compañeros desde hace mucho tiempo. Los hermanos Romero mientras tanto miraban el partido desde el banco, por una decisión que, al parecer, fue más para disciplinar que por cuestiones futbolísticas. Luego Arsenal descontó y el partido terminó sufrido, algo a lo que los cuervos estamos acostumbrados. Así en su debut en esta Copa de la Liga San Lorenzo venció a Arsenal por 2 a 1, en un buen debut que nos devolvió la sonrisa ante tanta oscuridad, y que le permitió al técnico Dabove sumar algunos puntos dentro de tanto escepticismo que rodea el entorno azulgrana.
Hay cosas de la nueva normalidad que cada vez se hacen menos tolerables. Una de ellas es ver los estadios vacíos. Que diferente hubiera sido la noche, si el Nuevo Gasómetro estaba lleno de gente en su debut en esta Liga. ¿Qué hubiera pasado cuando se nombraran a los Romero en el banco de suplentes en las tribunas locales? ¿Algún canto o griterío se hubiera escuchado en referencia a los escándalos del fin de año? O una vez más se confirmaría que twitter es solo una burbuja fuera de la realidad mundana. Por suerte para muchos, nunca lo sabremos. Pero si hay algo que da el fútbol es revancha y esa revancha hace olvidar bastante el pasado. Pero por ahora, San Lorenzo puede volver a sonreír. Y esa sonrisa es picarona, porque tiene de fondo una fuerte decisión del técnico local. Ya que en los once iniciales, hubo sorpresas. San Lorenzo salió a la cancha con sus tres nuevas incorporaciones en el equipo titular, Braghieri, Elías y Melano fueron desde el inicio, y para sorpresa de muchos, ningún Romero estuvo en el campo de juego. Por otro lado, el técnico bancó a otro discutido, dejó a Di Santo y su elección tuvo premio.
Los primeros 8 minutos del conjunto local fueron de alto vuelo. En la primera jugada de peligro, el Torito Rodríguez recuperó una pelota vital en el círculo central, se la toco rápido a Uvita Fernández que habilitó al debutante Elías y ejecutó un centro rasante que fue enviado rápidamente al córner por la defensa de Arsenal. La segunda jugada de ese córner abrió el marcador. La defensa de Arsenal despejó el envío en altura, pero Elías anticipó el despeje dejándole la pelota de espaldas al arco a Gattoni, quién con un gran gesto técnico habilitó a Uvita adentro del área. Éste con la potencia que lo caracteriza, ejecutó un centro rasante para que el goleador Pittón ponga debajo de arco el uno a cero. En cuatro minutos San Lorenzo ganaba por empuje el partido. Pero eso no fue todo. Un Ramírez enchufado empezó a hacerse cargo de la pelota, y con empuje llevó a San Lorenzo hasta la puerta del área rival. A los ocho minutos, una serie de rebotes que controló San Lorenzo con mucha gente en ataque, terminó en una apertura para Peruzzi que había quedado sobre el costado derecho y que le permitió meter un centro perfecto para que Di Santo cabecee con elegancia europea y se saque la mufa que lo acompaña desde que llegó al Ciclón. San Lorenzo 2-Arsenal 0.
Con dos llegadas con mucha gente y aprovechando los rebotes el ciclón se puso en ventaja rápido y le permitió pensar de otra manera el partido. Di Santo confiado empezó a ser un faro para los pelotazos largos. Tanto era así, que consiguió una falta cerca del área que Ramírez aprovechó para ejecutarlo y buscar el ángulo derecho de Navarro, que voló justo y envió la pelota al córner. A los pocos minutos de nuevo Di Santo retrocedió bien y cabeceó en mitad de la cancha para abrirle la pelota a Uvita Fernández, que luego de acomodarse en el área metió un remate que se fue cerca del palo de Navarro.
San Lorenzo en esta primera etapa fue el claro dominador del encuentro, no dejando salir fácil a Arsenal, presionando alto y conteniendo en el medio no sólo con los tres mediocampistas, sino también con un gran despliegue de los puntas. Entre sus puntos más altos en esta etapa de juego, hay que nombrar a un Ramírez enchufado con la pelota (aunque en algunas oportunidades le costó largarla antes de perderla) y a un Jalil Elías corriendo mucho y con precisión en los pases. San Lorenzo además, no se complicaba con la pelota en el fondo. Salió varias veces a buscar el pelotazo largo y a encontrar jugadas simples que lo posicionen rápido en el campo rival. A los 22 minutos, Di Santo tuvo otra oportunidad de gol, cuando luego de un mal despeje de Navarro, aprovechó rápido la jugada y pegándole desde el piso saco un remate que se fue cerca del travesaño. El experimentado nueve también tuvo un buen primer tiempo, que no desentonó con los otros dos compañeros de adelante, con un Melano que corrió mucho pero estuvo un poco impreciso y un Uvita Fernández que cumplió y metió como siempre.
Ya a los 27 minutos Arsenal se despertó y San Lorenzo empezó a perder la pelota. En una de esas, tuvo un tiro libre peligroso que Monetti sacó al córner. Y con los córners empezó a ser un poco más protagonista. Varias veces hicieron una jugada parecida, la jugaron corta, y la tiraron al área al segundo palo. El primer intento de estos se fue cerca. Pero el segundo no. De nuevo jugaron el córner por izquierda para atrás, para que Emiliano Papa se la vuelva a dar a Castro y para que este meta un centro en el segundo palo y Navas ponga el 2 a 1 a los 30 minutos del primer tiempo.
Luego de esto San Lorenzo volvió a tener un poco más la pelota, pero no arriesgó mucho y empezó a estar impreciso. Ramírez perdió la pelota dos veces en mitad de cancha y regaló dos contras que por suerte no terminaron en nada. Los tres de arriba ya no bajaban tanto y se quedaron plantados en una línea de tres que se despegó de Ramírez y Elías, quedando un equipo muy separado. Aun así, hubo algunos corners y tiro libres que no se ejecutaron bien pero que dieron tiempo para que termine el primer tiempo y Arsenal desaproveche las pocas jugadas que tuvo a su favor.
El segundo tiempo, fue más parejo y de ida y vuelta. Al principio San Lorenzo tuvo mejor la pelota, recuperaba bastante en mitad de cancha y hacía circular la pelota entre los suyos. Una de las mas claras, fue una buena corrida de Melano toda por el costado derecho que termino en un centro atrás que no pudo aprovechar Uvita en la primera jugada, pero que en la segunda, si le permitió acomodarse y meter un buen remate que tapó Navarro.
Pero el ida y vuelta no paraba. Y hay que agradecer que Gattoni por algo le cayó bien al arbitro Espinoza, que no le cobró varias faltas. A los 8 minutos, Arsenal casi empata el partido, cuando luego de un centro pasado, colocaron una pelota filtrada para Navas, quien alcanzó a tocar la pelota por encima de la salida rápida de Monetti, pero la misma cruzó toda el área chica y fue despejada por el Torito Rodríguez.
San Lorenzo se paró con Melano (que recuperó varias pelotas) y Uvita un poco más atrás de Di Santo, casi con un 4-1-2-2-1. Y con el equipo así plantado a Arsenal le empezó a costar salir, pero cuando San Lorenzo se desarmaba, Arsenal encontraba huecos para filtrarse por los costados. Ramírez se hacía por momentos dueño de la pelota y en menos de dos minutos hizo amonestar a Navas y a Emiliano Méndez por dos faltas en la mitad de la cancha. Di Santo se perdió el tercer gol, luego de que en un mal despeje de Arsenal tras un tiro libre del Ciclón, la pelota le quedó servida entrando al área por la derecha. Y aunque cargó con fuerza para meter un remate cruzado, el tiro le salió al medio del arco, donde estaba Navarro que cerró justo las piernas y la envío al corner.
La calidad de Ramírez aparecía en mitad de cancha, para jugar y el empuje de Uvita para conseguir entre otras cosas un córner pícaro, que si hubiera habido hinchada local sin lugar a duda hubiera bajado una ovación. La última jugada de Ramírez fue un remate potente en la media luna del área que sacó Navarro al córner, luego de eso una molestia en el muslo derecho lo dejó un rato en el piso. Y en la jugada siguiente Dabove lo sacó para que entre Menossi. En la misma acción entró Ángel Romero por Melano, de buen partido. Finalmente, uno de los titulares “indiscutidos” volvía al campo de juego. No sabemos qué hubiera pasado si el público local estaba en el estadio. Pero la poca parcialidad solo aplaudió la salida de Ramírez mientras Ángel entró en silencio al campo del Bidegain.
A los pocos minutos Di Santo, con poco talento técnico, intentó desbordar por derecha y no sólo fracasó, sino que además se lesionó. Permitiendo que entre Alexander Díaz y al mismo tiempo el técnico aprovechó para ingresar el otro paraguayo, cambiando a Óscar Romero por Uvita Fernández. Dabove aprovechó que todavía se pueden hacer 5 cambios para tener un ataque fresco. Aunque los cambios tal vez desordenaron un poco al equipo ya que Arsenal tuvo por un rato largo la pelota.
El técnico de Arsenal Rondina (de gran show durante toda la noche) fue por más y aprovechó también los 5 cambios para darle aire a su equipo que tuvo algunas jugadas claras, pero que no parecía encontrarle la vuelta a la defensa de San Lorenzo.
A los 38 minutos el “Yacaré” Herrera volvió a pisar un campo de juego luego de la lesión que lo dejó afuera durante todo el 2020. El juvenil ingresó por Gino Peruzzi, quien sufrió una molestia y tuvo que salir del campo de juego. Sobre el final del partido San Lorenzo no logró encontrar la pelota. Ni Ángel ni Óscar entraron bien, se los vió desordenados y no quedaba en claro quien estaba de punta y quien estaba más atrasado para tener la pelota. Alexander fue el único que entró un poco mejor, pero sin claridad. Aun así, en el minuto 46 entre los tres lograron recuperar una pelota y con varias imprecisiones llegaron al área rival, pero Ángel nunca logro acomodarse y malgastó la jugada sin ni siquiera pegarle al arco.
El final fue de mucho nerviosismo. Arsenal empujaba con poco, pero el Ciclón no respondía. En el minuto 47 el árbitro nos perdonó la vida y no cobró una jugada polémica en el borde del área. La misma siguió y Herrera comandó una contra en donde habilitó a Alexander Diaz, que en vez de definir por arriba, remató fuerte al medio para que Navarro saque la pelota al córner y salga corriendo desesperado a reclamarle al árbitro la falta no cobrada y ganarse una amarilla infantil.
El partido terminó con un gran grito de desahogo por parte de los jugadores y de los pocos espectadores locales. San Lorenzo ganó por que tuvo unos primeros 30’ minutos excelentes. Luego de eso, le costó mucho, pero aun así hizo un muy buen partido si tenemos en cuenta que es el debut y que el técnico busca cambiar el chip de un plantel que viene con varios inconvenientes. A favor del técnico, pudo mostrar que no hay jugadores imprescindibles y que los refuerzos que trajo pueden cumplir. Ahora falta seguir dándole funcionamiento al equipo, sumar a los Romero al esquema y seguir sumando puntos.

La crónica de Nahuel March que estuvo en el estadio viendo el buen inicio del equipo de Dabove

Continuar leyendo